El Magrama no modifica los criterios de las ayudas de la PAC a los pastos

El Coeficiente de Admisibilidad de Pastos no se modificará y, por tanto, los ganaderos recibirán una ayuda menor de la Política Agraria Común (PAC) por los aprovechamientos de montes. El secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), Carlos Cabanas, fue rotundo ayer en la reunión que mantuvo con las organizaciones profesionales agrarias, asunto que también dejó claro el presidente del Fondo Estatal de Garantía Agraria (Fega), Ignacio Sánchez, en un encuentro con representantes de las comunidades autónomas.

Ante esta noticia, el secretario general de Asaja, José Antonio Turrado, dio por perdida la reivindicación y responsabilizó al Gobierno central y a la Junta de Castilla y León de las pérdidas que sufrirá la ganadería por una aplicación más restrictiva del coeficiente. Asaja-León fue la primera organización en denunciar una situación que perjudica a los ganaderos y «devalúa el valor de los pastos, que en León son, en su mayoría, propiedad de las juntas vecinales».

Reglamentos

En una nota de prensa, el Magrama señalaba ayer que el Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP) es de «obligada aplicación». Su función es la de «adecuar a la realidad las superficies de pastos declaradas por los ganaderos, una vez deducidas aquellas partes no acordes como superficies de pastos que recogen los Reglamentos de la PAC». Además, las competencias sobre su cálculo es de las comunidades autónomas, que debían haberlo aplicado ya en 2007. Sin embargo, no todas las autonomías pusieron en marcha el CAP, motivo por el que ahora corren el riesgo «de sufrir correcciones financieras en la percepción de las ayudas de la PAC destinadas a pastos».

El Magrama señala que en octubre fue necesario presentar a la Comisión Europea un plan para la correcta aplicación del PAC en España a fin de «evitar la suspensión de los pagos a las parcelas y recintos declarados pastables» y que el ministerio ha puesto a disposición de las administraciones regionales los medios técnicos necesarios, incluida la tecnología Lidar —por la que se obtiene un perfil de los terrenos gracias al barrido con láser de terrenos desde una aeronave—, para el cálculo del CAP.

La posible ampliación

El ministerio recuerda que existe la opción de «utilizar un coeficiente corrector al alza para adaptar el CAP» a superficies arboladas en dehesas, asegurando un coeficiente «acorde con su especial aprovechamiento de pastos» y ha trasladado «la posibilidad de tener en cuenta las prácticas de pastoreo tradicional» de cada zona «y adaptar su coeficiente de admisibilidad».

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/magrama-no-modifica-criterios-ayudas-pac-pastos_967297.html