Home » Cerdo iberico » El último respaldo judicial a la norma de calidad del ibérico blinda al sector

El último respaldo judicial a la norma de calidad del ibérico blinda al sector

Confianza de cara al futuro gracias a la minimización de la incertidumbre normativa y a la posibilidad de seguir persiguiendo a la competencia desleal es la lectura que el sector del ibérico de la provincia hace del último episodio judicial al que se ha enfrentado la Norma de Calidad del Ibérico. La última decisión de un tribunal avalando la norma actual, el Supremo de Castillo y León, se recibe en Huelva como un blindaje de las reivindicaciones históricas del sector en cuanto a la diferenciación de su excelencia con respecto al resto de ibéricos que se producen en España. Y es que a finales del mes pasado, el Tribunal Supremo de Castilla y León falló en contra de un recurso interpuesto ante los artículos 4 y 5 del texto normativo al considerar que las indicaciones del tipo racial y del porcentaje de raza ibérica son necesarias para proporcionar al consumidor una información esencial del jamón, paleta o caña de lomo.

El sector onubense aplaude esta decisión por ser lo justo en lo que se refiere al consumidor y lo más beneficioso para la provincia, ya que la mayor parte de la producción del ibérico en Huelva es pata negra, es decir, ibérico puro y de bellota.

Desde la Asociación de Industrias de la Carne de Huelva, Antonio Carrasco, su portavoz, confirma la buena noticia para los productores y comercializadores onubenses. “En principio, no se prevén más recursos en contra de la normativa actual” por lo que la última decisión judicial puede interpretarse como un blindaje más de la norma ante el que cualquier recurso posible en el futuro tendría pocas posibilidades de éxito. Es en este sentido en el que el sector onubense del ibérico toma fuerza y confianza de cara a los próximos años, amparado por una normativa estable y contundente que les beneficia y que escapa ya a los vaivenes judiciales a los que ha estado sometida en los últimos años, desde que en 2007 se publicara el Real Decreto 14469/2007 por el que se aprueba la norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibéricos.

Carrasco confirma las buenas expectativas tras la decisión del supremo castellanoleonés. “Es cierto que la norma ha dado confianza al sector y esta es la base para el crecimiento del negocio porque te da seguridad. Esta decisión judicial nos da aún más confianza”. Asegura que una de las claves más importantes de la nueva regulación es que “nos ha permitido eliminar o, al menos, perseguir y denunciar a la competencia desleal” aunque, comenta, que desde la entrada en vigor de la nueva norma en 2011 no han sido necesarias muchas denuncias ya que “el sector a nivel nacional está respetando la norma”.

La nueva regulación ha sido fundamental en la evolución del volumen de negocio pero Antonio Carrasco focaliza las claves de la retrospectiva más reciente en la incipiente recuperación económica y en el equilibrio de las existencias. “La norma nos ha ayudado mucho pero en 2008 sufrimos un golpe muy fuerte con la crisis. Teniendo en cuenta las previsiones a las que condujeron los años de bonanza, los ganadores sacrificaron a muchos animales y sufrimos durante muchos años un excedente de existencias” que se enfrentaba a una demanda menguante. El portavoz de la asociación de la industria de la carne se apoya en datos contundentes. “Al final de 2007 y durante los años 2008, 2009 y 2010 se sacrificaron muchos cerdos, entre ibérico de cebo y de bellota, nos acercamos a los cinco millones de sacrificios. Entre los años 2013 y 2014 hemos estado rozando los tres millones. Ha habido una reducción importante y eso nos ha permitido recuperarnos. Pero sin duda, la norma ha sido fundamental para el renacer del ibérico de Huelva en España”.
Puede encontrar la noticia en:
Translate »