Home » 2017 » Enero

Monthly Archives: Enero 2017

Sube un 8 % precio de porcino ibérico en 2016 y surge temor a nueva “burbuja”

El precio del porcino ibérico extremeño subió durante el pasado año en torno a un ocho por ciento en relación a 2015, debido a la buena situación que atraviesa este sector, lo que ha motivado un mayor interés por parte de los productores, pero también el temor de una nueva “burbuja”.

El presidente de la organización agraria Asaja Extremadura, Ángel García Blanco, ha destacado lo incrementos de la demanda y el buen comportamiento del consumo, con lo que se mantiene al alza la línea experimentada en 2015.

Ha explicado que durante la última Navidad no hubo oferta suficiente de jamones ibéricos de bellota para abastecer el mercado, debido al interés del consumidor y al hecho de que no había una producción suficiente para atender tal demanda.

García Blanco ha recordado que el jamón ibérico de bellota precisa de tres años de curación y en aquella fecha no hubo una gran producción.

El cerdo ibérico de bellota se encuentra en la actualidad en torno a los 36 euros por arroba (11,5 kilos) y el de cebo en los 24 euros, mientras que en el caso de Denominación de Origen (DO) ha llegado a alcanzar los 40 euros, lo que demuestra la “boyante” situación del sector.

“Los precios están muy bien actualmente y ojalá se puedan mantener en las cotizaciones actuales”, ha manifestado Ángel García Blanco.

Por su parte, la producción del ibérico de cebo creció durante 2016 en la comunidad autónoma casi un 42 por ciento en relación a años anteriores.

De todas formas, Ángel García Blanco espera que “no se repita” la “burbuja” del cerdo ibérico vivida antes de la crisis, cuando accedieron al sector empresas sin experiencia, lo que tuvo “grandes consecuencias” como el cierre de explotaciones con la llegada de la recesión económica.

En este sentido, ha precisado que con la crisis desaparecieron un gran número de explotaciones, principalmente de empresarios que procedían de sectores como el inmobiliario, entre otros.

La organización agraria ha detectado ya “cierta tendencia” a que se produzca una situación de desembarco similar en el sector en los próximos tiempos, aunque en menor dimensión, lo que genera cierto “temor” pues hay que tener “cuidado” con el incremento del censo del ganado.

Este incremento de la producción acelerado haría bajar el precio, llevaría a saturar de producto el mercado y pondría al sector otra vez en dificultades cuando la situación económica y el consumo no fueran tan boyantes, ha concluido.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.finanzas.com/noticias/empresas/20170129/sube-precio-porcino-iberico-3558776.html

El jamón ibérico se recupera de una burbuja peor que la inmobiliaria

Si hubo en España una burbuja comparable con la inmobiliaria, esa es la del jamón ibérico. El producto español, hoy símbolo de excelencia, llevaba casi dos décadas de crecimiento imparable desde la aprobación de la denominación de origen de Guijuelo, en 1982.

Una campaña de marketing había promovido la calidad artesanal del producto y en pocos años el consumidor interpretó que el jamón ibérico era sinónimo de un producto de mayor calidad que el serrano.

En plena borrachera inmobiliaria, un nutrido grupo de constructores comenzaron a invertir en este sector, que no dejaba de crecer y que entonces aportaba una rentabilidad del 5% en comparación con la de los productos financieros que apenas alcanzaban el 1%.

“Llegaron a comprar jamones para curarlos pero muchos también crearon empresas para criar cerdos y producir jamón ibérico. Fue un movimiento especulativo que hizo que 2008 se produjeran 10 millones de jamones ibéricos y 10 millones de paletas ibéricas, una cifra completamente desproporcionada para el mercado español. Eso provocó lo que se conoce como la crisis del cuñado”, explica Juan Antanasio Carrasco, director general de la marca de ibéricos Carrasco y vicepresidente de la patronal Iberaice.

Pinchazo ibérico  

De repente, los pequeños ganaderos que habían aprendido a criar a los cerdos ibéricos libres bajo los encinares extremeños se toparon con una burbuja inesperada. La industria de la construcción ha tardado años en digerir su excesos, pero en la alimentación, el producto perecedero exigía una rápida colocación.

El exceso de oferta hizo que el precio del ibérico cayera en picado. Muchas piezas tuvieron que ser rematadas y vendidas a 80 euros, la mitad del precio de mercado y al mismo nivel que el jamón serrano.

En una industria dominada por pequeñas empresas y con una producción atomizada, la llegada de empresarios de la construcción supuso una distorsión catastrófica.  “Las ventas cayeron el 60% y tuvieron que cerrar muchos ganaderos. Esa purga ocasionó que todos los que llegaron al sector a especular cayeran. Lo malo es que también perjudicó al resto”, explica el vicepresidente de la patronal.

Recuperación hasta las 6 millones de piezas  

La purga de la industria tocó fondo en 2011 y desde entonces ha comenzado el proceso de recuperación. Los ganaderos y criadores del ibérico en el norte de España registran al menos cinco años de buenos resultados.

“Ha habido un aumento de actividad en los mataderos y también en la venta en los supermercados. Los precios se han recuperado y los ganaderos cobran a los mataderos hasta 3 euros el kilo. Conozco caso de criadores que han dejado de criar cerdo blanco (para la producción de jamón serrano) para comenzar a criar ibérico porque creen que está siendo más rentable”, explica el portavoz de la Asociación Española de Criadores de Cerdo Ibérico, Aeceriber, Manuel José González.

Con el regreso a la normalidad, el precio del ibérico ha vuelto a subir. Tras cuatro años de recuperación de la producción y dos años de fuerte crecimiento de ventas, el sector cerró en 2016 con un crecimiento de ventas del 10% con un total de 6,2 millones de piezas. El ibérico vuelve a engordar.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.economiadigital.es/es/notices/2017/01/jamon-iberico-burbuja-88491.php

Extremadura demanda un trato diferenciador en la PAC para la dehesa por su vulnerabilidad

La Junta de Extremadura ha propuesto una reforma sobre la consideración de dehesa en la Política Agraria Común (PAC) que incluya un tratamiento diferenciado y adecuado para este ecosistema y otros pastos arbolados y arbustivos que están en una situación vulnerable en varios aspectos.

Así lo ha dicho hoy en Mérida la directora general de Política Agraria Comunitaria, Yolanda García Seco, que ha comparecido ante la Comisión de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias, Territorio, Administración Local e Interior, Urbanismo y Transporte de la Asamblea de Extremadura.

García Seco ha explicado que es precisa esa distinción para la dehesa y que pueda aplicarse al régimen de ayudas de la PAC.

Esta cuestión afecta a las actuales normativas europea y nacional, y se ha trasladado al Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) y a otras regiones para elevarla a la Comisión Europea.

Para García, la aplicación de las sucesivas reformas de la PAC pone en peligro la continuidad de este ecosistema, que se encuentra en una situación de vulnerabilidad económica y amenazado por otros problemas de índole sanitario y medioambiental.

A su juicio, el problema radica en las diferencias de criterio que, sobre la consideración de la dehesa como superficie pastable, han supuesto para el Estado sanciones que alcanzan los 300 millones de euros.

Con el fin de aplicar el Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP) exigidos por la Comisión Europea, la Junta ha elaborado una capa de dehesa que se incorpora al registro de explotaciones.

En esa capa están incluidos terrenos cuya especie principal es el quercus en recintos declarados como pastos arbustivos, pastos arbolados y pastizales, y se excluyen los roquedos.

Además, se ha hecho una capa de pastos medioambientalmente sensibles y se han reconocido las prácticas locales establecidas en el norte de Cáceres y en las fincas comunales.

Según García, Extremadura ha perdido más de 333.000 hectáreas de superficies admisibles de pastos como consecuencia del CAP, por lo que salen del sistema y no podrán recibir ayudas más allá de 2020 en el caso de que la redistribución de ayudas fuera mediante una “tasa plana”, como amenaza la UE.

“Es importante ampliar y consolidar las superficies admisibles en las explotaciones agrarias de cara a futuras reformas, así como implementar las hectáreas declaradas anualmente”, ha agregado.

La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio expondrá los problemas de la dehesa en la comisión del área del Parlamento europeo con la finalidad de sensibilizar a las instituciones comunitarias acerca de la necesidad de su protección.

Esta problemática está relacionada con la definición de pastos permanentes, que son aquellas superficies que tienen plantas como gramíneas y otros forrajes herbáceos en pastos naturales.

Las imposiciones de la normativa suponen un arduo trabajo del Ejecutivo regional puesto que hay que verificar un millón y medio de hectáreas.

Por todo esto, García ha asegurado que han realizado propuestas para la modificación de la normativa que mejoren la gestión de las dehesas y darles visibilidad.

Además, ha agregado que el Gobierno extremeño constituirá un grupo de trabajo de técnicos y expertos para la reforma de la PAC a partir de 2021 y tratará, también, la dehesa.

Los grupos políticos presentes en la comisión, los del PP, el PSOE y Podemos, han mostrado su apoyo a la Junta sobre la propuesta para la Comisión Europea y han ofrecido su colaboración.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/extremadura/extremadura-demanda-trato-diferenciador-pac-dehesa-vulnerabilidad_994319.html

¡¡¡Salvemos a la Dehesa!!!

Tenemos una especial preocupación en la Fundación Savia por las difíciles circunstancias que atraviesa la dehesa y su fiel y leal compañera la ganadería extensiva, con la que forma un binomio inseparable. Ambas están amenazadas de desaparición debido a una serie de problemas que están coincidiendo en el tiempo, no se sabe muy bien si de forma casual o por falta de previsión debido al desconocimiento sobre ellos.

Esta anómala situación, francamente preocupante para todos los ciudadanos, la vienen denunciando los miembros de esta Fundación siempre que pueden, en cualquier lugar y ante cualquier representante público, desde hace años, sin que hasta ahora hayamos podido influir en el cambio del errático camino que se está recorriendo; y esto es un enorme riesgo, porque estamos dejando morir a una auténtica “joya medioambiental, social y cultural” de las más valiosas que existen tanto en la Península Ibérica como en la Unión Europea, de la que formamos parte como país miembro y con la que tenemos obligaciones contraídas voluntariamente para su protección y conservación. Obligaciones que quedan reflejadas tanto en la propia legislación europea (Directiva 43/92 de Hábitats) como en las contraídas con un Organismo Internacional de la importancia de la UNESCO, que la tiene declarada Reserva de la Biosfera.

OCULTAR PUBLI X

La importancia de la dehesa

Ante esta situación injusta y de desamparo en la que se encuentra la dehesa, debemos asumir la responsabilidad y la necesidad de involucrarnos en esta extraordinaria y atractiva tarea de salvación. Nos va mucho en ello a todos los ciudadanos, pues la Dehesa es paisaje, biodiversidad, sumidero de carbono, utensilio amortiguador del cambio climático y herramienta de lucha contra el fuego y la desertización, que además nos enriquece con valores naturales, pues trae armonía al campo y nos llena el espíritu de paz y tranquilidad cuando tenemos la oportunidad de observarla en silencio siendo pastoreada de forma paciente y acompasada por nuestras vacas retintas, nuestras ovejas merinas y nuestro incomparable cerdo ibérico.

La sociedad española no puede dejar morir a este extraordinario ecosistema, único en el mundo, que es el maravilloso resultado de la acumulación de conocimientos de nuestros antepasados, que a lo largo de siglos han sabido plasmar lo mejor de su cultura en un sistema de producción ganadera, genuino para el aprovechamiento racional y adecuado para unos suelos muy pobres (que no sirven para ser cultivados), que están situados en zonas desfavorecidas de sierra, con escasas precipitaciones y veranos largos y calurosos. Esta simbiosis dehesa-ganado ha sido y es la admiración de estudiosos de todo el mundo como ejemplo de cultura ganadera y sostenibilidad.

En este aspecto cultural, los españoles somos un referente a nivel mundial y debemos sentirnos orgullosos de aportar a la comunidad internacional algo indiscutible: no hay nada mejor que la dehesa ganadera para aprovechar racionalmente los recursos naturales que existen en este tipo de clima y suelo. Está demostrado, a lo largo de siglos, que en aquellos lugares y suelos de estas características edafológicas donde ha desaparecido la dehesa ganadera, no queda nada, desde punto de vista agrario, que haya podido sustituirla con éxito.

Una medicina antigua para problemas nuevos

Pero, ¿por qué desde la Fundación Savia queremos lanzar este mensaje a la Sociedad? Pues porque LA DEHESA SE ESTÁ MURIENDO Y HAY QUE SALVARLA, y esta salvación tiene que venir por la vía de involucrar a toda la sociedad española en un proceso de exigencia a la Administración para que intervenga ya, con políticas efectivas, lógicas y racionales, ajustadas a la realidad y situación de hoy. Que no es el camino adecuado lo que se está intentando hacer en estos momentos por parte de la Junta de Andalucía: echar mano de la Ley 7/2010 de la Dehesa, una medicina antigua, desfasada hoy por los acontecimientos diarios que se producen y superada por los conocimientos que tenemos actualmente sobre el manejo de ganado doméstico en extensivo, dentro de la importancia que la sociedad moderna actual le da a la Sanidad y protección del Bienestar de los Animales.

La Ley de la Dehesa a la que nos referimos se empezó a gestar en Andalucía hace alrededor de 15 años a través de un Pacto por la Dehesa (año 2005) y se aprobó en el Parlamento hace 7 años (Ley 7/2010). Desde entonces para acá ha estado olvidada, nunca ha tenido un presupuesto y ahora creemos que ha sido ampliamente superada por los problemas gravísimos que actualmente le afectan a la dehesa, para los que esta Ley, inactivada durante tanto tiempo, NO PUEDE SER LA SOLUCIÓN.

Los miembros de la Fundación Savia, fuimos promotores del Pacto por la Dehesa, participamos activamente en las consultas y reuniones que hubo durante la gestación de la Ley, dando nuestra opinión de lo que preveíamos que iba a pasar (y por cierto, está pasando). Y ahora, cuando después de tanto tiempo oímos decir desde la Administración que se va a aprobar el Plan Director de la Dehesa para poner en marcha la Ley 7/2010, no tenemos más remedio que decir, por coherencia y responsabilidad, que nos parece un error ponerla ahora en marcha por su antigüedad, porque está desfasada con respecto a la PAC, porque se basa en una definición errónea, y sobre todo, porque debería ir acompañada de un presupuesto como mínimo de 100 millones de euros anuales, que son los necesarios, para dar respuesta a los principales y graves problemas que afectan a la Dehesa; de los cuales la Administración andaluza carece, como puede observarse en las partidas presupuestarias de los PDR, aprobadas ya para el periodo 2015-2020.

Es un presupuesto mínimo del que sería necesario disponer para poder hacer frente a los siguientes graves problemas, que son los que tienen herida de muerte a la dehesa por su falta de rentabilidad: Decaimiento de la arboleda (Seca), falta de regeneración (Arboleda), coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP), norma de Calidad del Cerdo Ibérico (Real Decreto 4/2014), plan de lucha contra la Tuberculosis (Zoonosis), excesiva legislación (Asfixia Burocrática), e inadecuada ubicación administrativa (Ley de Montes).

Sólo hay que leer la Ley detenidamente para darse cuenta de que su estructura legal no responde a las necesidades de salvación que hoy tiene la Dehesa, independientemente del Plan Director que se pretende aprobar, pues éste sólo puede dar respuesta al desarrollo de la Ley, que es la que está desubicada, antigua y desfasada.

Puede encontrar la noticia en:

http://www.eldiario.es/andalucia/desdeelsur/Salvemos-Dehesa_6_603749623.html

El censo de las granjas de cerdo ibérico ha crecido un 70% en los últimos 5 años

El IRTA ha publicado la evolución de los principales índices técnicos del conjunto de explotaciones de cerdo ibérico españolas a través de los datos obtenidos de las explotaciones adheridas al Sistema BDporc Ibérico entre 2011 y 2015.

Entre los resultados obtenidos destaca el aumento de alrededor del 70% del tamaño medio de las granjas de cerdo ibérico, que se ha incrementado progresivamente a un ritmo de 61 cerdas por año. Partiendo de una media de 439 cerdas en 2011, las explotaciones han crecido hasta las 748 cerdas en 2015.

En cuanto al rendimiento en la gestación, la tasa de partos se ha incrementado en los últimos años desde el 78,29% en 2011 al 83,05% en 2015. Otro dato relevante es la productividad numérica, que se mide por el número de lechones destetados por cerda y año. Según este estudio, esta cifra también ha crecido pasando de 13,67 lechones destatados por cerda a 1ª cubrición/año a 15,3.

El BDporc Ibérico es una herramienta dirigida al sector porcino ibérico con el objetivo de aportar información de referencia y de ayuda en la toma de decisiones, tanto técnicas para el manejo del día a día de los animales, como estratégicas y globales para las empresas. También es un observatorio de hacia dónde van las producciones y los modelos de explotación a partir de datos reales. En el ejercicio 2015 se han analizado casi 35.000 cerdas ibéricas de todo el estado.

En el documento adjunto encontrareis detalladas y acompañadas de gráficos las principales variables productivas y reproductivas entre 2011 y 2015.

A partir de los datos obtenidos en el BDPorc Ibérico se obtienen los índices que, en las diferentes categorías, originarán los Premios Porc d’Or Ibérico. La gala de entrega se celebrará por primera vez el próximo mes de abril en de Zafra (Badajoz), organizada por el IRTA con la coorganización de Zoetis, el Ayuntamiento de Zafra y ASICI.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.agroinformacion.com/censo-las-granjas-cerdo-iberico-ha-crecido-70-los-ultimos-5-anos/

Asaja advierte de la pérdida de casi 40.000 hectáreas de dehesa desde los años 50 por la seca del encinar

El presidente de Asaja en Huelva, José Luis García-Palacios, ha lamentado que desde finales de los años 50 se han perdido en la provincia unas 40.000 hectáreas de dehesa, más de 600 al año, a causa de la seca del encinar, un fenómeno que afecta a la práctica totalidad de la dehesa en Andalucía, ya sea en mayor o menor medida, y que es “el mayor problema medioambiental de la provincia”, que cuenta con unas 240.000 hectáreas, por lo que ha pedido a las administraciones que emprendan líneas de ayuda para paliarlo

En una entrevista concedida a Europa Press, ha señalado que en la actualidad, lo único que existe para combatirla es un plan director que “salió seis años después de la Ley de la Dehesa de Andalucía”, por lo que ha lamentado que las administraciones ni siquiera se hayan acogido a las ayudas forestales para este problema.

Así, desde el Foro de Encinal, impulsado por Asaja, se desarrolló la primera ley que reconoce la dehesa como ecosistema y se ha estado “investigando mucho”, desde 1997 cuando se firmó el primer convenio con las universidades de Córdoba y Huelva. El presidente de Asaja en Huelva también ha remarcado que desde 2007 y tras esas investigaciones se han puesto sobre la mesa “alternativas” que sobre todo están poniendo en marcha los propietarios de fincas con dehesa, y que “deberían llevar un respaldo económico de la administración”; sin embargo, “lamentablemente todas las reivindicaciones de Asaja en este sentido han caído en saco roto”.

Por ello, desde Asaja reclaman una mayor implicación de los gobiernos de España y Andalucía ante el que considera el problema medioambiental “más grave” de Andalucía y por ende de la provincia, donde desde 2005 se han cortado legalmente entre encinas y alcornoques más de 457.000 ejemplares.

Desde la entidad agrícola señalan que luchar contra la seca requiere un cambio de concepto y una gestión “más acorde y razonable” que promueva la recuperación de la biodiversidad. Además, se debe implantar el uso de “abonos más adecuados para reducir el PH y acidificación del suelo”, que es uno de los principales factores para la aparición del hongo que provoca la muerte súbita de la encina.

Del mismo modo, entre las medidas a implantar que se han señalado en las investigaciones, también destaca la reducción de la población de meloncillos y el control de poblaciones de algunos córvidos como el rabilargo y la urraca, que ayudan en “la fractura de la biodiversidad”.

García-Palacios ha señalado sin embargo que estos proyectos tienen resultados siempre a largo plazo y a las administraciones “no les termina de gustar este tipo de proyectos” porque tienen una visión más cortoplacista, por lo que finalmente no se implican en los mismos.

LAS AYUDAS

Sobre la cuantía de las ayudas que deberían dar las administraciones en este sentido, García-Palacios ha precisado que, lo que realmente le puede salir caro a las administraciones es que “desaparezcan miles de hectáreas de dehesa”, ya que no afectará solo al propietario sino que tendrá impactos sobre la industria cárnica, la ganadería, la caza, el turismo rural, e incluso sobre el entorno medioambiental de las ciudades. Por ello, García-Palacios ha estimado que cualquier ayuda en este sentido será “muy rentable”, y que “todo lo que sea recuperar la naturaleza beneficia de forma generalizada a la sociedad”. En este sentido, el presidente de Asaja ha señalado que “ni siquiera ha habido un planteamiento para aprovechar ayudas europeas en este sentido”. Desde Asaja señalan que ya se han reunido en numerosas ocasiones con las administraciones y que éstas “conocen el problema perfectamente”, por lo que hace falta es un “compromiso firme y sacar líneas de ayuda concretas”.

ACTIVIDADES REALIZADAS

Entre las actividades que ya se han desarrollado destacan algunas como las 5.000 cajas nido que se han puesto en todo el suroeste de la península, incluido Portugal y que se ha demostrado que tiene un efecto “vigorizante” sobre el árbol lo que les permite defenderse de loa patógenos que le atacan. García-Palacios ha concluido que “existen herramientas para luchar contra la seca”, por lo que “hay que extender esa información y llevar a cabo un reconocimiento de líneas específicas para que los titulares de las fincas las puedan llevar a cabo”.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2928110/0/asaja-advierte-perdida-casi-40-000-hectareas-dehesa-desde-anos-50-por-seca-encinar/#xtor=AD-15&xts=467263

El sector Ibérico se une para blindarse frente al exterior

La mayoría de la industria aboga por una Indicación Geográfica Protegida (IGP) para productos de animales criados en España y Portugal.

 

El sector del ibérico se ha unido para reclamar una norma que impida la comercialización como “ibéricos” de productos derivados de animales que carezcan de un mínimo del 50% de genética de esa raza porcina fuera de la península, y concretamente en EE UU, según la Organización Interprofesional (Asici), integrada por ganaderos e industriales. Una mayoría del sector aboga por solicitar a Bruselas una Indicación Geográfica Protegida (IGP) que permita usar solamente esa denominación para productos de animales criados en España y Portugal.

Existen, sin embargo, discrepancias entre las Denominaciones de Origen del ibérico, algo que retrasa la presentación de una iniciativa en esa dirección, cuando ya están a punto de comercializarse en EE UU este tipo de productos. Agricultura, responsable de la norma, reconoce el problema, pero no quiere actuar a iniciativa propia, a pesar de tratarse de una situación que puede afectar seriamente al futuro del sector.

Desde los productores más ligados a la bellota, como Joselito, se considera que la mejor solución debería ser la prohibición de utilizar la palabra “ibérico” para los cerdos criados fuera de las zonas tradicionales de la dehesa, aunque la genética del animal sea total o parcialmente de esa raza.

 Los intereses que se han creado alrededor de lo ibérico han atraído la presencia de grandes grupos industriales en la península en el segmento de cebo, como Vall Companys o Inga Food, de Nutreco, con gran influencia en Cataluña, Murcia, Castilla-La Mancha, además de Extremadura, Castilla y León o Andalucía. Desde los criadores de ibéricos de cebo en granjas intensivas, en su mayor parte fuera de las zonas de dehesa, también defienden una IGP del ibérico para la península.

Las reticencias vienen de las Denominaciones de Origen (DO) del ibérico, Guijuelo, Huelva, Dehesa de Extremadura o Valle de los Pedroches, por entender que esa IGP podría perjudicar a los intereses de los industriales que operan bajo las actuales denominaciones de origen.

Con la actual normativa de 2001 es posible criar y elaborar un ibérico, no de bellota, pero sí de cebo, engordado en una granja intensiva, en cualquier parte España y del mundo si el animal tiene al menos un 50% de esa raza.

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, a una pregunta de Ciudadanos en una reciente intervención parlamentaria, señaló su disposición a trabajar para evitar que el término ibérico se pueda utilizar en todo el mundo. Sin embargo, Agricultura no quiere tomar la iniciativa y entiende que para poner en marcha ese proceso es indispensable que haya una propuesta planteada por todo el sector.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://economia.elpais.com/economia/2017/01/08/actualidad/1483896979_646473.html




Archivos

Translate »