El Consejo de Jamon de huelva apuesta por el crecimiento y sigue luchando por el cambio de nombre

Las perspectivas para este año y para la próxima montanera 2015/2016 con las que trabaja la Denominación de Origen Protegida Jamón de Huelva parecen positivas. Es muy probable que el número de cerdos que se engordarán en esta montanera aumente con respecto a la pasada, dado que el sector tradicional, aún continuando en crisis, tiene que rentabilizar sus dehesas y sus instalaciones elaboradoras. Además, si la demanda de jamón de máxima calidad comienza a crecer es necesario alcanzar su equilibrio con la oferta. Evidentemente, la oferta de un jamón de máxima calidad no se improvisa de un día para otro, sino que hay que planificarlo al menos con cuatro años de anticipación.

En cuanto al sector elaborador, la tendencia actual es que se están produciendo inversiones de grandes grupos cárnicos, líderes en nuestro país, para realizar nuevas instalaciones o comprar algunas de las existentes. Este hecho provocará que en los próximos años haya que estar muy atentos en la Sierra a la coexistencia del subsector ibérico tradicional y del subsector del ibérico de economía de escala.

Guillermo García-Palacios expone la clave de la solución con “Sánchez Romero Carvajal dentro de la DOP y, a su vez, el cambio de nombre a DO Jabugo”.

El presidente se muestra convencido de que es más fácil ahora “el cambio de nombre porque incluso hay una sentencia judicial a favor” (en septiembre, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid reconoció la modificación del nombre de la DO Jamón de Huelva a DO Jabugo), pero “trabajamos en la buena dirección en ambos frentes”.

El cambio de nombre a DO Jabugo “solucionaría muchos problemas y no es normal que llevemos casi ocho años hablando del cambio sin conseguirlo”, lamenta. “Cada día que pase será más difícil porque Europa pone plazos y restricciones para la protección de nombres” aunque “esperemos hacerlo antes que sea demasiado tarde” apostilla García Palacios.

Todas las gestiones que lleva a cabo el Consejo Regulador se realizan con el objetivo de “luchar en pro del sector tradicional y la calidad que la DOP y Sánchez Romero tenemos, como bien se reconoce a nivel mundial, y el consumidor exige” y frente “a estas grandes empresas que apuestan más por la cantidad y de la que estamos – indica en varias ocasiones-, encantados que inviertan en la zona”.

García Palacios también es consciente que en cantidad “ahora mismo no podemos luchar con nadie”, pero en “calidad tenemos la marca agroalimentaria más importante del país” y sin “bajar la calidad en ningún momento necesitamos también más volumen por la bajada de los últimos años y porque toda la vitola anual que sale de la DOP se vende siempre”. Por este motivo, esa unión que sugiere con la empresa del Grupo Osborne “aportaría la cantidad necesaria sin bajar la calidad obligada”.

La provincia de Huelva representa el 10% del sector del ibérico nacional, siendo la gran mayoría de la producción de ibérico de bellota, concentradas en la Sierra y Andévalo.

De hecho, Huelva es la primera provincia productora de cerdo ibérico de bellota 100% en Andalucía, región que representa junto a Extremadura el 90% de la producción a nivel nacional.

La industria cárnica de la provincia supone el 24,1% de la industria agroalimentaria de la provincia y a nivel andaluz, la segunda provincia, tras Granada.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.huelvainformacion.es/article/huelva/1968922/consejo/apuesta/por/crecimiento/y/sigue/luchando/por/cambio/nombre.html