Home » noticias sobre la dehesa » Los ganaderos, arquitectos del paisaje, miran ahora a la Red Natura 2000

Los ganaderos, arquitectos del paisaje, miran ahora a la Red Natura 2000

Los ganaderos son en parte responsables del actual estado de conservación de muchos ecosistemas, del modelado de sus paisajes y de la rica biodiversidad que albergan.

Las dehesas son el paradigma de esa intensa intervención humana que ha acabado generando ecosistemas prácticamente exclusivos del sur de Europa, en los que el bosque claro -sobre todo de encinas y alcornoques- convive con el pasto que alimenta al ganado; ecosistemas donde la rentabilidad económica convive con la sostenibilidad ambiental y con los valores culturales.

Son también uno de los mejores ejemplos para comprender el significado y los valores de la red ecológica Natura 2000, el principal instrumento de conservación de la biodiversidad del que se ha dotado la UE y con el que se pretende asegurar a largo plazo la supervivencia de las especies y de los mejores hábitat.

Ahí tiene su hueco la dehesa, considerada un paraíso ecológico por tratarse de ecosistemas en los que conviven muchas especies ganaderas (cerdos, vacas, ovejas, cabras o abejas) con la fauna silvestre más representativa de la península ibérica (águilas, nutrias, cigüeñas, jabalíes o ciervos).

Los ganaderos, artífices durante siglos de esa explotación equilibrada y no abusiva de los recursos, exploran en la actualidad las posibilidades (económicas, financieras y de diversificación) que les puede brindar esa red europea, y numerosas instituciones públicas y fundaciones están haciendo un esfuerzo para ayudar a esos profesionales a descubrir esas oportunidades.

Una apuesta por diversificar la actividad económica

Con el apoyo de la UE y de la Fundación Biodiversidad (dependiente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente), la Fundación Fernando González Bernáldez para los Espacios Naturales (creada por las universidades Complutense, Autónoma de Madrid y Alcalá de Henares) está organizando en varias comunidades cursos sobre prácticas agroganaderas sostenibles y sobre las oportunidades que los profesionales pueden hallar en Natura 2000.

Cursos centrados en la gestión que se debe hacer para compatibilizar la conservación de la naturaleza con la actividad económica, pero también en las posibilidades que los ganaderos tienen de recibir fondos comunitarios y de diversificar su actividad apostando también por el agroturismo, el turismo de naturaleza, la educación ambiental o la artesanía alimentaria.

No es fácil, porque los promotores de estos cursos y talleres chocan con las reticencias que la Red Natura 2000 despierta entre muchos profesionales del campo.

Antonio Gamonal es ganadero; preside la Asociación de Ganaderos 2008 y es vicepresidente de la Federación Española de Pastores y Ganaderos y de la Asociación en Defensa de la Dehesa. “Paradójicamente, la red Natura 2000 tendría que ser una oportunidad, y está siendo una carga”, ha señalado.

A su juicio, el necesario equilibrio que se debe conseguir en la dehesa entre naturaleza, ganadería y economía está en la actualidad “en precario”, pero los ganaderos -dice- no consiguen el apoyo suficiente para regenerar las dehesas y asegurar que éstas perduren.

Según Gamonal, no debería existir ninguna limitación “que no tuviera una compensación”, y ha aseverado: “la red Natura 2000 genera toda una serie de limitaciones al desarrollo de las explotaciones y sin embargo no tiene compensaciones”.

 Críticos, pero expectantes 

Aunque su posición hacia Natura 2000 es muy crítica, Antonio Gamonal es uno de los muchos ganaderos apuntados a esos cursos que repiten en España para dar a conocer las oportunidades de esa red.

“Europa y la Red Natura 2000 nos tienen que demostrar que efectivamente va a ser una ayuda más que una carga; ésa es la apuesta”, ha señalado a EFE Antonio Gamonal, y ha insistido en la importancia de que las autoridades españolas y europeas perciban las reticencias que la red Natura 2000 despierta entre muchos profesionales del campo.

Entre las instituciones públicas y los profesionales, algunas organizaciones han empeñado parte de su labor en concienciar a los agricultores y ganaderos del valor natural que pueden albergar sus explotaciones y de que la conservación de esos valores depende en gran parte de su actividad.

Es el caso de la Fundación Global Nature; su responsable en Extremadura, Laura García, ha señalado a EFE que sin la implicación de los agricultores y de los ganaderos, el objetivo de la Red Natura 2000 de asegurar la conservación de los mejores hábitat de Europa será “mucho más complicado de conseguir”.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.efeverde.com/noticias/los-ganaderos-exploran-las-oportunidades-que-les-puede-brindar-la-red-natura/




Archivos

Translate »