Home » Corcho y carbón

Category Archives: Corcho y carbón

Extremadura producirá unas 24.000 toneladas de corcho esta campaña, la mayoría para fabricar tapones de vino

La producción estimada de corcho en plancha para este año en Extremadura será de unas 24.000 toneladas según los datos que manejan los investigadores del Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal de CICYTEX.  Fernando de Miguel, Ingeniero Industrial de este centro, ha asegurado durante la Jornada Anual del Corcho que organiza Asaja Extremadura que esta previsión obedece tanto al ciclo de producción, cómo a la climatología no muy favorable de los últimos meses, puesto que ha sido un año cálido y seco.

Estos datos consolidan a Extremadura como la segunda región productora de corcho a nivel nacional, después de Andalucía. El tercer y cuarto lugar lo ocupan Cataluña y Castilla La Mancha, respectivamente. En cuanto al destino final del corcho, explicó que principalmente es utilizado para la fabricación de tapón natural. En menor medida para la producción de tapón champagne, natural colmatado, 1+1 y tapón aglomerado. Otros usos que se dan a este material son el parquet y aglomerados decorativos y de aislamiento.

En su intervención este investigador también hizo alusión a la evolución del mercado de tapones, en el que el tapón de corcho está muy por encima de otros como el de plástico o el de rosca. CICYTEX también está trabajando, junto a otras instituciones, en un estudio sobre la enfermedad de la seca en encinas y alcornoques.

 

Puede encontrar la noticia en:

https://extremadura21.wordpress.com/2017/08/23/extremadura-producira-unas-24-000-toneladas-de-corcho-esta-campana-la-mayoria-para-fabricar-tapones-de-vino/amp/

El sector del corcho se consolida como ejemplo de la Economía Circular

La Iniciativa CORK, agrupación de asociaciones e instituciones del sector del corcho en España, presenta el punto de inflexión que supone la industria corchera en la lucha contra el cambio climático. El ciclo continuo establecido entre bosque alcornocal e industria de corcho, aprovechando todos los subproductos generados de la fabricación y reciclaje de los tapones de corcho, sustenta la transición hacia un cambio de paradigma de negocio orientado al logro de sistemas de producción y consumo más eficientes definido como modelo de Economía Circular.

La Economía Circular se muestra como una alternativa al tradicional modelo lineal de producción y consumo, con el valor añadido de ser capaz de resolver gran parte de los retos medioambientales presentes hoy en día, canalizar nuevas oportunidades de negocio e impulsar el crecimiento económico. La innovación se erige como el elemento fundamental para lograr la transición hacia una Economía Circular que mitigue el impacto medioambiental y los daños irreversibles en el clima y la biodiversidad, y reduzca las emisiones de gases de efecto invernadero.

Entre las industrias que trabajan siguiendo estas pautas de comportamiento medioambiental, la del sector del corcho ha demostrado la sostenibilidad en todos sus procesos de producción y su firme apuesta por la I+D en los últimos años, posicionando al tapón de corcho como la opción sostenible indiscutible tanto para bodegueros como consumidores.

EL TAPÓN DE CORCHO AYUDA A MITIGAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

El tapón de corcho es un producto natural, reciclable y renovable, valores imprescindibles para reducir los niveles de contaminación y preservar la biodiversidad. Diversas investigaciones confirman que el corcho retiene más CO2 del que emite, por lo que las bodegas que utilizan tapones de corcho para cerrar sus vinos y espumosos reducen el balance de CO2 de sus botellas.

Los tapones artificiales, en cambio, tienen un alto impacto ambiental: el tapón de plástico emite 10 veces más CO2 que el tapón de corcho, cifra que se multiplica por 24 en el caso del tapón de rosca.

El corcho es un material natural renovable. Su extracción no causa ningún impacto negativo y no requiere la tala del árbol, ya que los alcornoques tienen la capacidad de regenerar la corteza de corcho que se les ha quitado y su extracción no causa ninguna contaminación al ser realizada por medios manuales. Tras ‘la saca’ la actividad biológica de los alcornoques aumenta y por lo tanto su captación de CO2 se multiplica entre 3 y 5 veces. Un bosque alcornocal tiene la capacidad de fijar 6 toneladas de CO2 por hectárea al año, de este modo, los bosques alcornocales del Mediterráneo capturan cada año más de 14 millones de toneladas de CO2.

Entre los beneficios ambientales de los bosques de alcornocales destacan la conservación del subsuelo vegetal, la retención de agua, la protección de las marismas, el control de la erosión y, por tanto, la desertización y la prevención de incendios fruto de su carácter ignífugo. Además, su gestión implica el cuidado del bosque, la reducción de carga de combustible y el mantenimiento de los caminos.

ESPAÑA, A LA VANGUARDIA EN PRODUCCIÓN DE CORCHO A NIVEL MUNDIAL

España, segundo productor mundial en el sector del corcho por detrás de Portugal, cuenta con 506.000 hectáreas de alcornocales que representan un 25% del total mundial. Al año se extraen 88.400 toneladas de corcho que suponen el 30% de la producción de corcho a nivel mundial. Cataluña, Andalucía y Extremadura son las principales comunidades autónomas que concentran a más de 150 empresas que generan alrededor de 2.000 puestos de trabajo y que ascienden hasta 3.000 durante la época de saca del corcho (junio-septiembre).

El sector del corcho español produce 3.000 millones de tapones al año, de los que 1.300 millones se destinan a espumosos y 1.700 a vinos. Más del 50% de la facturación es consecuencia de las exportaciones. Los mercados europeos son el principal destino de las exportaciones españolas (80%) con Francia, Portugal e Italia a la cabeza, mientras que EE.UU., Argentina y China son los principales representantes de los países del ‘Nuevo Mundo’, suponiendo un 10% de las exportaciones

El ciclo de la industria del corcho se completa con el reciclaje de los tapones de corcho, actividad que implica un reducido coste energético. Los tapones recogidos se trituran y el granulado obtenido se utiliza para fabricar productos de corcho no destinados a la alimentación, como materiales para la construcción o la creación de objetos de uso doméstico y artístico siguiendo la tendencia del ecodiseño. Estas prácticas de reciclaje del corcho afianzan aún más su contribución a la sostenibilidad del medioambiente, avalando los principios establecidos por la Economía Circular.

“El sector del corcho español es un aliado clave en el proceso de transición hacia una Economía Circular que produzca múltiples beneficios y genere un desarrollo socioeconómico más sostenible, desvinculado del uso indiscriminado de recursos no renovables”, comenta Albert Hereu, portavoz de la Iniciativa Cork. “La actividad desarrollada por la Iniciativa Cork, centrada en difundir y concienciar sobre la importancia de apostar por un producto natural y nacional como el tapón de corcho, es fundamental si queremos progresar hacia un modelo de economía sostenible y de reducido impacto medioambiental”, añade Hereu.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.agroinformacion.com/sector-del-corcho-se-consolida-ejemplo-la-economia-circular/

La producción de corcho en Extremadura llegará esta campaña a las 24.000 toneladas

Son datos que se han puesto de manifiesto en las XXVII Jornadas del Corcho que anualmente organiza Asaja Extremadura junto al Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex) y que han tenido lugar este lunes en la capital cacereña para analizar el sector. Así, el ingeniero industrial y técnico de Cicytex, Fernando de Miguel, ha explicado que la climatología esta temporada ha sido “razonablemente buena”, aunque más bien cálida y seca para el sector, pero se estima que la saca del corcho se coloque en la media de otros años para las 250.000 hectáreas de alcornocales de la región. Estos datos consolidan a Extremadura como la segunda región productora de corcho a nivel nacional, después de Andalucía, y por delante de Cataluña y Castilla-La Mancha. El corcho extremeño se utiliza principalmente para la fabricación de tapón natural, aunque también se dan otros usos como parquet y aglomerados decorativos y de aislamiento de viviendas. En las jornadas, a las que han asistido productores de la región, se han desarrollado tres ponencias, de manera que se ha analizado el mercado, se ha dado a conocer el borrador de una guía de buenas prácticas para trabajos en altura de la saca del corcho y se ha hablado también de un proyecto estratégico que estudiará, en un plazo de tres años, la “correcta gestión” de los alcornocales, según ha señalado la directora de Cicytex, Carmen González. También se llevará a cabo otro proyecto transfronterizo para mejorar la sostenibilidad de la dehesa en todos sus ámbitos. González ha señalado que tanto los estudios como los trabajos que se desarrollan en este sector están encaminados a “mejorar la productividad” de la dehesa extremeña que, en el caso del alcornocal y la saca de corcho, da trabajo a unas 6.000 personas en la región. LUCHA CONTRA LA SECA También ha participado en estas jornadas, el técnico de Cicytex Enrique Cardillo, dedicado al estudio de la enfermedad de la seca de encinas y alcornocales, que ha avanzado que actualmente se estima que unas 30.000 hectáreas de dehesa están afectadas con algún árbol enfermo de seca del total de entre 1,5 y 2 millones de hectáreas de dehesa con los que cuenta la región. Según los estudios, la incidencia de la seca avanza por debajo del 2 por ciento al año y para estudiar todo este asunto, el grupo operativo Goseca, en el que participan Cicytex, Asaja Extremadura, Indehesa-UEx y otros colaboradores, trabaja en un proyecto que pretende abordar la lucha integrada contra la seca desde la innovación. El proceso se apoya en la utilización organizada de medios y técnicas basadas en evidencias científicas, con el objetivo de mantener los daños por debajo de un determinado umbral sin perjudicar el equilibrio biológico. Las fases de este plan son detección precoz, diagnóstico, mapa de las zonas de riesgo, control de las fuentes y de los vectores de propagación, protección y mejora de la resistencia de la masa, erradicación del patógeno que provoca la enfermedad y la restauración de los focos. Entre las actividades que se pondrán en marcha si sale adelante el proyecto están los ensayos a escala real en los que se aplicarán las técnicas disponibles para la prevención y el control de la seca, además de elaborar un manual de gestión. En las jornadas ha participado también el presidente de Asaja Extremadura, Ángel García Blanco, quien ha destacado la importancia de estos encuentros para que los productores conozcan la situación del sector y los avances tecnológicos en los que se trabaja.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/3049800/0/produccion-corcho-extremadura-llegara-esta-campana-24-000-toneladas/#xtor=AD-15&xts=467263

El Observatorio del Corcho Extremeño valora el apoyo político al plan estratégico del sector

El Observatorio para la Comercialización y la Industrialización del Corcho Extremeño (Ocicex) ha mostrado hoy su satisfacción por la aprobación por unanimidad de la propuesta de impulso del PP que insta al Gobierno regional a poner en marcha el Plan Estratégico para la Especialización en la Transformación de Productos Corcheros.

El plan ha sido redactado por el Ocicex junto con el empresariado del sector del corcho extremeño.
En un comunicado, el Ocicex se ofrece a la Junta de Extremadura para impulsar el plan con la mayor celeridad posible, con la finalidad de que se sigan dando pasos adelante en la industrialización del corcho en Extremadura.

Igualmente, el Ocicex manifiesta su agradecimiento a todas las fuerzas del arco parlamentario regional (PSOE, PP, Podemos y Ciudadanos), por su disposición y por entender la necesidad de impulsar la iniciativa.

A ellos suma las instituciones que lo apoyaron desde su redacción, en concreto, el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnologías de Extremadura, el Instituto de Investigación de la Dehesa, la Agrupación Sanvicenteña de Empresarios del Corcho, la Sociedad Extremeña para Comercialización y la Innovación del Corcho S.L., la Asociación de Gestores de la Dehesa de Extremadura y la Federación Española de la Dehesa.

El Ocicex recuerda que el Plan Estratégico para la Especialización en la Transformación de Productos Corcheros pretende minimizar los riesgos que para este sector industrial presenta la especialización en las primeras fases del proceso productivo, promoviendo e impulsando la transformación completa de la materia prima.

Ello deriva en la consecución de un mayor valor añadido en la región y, por tanto, en la generación de mayores niveles de renta y empleo, concluye.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.agroinformacion.com/observatorio-del-corcho-extremeno-valora-apoyo-politico-al-plan-estrategico-del-sector/

Sin relevo generacional para los sacadores de corcho de la Sierra Norte de Sevilla

Alas 6.45 de la mañana se comienzan a escuchar los primeros golpes de las hachas en Juncarejo, una finca de 27 hectáreas cerca de Cazalla a la que después de nueve años, le toca sacar el corcho.

Éste es el tiempo que la corteza del alcornoque necesita para tener el calibre y la calidad suficientes para que los sacadores la extraigan del tronco. En primer lugar se van abriendo rajas con el hacha dibujando planchas de unos 50 centímetros de ancho y algo más de un metro de largo desde el suelo. «Se saca el pie del árbol y luego se va subiendo a las ramas superiores» explica Andi Martínez, uno de los 12 miembros de la cuadrilla que trabajan en esta finca.

Lo normal es que los sacadores vayan juntos por parejas también llamadascolleras, y que haya un «juntador» encargado de amontonar las planchas de corcho en pequeñas pilas para que luego vengan los cargadores y las monten en el remolque del tractor. Los característicos burros que se usaban para transportar el corcho ahora solo se usan cuando hay zonas de difícil acceso.

La técnica y la experiencia son requisitos fundamentales. «Lo ideal es que las planchas estén compactas y que no tenga orificios», explica Antonio Jesús Infante mientras muestra una de las láminas rectangulares que acaba de sacar. Hay veces que en vez de nueve años hay que esperar diez, porque según se dice «ese año no se da», el corcho se queda pegado y al intentar desprenderlo se viene el curtido, produciéndole una herida por la que le pueden llegar enfermedades. Entonces, se decide dejar para el año siguiente, porque todos coinciden en que es fundamental cuidar el árbol.

El clima también es clave en este proceso. «Lo más importante es quellueva durante el invierno, que luego venga una primavera buena y que la tierra esté bien trabajada», explica José Antonio Acosta al que ya se le ven las manos coloreadas de negro, fruto de llevar algunas semanas manejando este material. «Este año si no hubiera llovido en mayo no se hubiera podido sacar», afirma Antonio Ruiz, el hijo de la propietaria de la finca.

A primera hora de la mañana, aprovechando las horas más frescas, se pesa la pila de corcho que el día anterior se ha sacado: «Ayer fueron 140 quintales (14.000 kilogramos)», comenta Antonio. A pesar de ser un trabajo ancestral, no ha cambiado mucho con el paso de los años. «Lo único que ha variado es que antiguamente había un aguador que nos traía el agua y ahora cada uno trae su cantara», comenta José Antonio Acostaentre risas durante el tiempo del bocadillo.

Otra de las cosas que ha cambiado son las escaleras con las que suben a los árboles, antes usaban escaleras de madera de nueve pasos y ahora se valen de escaleras de aluminio con dos cuerpos que le permiten subir más alto. Por eso, antes la media de quintales por collera y día era de unos 15 quintales, ahora es el doble.

Cada vez menos jóvenes

Uno de los problemas a los que se enfrenta el sector es la falta de relevo generacional. Según José Antonio Acosta, «es una pena que cada vez salgan menos jóvenes, en Cazalla, de las cinco cuadrillas que hay sacando corcho apenas hay tres novicios», así llaman a los que tienen poca experiencia en este trabajo. Martínez añade que «cada vez se jubila más gente en el campo y menos se incorporan, así que dentro de dos o tres veranos a ver quién hay que sepa sacar corcho».

El secreto en este trabajo es la experiencia y saber manejar el hacha, aunque resulta paradójico, porque si no se le da la oportunidad de aprender a los jóvenes nunca podrán trabajar en ello. Alberto Ridruejo lleva doce años sacando corcho, desde los 23, y explica que tuvo la suerte de que su padre era manijero de una cuadrilla: «Me dio la oportunidad de aprender», afirma.

La mayoría de estos hombres trabajan durante el resto del año en otras tareas agrícolas como la aceituna o la tala, pero la saca de corcho está mejor remunerada que las demás tareas, por lo duro que llega a ser el trabajo.

Una asignatura pendiente, como ocurre en otros sectores de la comarca, es la falta de transformación del producto. La mayor parte del corcho que se saca de estos montes se vende fuera con lo que la riqueza que genera se queda a medias en el territorio.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://sevilla.abc.es/provincia/sevi-sin-relevo-generacional-para-sacadores-corcho-sierra-norte-201607170833_noticia.html

Seleção genética nacional para ter o CR7 dos sobreiros

Investigadores portugueses estão a descodificar o genoma do sobreiro para conseguir assim as melhores árvores e cortiça de qualidade superior

A versão resumida é que depois deste trabalho de investigação nacional, que está a meses do fim, vai ser possível fazer seleção genética dos sobreiros que sejam portadores dos melhores genes e com isso obter a melhor cortiça. E isto não é coisa de somenos num país que produz 49% da cortiça mundial, qualquer coisa como 40 milhões de rolhas por dia, que tem 650 empresas a laborar no sector e dá emprego a 9000 pessoas diretamente. Quer isso dizer que haverá produção de sobreiro geneticamente modificado? Não, não é isso que está na base do GenoSuber que remonta a 2013, mas estava na gaveta há uns anos, à espera de financiamento europeu.

E entramos na versão mais completa da história que vai permitir descodificar o genoma do sobreiro e cujos resultados serão publicados na revista Nature. Trata-se de um projeto do Centro de Biotecnologia Agrícola e Agro-Alimentar do Alentejo (CEBAL), que envolve também o Instituto Nacional de Investigação Agrária e Veterinária (INIAV), o Instituto de Tecnologia Química e Biológica da Universidade Nova de Lisboa (ITQB), o Instituto de Biologia Experimental e Tecnológica (IBET) e o Instituto Gulbenkian de Ciência (IGC). Conta ainda com o apoio da Fundação João Lopes Fernandes, em cuja herdade localizada em Montargil se encontra o sobreiro cujo genoma está ser sequenciado, e de vários patrocinadores, que incluem a Corticeira Amorim, a Cork Supply e o Crédito Agrícola.

Escolher a árvore que iria ser sequenciada não foi um processo simples. Os sobreiros cruzam-se frequentemente com outros carvalhos (árvores também do género Quercus), resultando em híbridos do ponto de vista genético, mas que visualmente são sobreiros. Numa fase inicial, a equipa selecionou 50 sobreiros a nível nacional, para daí encontrar o sobreiro com o mínimo de heterozigotia possível, ou seja, menor variabilidade genética.

Ainda assim, Marcos Ramos, o cientista da CEBAL responsável pelo projeto desde março, acredita que não foi o passo mais complicado. “Os maiores desafios talvez tenham sido a implementação de toda a infraestrutura, incluindo os recursos humanos, necessária para as análises bioinformáticas que seriam necessárias, assim como todo o trabalho de campo que foi necessário para produzir, através de polinizações controladas, a primeira população de sobreiros com pedigree conhecido”, explica. “Atualmente temos cerca de 260 sobreiros para os quais sabemos quem foi a árvore mãe e quem foi a árvore pai”, revela.

A investigação envolve 40 a 50 pessoas. “Os contributos de todas estas pessoas foram, e continuam a ser, fundamentais para o bom desenrolar do projeto”, sublinha o cientista português, que abraçou o Genosuber quando vivia na Holanda e este acabou por ser decisivo no regresso à terra natal.

Apesar de haver alguns atrasos, Marcos Ramos está confiante de que os resultados da montagem deste puzzle complexo será bastante positiva. “O sobreiro tem sido uma das espécies florestais do montado que tem sofrido algum declínio, devido a fatores bióticos e abióticos e a qualidade da cortiça continua a ser uma preocupação dos produtores e da indústria”, revela. “Quanto melhor for o nosso conhecimento sobre o sobreiro mais fácil tudo se tornará”, afirma, garantindo que esta é a chave de muitas investigações futuras nesta área.

Até 26 de julho de 2016, acompanhe de segunda a sexta um caso nacional de inovação agrícola, com o apoio do Prémio Produção Nacional, um projeto do Expresso e do Intermarché

 

Puede encontrar la noticia en:

http://expresso.sapo.pt/iniciativaseprodutos/nova-agricultura/2016-06-29-Selecao-genetica-nacional-para-ter-o-CR7-dos-sobreiros

Extremadura espera una producción de 23.000 toneladas de corcho

Investigadores del Instituto del Corcho del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex), han manifestado que se espera para esta campaña una producción media de entre 20.000 y 23.000 toneladas.

Ramón Santiago, uno de los investigadores e ingeniero de montes, señala que desde el punto de vista climatológico se espera una campaña “excepcional” por las lluvias caídas en mayo y debido al hecho de que el mes de junio está siendo seco.

Santiago hizo estas declaraciones a los medios antes de participar en unas jornadas sobre el corcho que ha tuvieron ayer lugar en Cáceres dirigidas a los socios de la organización agraria Asaja.

Extremadura es la segunda región productora de corcho en España, después de Andalucía, lo que supone el 11,6 por ciento de la producción mundial. El investigador mencionó que la campaña de este año tendrá una inversión, sobre todo en jornales, de 5 o 6 millones de euros y que los beneficios en el campo rondarán los 28 millones de euros, unos beneficios que se amplían a la hora de la transformación y llegarán a los 70 millones de euros.

Aunque se espera una campaña “media”, el corcho sigue estando afectado por la enfermedad de la seca, que en el caso de Extremadura afecta al 2 por ciento de la superficie.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.efeagro.com/noticia/corcho-2/

 

 

 

Alterações climáticas afectam crescimento da cortiça

A qualidade e a quantidade de cortiça são afectadas pela seca e, quanto mais severa, pior. É a conclusão de um estudo realizado pelo Centro de Estudos Florestais do Instituto Superior de Agronomia (ISA), em Lisboa, com base em diversas amostras, as mais antigas com 24 anos.

Em fase de pré-publicação na revista “Climatic Change”, a investigação analisou a resposta do crescimento da cortiça à ocorrência de eventos de seca. As conclusões são apresentadas no artigo “Sensitivity of cork growth to drought events: insights from a 24-year chronology”.

Os cientistas sustentam que os produtores devem olhar para a meteorologia e adaptar os ciclos de crescimento – sem chuva no tempo certo, não há boa cortiça.

“A seca é especialmente importante se ocorrer no período de Inverno ou no período da Primavera, quando a árvore está a começar em actividade. Quando se regista seca severa nestes períodos, temos uma diminuição do crescimento”, refere à Renascença, Helena Pereira.

A coordenadora do Centro de Estudos Florestais do ISA e uma das autoras do estudo revela também uma faceta do sobreiro pouco conhecida: a “Quercus Suber” tem uma capacidade única de recuperação.

“Isso é que é fantástico no nosso sobreiro e na produção da nossa cortiça. Ele, de facto, é sensível à seca, mas depois recupera quando se retomam as reservas de água no solo para os valores normais”.

Face a esta revelação, e numa altura em que as alterações climáticas afectam todo o planeta, Helena Pereira aconselha os produtores a adaptar a gestão da produção aos ciclos meteorológicos.

“É hoje possível prever o efeito na produção da cortiça num ciclo e adaptar às condições existentes”, diz a investigadora, para quem só assim “é possível conciliar a qualidade da matéria-prima produzida, à qualidade que a indústria requer”.

Produtores adaptam-se a mudanças climáticas

No Ribatejo, o montado apresenta características diferentes do Alentejo, região campeã do sobreiro. A densidade é maior, com um número superior de árvores e uma menor presença de gado.

A sustentabilidade de longo prazo é, por isso, preocupação da Associação de Produtores Florestais do Concelho de Coruche e Limítrofes (APFC), parceira na investigação do ISA.

“A forma como conseguimos gerir o montado retirando dele não só a cortiça, mas tudo o que ele nos consegue dar, é uma preocupação constante”, refere à Renascença Conceição Santos Silva.

Passa por aqui parte do trabalho desta entidade privada criada em 1992, com 420 associados e responsável pela gestão de 210 mil hectares de área florestal, distribuídos por vários concelhos.

O ano passado foi difícil para o montado, com o registo de seca extrema. Muitas árvores não resistiram e a taxa de mortalidade foi superior à de anos anteriores. De resto, as ameaças ao montado traduzem-se numa interacção de factores que requerem, diz a técnica, “uma gestão cuidada”, apesar de as árvores serem “resistentes a qualquer praga ou doença que possa existir e até a eventos climáticos extremos”.

O estudo agora divulgado faz uma análise do crescimento da cortiça ao longo do novénio. A cortiça é extraída de nove em nove anos e a forma como o produto se desenvolve ao longo desse período determina as “características da cortiça em termos de qualidade e da sua potencial utilização industrial.”

Para os produtores, o grande objectivo é conseguir uma boa rolha de cortiça natural “e para isso é necessária determinada espessura, determinado calibre”, explica.

Em anos de seca (na cortiça, os anos contam-se os anéis de crescimento da mesma forma que se contam na madeira) encontra-se “um anel mais delgado”, ou seja, a cortiça cresceu menos, “porque as situações são mais extremas”, adianta a coordenadora do departamento técnico da APFC.

E, no dia-a-dia, há consequências visíveis destas alterações climáticas? “Há uma coisa que se tem verificado nos últimos anos que é uma maior dificuldade no início da extracção”, diz à Renascença.

“A cortiça só pode ser extraída normalmente entre meados de Maio e início de Agosto. Fora dessa época, não se consegue e isso está essencialmente ligado ao clima. Nos últimos anos, o que temos verificado é que, em vez de se começar em meados de Maio, só se consegue começar a tirar cortiça, por vezes já em Junho”.

Os riscos surgem quando “há a tentação de querer começar a tirar a cortiça antes do tempo e isso é negativo para o montado, para a cortiça que vamos produzir nos próximos nove anos e para as árvores que queremos manter”, acrescenta a engenheira.

É por isso importante aguardar pelas condições climatéricas ideais para dar início ao processo. “Não é uma situação inevitável”, garante-nos esta responsável da APFC. O que “não podemos é querer começar a tirar cortiça a qualquer custo. Quando a tiramos a chover estamos, não só a prejudicar a qualidade da cortiça que vamos produzir nos próximos nove anos, como todas as outras a seguir”.

Menos árvores, mas produção estável

De acordo com Conceição Santos Silva, em termos nacionais, o lado positivo é que “a produção mantém-se estável e andará entre as seis as oito milhões de arrobas (90 mil a 120 mil toneladas) por ano, com uma expectativa para aumentar”.

Isto, “porque houve muitas plantações de árvores realizadas desde o início da década de 90 e que só a partir de agora começam a ser descortiçadas e a entrar em produção”.

Segundo o Inventário Nacional Florestal, “há uma diminuição do número de árvores por hectare, apesar de a área do montado estar estabilizada a nível nacional”, esclarece a coordenadora técnica da Associação de Produtores Florestais de Coruche.

“A grande preocupação passa pela regeneração natural e a realização de novas áreas de plantação para poder assegurar a qualidade de cortiça” e a liderança de uma dos sectores mais importantes para a economia nacional.

Portugal tem a maior mancha de montado de sobro do mundo: cerca de 34%.

As exportações portuguesas de cortiça registaram, em 2015, um aumento de 6,3% face a 2014, o que significou um valor de 899,3 milhões de euros, segundo dados lançados pelo Instituto Nacional de Estatística (INE).

Puede encontrar la noticia en:

http://rr.sapo.pt/noticia/55530/alteracoes_climaticas_afectam_crescimento_da_cortica?utm_medium=rss

El problema de la “saca”

Semana convulsa esta que acabamos de dejar, en la que por circunstancias poco agradables, el negocio corchero ha estado de actualidad en nuestra región.

El pasado martes, tuvo lugar en Mérida  una manifestación convocada por la Asociación de Servicios Forestales de Extremadura (ASEFOREX),  “de  tipo informativo y pacífica” según los convocantes, para dar voz a un gran problema que atañe a la saca de corcho, pero que lamentablemente, al final y fuera del escenario de las protestas, derivó en una serie de altercados poco constructivos entre un reducido grupo de manifestantes y la policía. El interés mediático ha puesto más el acento en estos hechos poco usuales en nuestro territorio, que al verdadero asunto  que se fue a poner de manifiesto a la capital de la región, que no era otro que las dificultades que tienen hoy por hoy las empresas y propietarios de alcornocales  para llevar a cabo de forma normal la saca de corcho, podas y otras operaciones auxiliares, por problemas del ajuste legal en materia de prevención de riesgos laborales.

Nuestro marco legal actual en la materia queda reducido exclusivamente a la ley general de prevención del año 1995, no existiendo disposiciones específicas para las operaciones que afectan a la saca de corcho, una actividad centenaria tremendamente importante para nuestra región.

En concreto debemos referirnos a las consideraciones generales de dicha ley relativas a los trabajos de altura (en genérico) para abordar los requerimientos de seguridad que atañen a las actividades profesionales desarrolladas a más de dos metros de altura, las cuáles, deben estar sujetas a medidas preventivas basadas en el uso de equipos protección individual o colectiva.

Esta cuestión es razonable incluso teniendo en cuenta la bajísima siniestralidad laboral que hay en las operaciones referidas, puesto que a pesar de todo, se han de evitar riesgos innecesarios.

El problema versa fundamentalmente en el hecho de que siendo como es una “actividad marginal” si consideramos el resto de actividades empresariales, no existen actualmente alternativas ergonómicas en el mercado para este tipo de útiles de prevención, y por lo tanto los que hay no se ajustan a la realidad de las operaciones, y esto lleva a que los trabajos en este escenario sean tremendamente complejos con equipos empleados en otros sectores como es el de la construcción, y por lo tanto, generen mucho rechazo.

Hasta hace un tiempo está cuestión se ha mantenido en un cierto segundo plano por parte de los estamentos administrativos dada la complejidad del problema, pero a tenor de algunos siniestros recientes acontecidos, otra vez ha cobrado fuerza la necesidad de paliar esta deficiencia.

Como consecuencia de ello los estamentos públicos y privados involucrados, esto es,  el Instituto Promoción del Corcho (IPROCOR), la Confederación Extremeña de Empresarios (CREEX), la Inspección de Trabajo y la propia ASEFOREX, llevan trabajando desde hace tiempo en el desarrollo de un documento técnico-científico en el que se describan las singularidades de las actividades forestales en cuestión, para elevarlo así a los órganos nacionales con competencias en prevención, quienes serán los que evalúen así las necesidades y emitan una solución técnica pertinente,  siendo esto un proceso que transcurrirá a corto-medio plazo. Hasta entonces, el empresario alberga en su haber una total responsabilidad con los medios actuales.

Todas estas cuestiones son las que, según ASEFOREX, se fueron a informar a los convocados a la manifestación, y así lo corrobora el dossier que se entregó a los manifestantes.

La explicación a la crispación que haya podido existir por parte de algunos hay que buscarla en el hecho de que los ánimos estaban muy caldeados,  ya que ha estado circulando un cierto rumor desde hace tiempo que apuntaba a que dadas las circunstancias y el posible endurecimiento de las inspecciones y sanciones pertinentes que pudieran derivarse en la campaña que comenzará en breve, la propia saca corría peligro de no llevarse a cabo, bien por medidas de presión desde los empresarios o por la paralización administrativa de la actividad.

Sin polemizar ni entrar en debates que no sean los que acontecen al problema, y tras las fuentes consultadas que no son más que la propia ASEFOREX (voz autorizada entiendo yo en estos menesteres) y la propia administración, extraigo como conclusión que tanto unos como otros coinciden en que efectivamente se está trabajando en solventar un problema que existe, que requiere de soluciones técnicas acordes con la realidad de la actividad de la que estamos hablando, que se cuenta con  un equipo de técnicos trabajando en ello (muy válidos, por cierto), y que existe una total disponibilidad en buscar soluciones por parte de todas las partes interesadas, además nunca poniendo en entredicho una actividad tan importante para la economía regional como es la Saca.

Dejemos por lo tanto que la cordura y el saber hacer de cada protagonista en la materia de lugar a que se encuentre una fructífera y rápida alternativa, que permita que una actividad tan importante para nuestra región se lleve a cabo de una forma eficaz, eficiente, efectiva y segura.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.elcorreoextremadura.com/noticias_region/2016-05-13/9/14545/el-problema-de-la-saca.html

El mundo de la producción de corcho se reúne en Ficor

El 80 por ciento del corcho que se produce en España para hacer tapones pasa en alguna fase de su elaboración por San Vicente de Alcántara. El municipio, en plena dehesa extremeña, celebra la segunda edición de la Feria Internacional del Corcho (Ficor) los días 27, 28 y 29 de este mes, en cuya muestra comercial participan más de una veintena de empresas e instituciones. Las mesas redondas de Ficor son el auténtico termómetro de un sector en pleno auge.

Andrés Hernaiz de Sixte, alcalde de San Vicente de Alcántara, explica que el programa de actividades de Ficor es muy denso. “En las ponencias se puede conocer cómo va cambiando el sector, aunque lo más interesante son las mesas redondas de estos días, especialmente las de la tarde del miércoles y la mañana del jueves. En ellas se le toma el pulso al sector y participan los principales agentes y expertos del sector. A San Vicente de Alcántara viene estos días todo el que tiene algo que decir en este mundo”.

Ficor es el escaparate perfecto para la promoción y difusión de las excelencias del corcho, así como de uno de sus principales productos transformados: el tapón. No es de extrañar que como ‘Ciudad del Corcho’ el municipio acoja 43 empresas corcheras, de las cuales tres pertenecen a multinacionales. El alcalde de San Vicente de Alcántara recuerda que el mundo del tapón de corcho es un sector muy especializado y pequeño.

“El 80 por ciento del corcho para tapones que se produce en España pasa por San Vicente, de una forma u otra. Aquí nos dedicamos al corcho en plancha. Aquí hacemos el primer cocido y los procesos para que sea taponable. Una parte se queda en el municipio para su manufactura. Otra se hace en plancha para industrias de todo el país. Una parte de esa broca de tapón natural regresa a San Vicente porque aquí se encuentra la mayor industria especializada en tapón técnico, realizado con corcho molido, libre de TCA, que se hace en moldes individuales bajo demanda de las bodegas”.

Ficor es un punto de encuentro de los profesionales del sector, ya que no sólo participan industriales, sino también bodegas, sumilleres y enólogos extremeños. Este año la denominación de origen Ribera del Guadiana está presente por vez primera con un estand y con su gerente en las mesas redondas. San Vicente de Alcántara es también referente de la cultura corchera pues elabora tapones desde el siglo XIX.

Las previsiones apuntan a que la actual será una buena cosecha, según indica el edil. El tapón de corcho es un producto agroalimentario que depende mucho de la meteorología. En función de cómo haya sido el último año climatológico la campaña será mejor o peor. Es preferible que llueva mucho, pero después que haga mucho calor para que la corteza se desprenda sin hacer daño al alcornoque. “Cada año producimos en San Vicente un poquito más de corcho. También es verdad que la maquinaria actual permite hacer más producción con menos personal, aunque en el municipio el sector absorbe a la práctica totalidad de los trabajadores”, apunta Andrés Hernaiz. En Ficor –que se celebra cada dos años– participan empresas corcheras privadas e instituciones, aunque no se trata de una feria solo comercial. Su objetivo no es la venta, pues el producto ya está vendido, sino dar a conocer y profundizar sobre un producto con mesas redondas, presentaciones de libros especializados y conferencias.

APOYOS Un año más apoyan Ficor las principales instituciones como la Junta de Extremadura, Retecor (Red de Territorios Corcheros), el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex), la Asociación de Empresarios del Corcho (Asecor), la Diputación de Badajoz, el Patronato de Turismo, la Mancomunidad de Municipios de Sierra de San Pedro y el Ayuntamiento de San Vicente de Alcántara. Durante Ficor se van a presentar dos libros especializados: ‘El alcornocal y el negocio corchero. Una perspectiva histórica e interdisciplinar’, que recoge las ponencias de un encuentro especializado y ‘Diccionario ilustrado del corcho’ de Ignacio García Pereda.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/monograficos/mundo-produccion-corcho-reune-ficor_932842.html

El Clúster del Corcho quiere que el periodo mínimo de la saca aumente hasta los diez años

El Clúster del Corcho de Extremadura hará llegar a productores y administración pública la necesidad de que el periodo mínimo de la saca del corcho se prolongue en la comunidad al menos hasta los diez años, uno más que en la actualidad. El presidente del Clúster del Corcho de Extremadura-Asecor, Vicente Rodríguez, indicó que esta decisión, que redunda en la mejora del valor del producto, ya se toma en otras comunidades autónomas.

En provincias limítrofes como Salamanca, Ciudad Real o Toledo, los permisos de saca no se otorgan hasta al menos haber transcurrido diez años desde la última extracción, uno más que en Extremadura, manifestó.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.hoy.es/extremadura/201604/17/cluster-corcho-quiere-periodo-20160417002239-v.html

El sector del corcho extremeño prevé una producción de 20 millones de kilos

El Cluster del Corcho de Extremadura Y Asecor prevé para este año una producción algo superior a los 20 millones de kilos, una cifra “normal”, pero que sería “muy positiva” para un sector “en alza”.

Su presidente, Vicente Rodríguez, ha explicado a Efe que la lluvia recibida en la comunidad de Extremadura, tanto en otoño como en invierno, se ha situado en valores “habituales”.

Esta situación ha permitido que progrese el corcho, material al que no le ha afectado, a diferencia de otros sectores, las temperaturas más altas de lo habitual registradas en la comunidad autónoma en los últimos meses.

“Lo importante es que haya agua, pues eso significará además que la calidad del corcho es la adecuada”, ha expresado Rodríguez.

Ha recordado que en las etapas de sequía otoñales e invernales, el productor se piensa mucho si es aconsejable sacar el corcho o no, pues la calidad del producto se puede ver afectada por la falta de lluvia.

El máximo responsable del Cluster del Corcho de Extremadura se ha mostrado confiado en que la primavera se desarrolle de forma “normal” en cuanto a precipitaciones.

El hecho de que se espere una producción en niveles normales es “muy importante”, ha dicho, pues el corcho extremeño ha ido recuperando en los últimos tiempos cuotas de mercado difíciles de mantener en la época de crisis económica.

La recuperación económica internacional, la expansión de países en vías de desarrollo y el cada vez mayor interés por la gastronomía -y con ello por el vino- hacen del corcho un producto “al alza” en la actualidad.

Por otro lado, Rodríguez ha indicado que sería positivo que la Junta de Extremadura incentivara una campaña donde se “aconsejara” al productor que postergue a años posteriores la saca del corcho que sea de un calibre menor.

En este sentido, uno de los retos del sector sería “encontrar salida” al producto de menos calibre, utilizado antaño para productos ahora en declive, material que por tanto queda en excedente o abocado a precios muy bajos.

“El excedente de corcho de menor calibre no es bueno”, ha recordado el máximo responsable del cluster autonómico, sobre todo teniendo en cuenta que éste “puede aguantar unos dos años más en el árbol, etapa en la que ganará en calibre”.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.finanzas.com/noticias/empresas/20160220/sector-corcho-extremeno-preve-3353266.html

El cemento antisísmico de la dehesa de Extremadura

Corcho. Las virutas del abrigo del alcornoque son la clave del nuevo cemento desarrollado por investigadores de la Universidad de Extremadura. Sus principales cualidades radican en que es un cemento menos denso que el tradicional, lo que le hace más duradero ante un terremoto, y en que es más respetuoso con los materiales de los edificios históricos, a los que se adhiere mejor que el cemento tradicional y no les ocasiona los daños que provocaban los componentes químicos del cemento. Todo eso le convierte en la mejor solución en rehabilitaciones; de hecho, se ha utilizado por primera vez en una actuación en el templo romano de Diana. Y todo eso se ha gestado en los laboratorios de la Escuela Politécnica de Cáceres y en el Intromac.

El hormigón que se emplea habitualmente y que se usaba en todo tipo de intervenciones se desarrolló hace cien años, teniendo en cuenta las características de los materiales modernos, pero no los de construcciones históricas, con las que ha resultado ser químicamente incompatible –genera una serie de agresiones químicas (sales) que acaban por desgastar las fábricas y las debilitan–, y eso los convierte en más vulnerables ante seísmos. El que ha salido a partir de la investigación de cinco profesores de la Escuela Politécnica de Cáceres utiliza como componentes básicos materiales naturales: virutas de corcho, cal hidráulica (en lugar de cemento Portland), arena y agua. Lo que le convierte en un producto ecológico.

“No pretendíamos hacerlo con corcho, no era el objetivo principal”, recuerda José Carlos Salcedo, que integra el equipo investigador junto a Juan Saumell, Manuel Fortea, Isabel Peco, Luis González y Luis Durán. Querían un material que fuera compatible física, química y mecánicamente con los de los edificios históricos. Y en el transcurso de la investigación comenzaron a probar con los morteros de cal que ya se usan y distintas variantes que pudieran hacer que el resultado final fuera más ligero que el cemento tradicional. Hicieron pruebas con todos los materiales que se puedan imaginar, incluido el caucho, con el que ya ha diseñado algo similar la Politécnica de Cataluña. Y de forma casual, llegaron al corcho. “Antes de probar pensamos, ¿cómo lo vamos a hacer un corcho y va a quedar bien?”, recuerda Salcedo. Pero como había que probar todos los materiales, se testó. “Y vimos que el comportamiento era extraordinariamente bueno”, explica.

Un terremoto fue el punto de partida de la investigación de este equipo de profesores de la Politécnica cacereña. Fue en 2011, en el seísmo de Lorca (Murcia), en el que se corroboró que los edificios que más habían fallado, que antes habían caído y que en los que más daños se habían originado eran los edificios históricos que habían sido intervenidos con estructuras de hormigón.

“El cemento Portland convencional que se usa en la construcción de cualquier edificio en la actualidad, está desarrollado para ser compatible con los materiales modernos, pero no con los que se utilizan en edificios históricos”, dice Salcedo. Aun así se había utilizado en algunas rehabilitaciones, con malos resultados.

En un año de trabajo lograron los primeros resultados (e iniciaron la primera patente) y cuatro años después, el nuevo mortero ecológico y antisísmico se ha usado por primera vez en un edificio en Extremadura: la rehabilitación de las bóvedas del templo romano de Diana en Mérida, y además se ha proyectado la aplicación de ese mismo mortero para otro uso en una ermita en Talaván. “La envergadura de lo que hemos desarrollado está en que es válido para la estructura, que es una parte esencial de la arquitectura”, destaca Salcedo.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/extremadura/cemento-antisismico-dehesa-extremadura_907253.html

El sector del corcho extremeño retoma sus niveles de empleo tras superar la crisis

El presidente del Cluster del Corcho de Extremadura-Asecor, Vicente Rodríguez, ha explicado a Efe que con la crisis se cerraron diversas empresas, y otras se vieron obligadas a reducir personal.

La recuperación experimentada desde el pasado año, pero principalmente durante este 2015, ha permitido a las compañías extremeñas recuperar esa plantilla “tan necesaria”, que ha regresado por tanto al sector.

De la plantilla que se perdió durante la recesión, en torno a un 30 %, se ha recuperado una “gran parte”, pues como ha indicado, algunos de esos trabajadores se jubilaron o tomaron otros cauces laborales.

En su opinión, se han producido muchos condicionantes para explicar esta situación, como por ejemplo el aumento del consumo interno de vino, aunque es aún “más importante” la incorporación de nuevos países consumidores.

Como ejemplo, las últimas tendencias apuntan a que muchos ciudadanos estadounidenses, anteriormente consumidores en exclusiva de refrescos tradicionales, incorporan ahora también el consumo del vino.

“En Estados Unidos se consume ahora más vino, -ha dicho- pero existen muchos más ejemplos, como el incremento de las compras chinas de caldos extremeños o de otros países productores de calidad”.

La cultura gastronómica, como ha expresado Rodríguez, se ha instalado en todo el mundo y en todas las escalas de la sociedad, y el vino ha sido uno de los grandes beneficiados.

Además, se han incorporado nuevas naciones productoras al mercado del vino de calidad, productos que precisan de corcho como el extremeño para posicionarse como una referencia dentro de la competencia mundial.

El incremento de la producción de países como Argentina, Chile, Sudáfrica, China o Australia, entre otros, beneficia a las ventas del corcho, y por tanto se augura un futuro “muy importante” en este sentido.

“Todos los países que producen vino, como por ejemplo Estados Unidos, incorporan más calidad, y eso implica tapar con un tapón con garantía”, ha indicado el responsable del cluster extremeño.

Según Rodríguez, el incremento de la actividad de este 2015 ha permitido estabilizar la situación a niveles similares a los experimentados en los últimos años antes del inicio de la crisis, lo que es “positivo” e “importante”.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.efeagro.com/noticia/el-sector-del-corcho-retoma-sus-niveles-de-empleo-tras-superar-crisis/

La producción de corcho fue un 10 % menor de lo previsto en Extremadura

La producción de corcho en Extremadura ha sido finalmente un 10 por ciento menor de lo previsto a principios de año, aunque se han alcanzado unos niveles normales respecto a la media de los últimos ejercicios.

El presidente del Cluster del Corcho de Extremadura-Asecor, Vicente Rodríguez, ha explicado a Efe que tras las previsiones optimistas de inicios de 2015, las condiciones meteorológicas de primavera y verano obligaron a sacar menos corcho.

Una situación que también se ha producido en otros grandes territorios corcheros peninsulares, como Andalucía o Portugal, ha apuntado.

El periodo de saca ha sido corto en Extremadura, unos dos meses, lo que ha hecho que las cuadrillas se hayan desplazado en las últimas semanas de verano a zonas de Castilla y León y Castilla La Mancha.

El adelanto de la campaña extremeña y su corta extensión se debe a que la primavera fue seca, lo que desaconseja una saca excesiva.

Según Rodríguez, muchos empresarios decidieron durante las últimas semanas de campaña no continuar con la saca, aunque pudieran haberlo hecho, para no dañar al árbol.

“Cuando hay lluvias, la saca se realiza muy fácil, parece como si el alcornoque quisiera soltar el corcho -ha indicado-, pero con sequía es conveniente dejar el material uno o dos años, pues se produce estrés en el árbol”.

El presidente del Cluster del Corcho de Extremadura ha confiado en que este otoño y la próxima primavera llueva, pues una ausencia de precipitaciones en esas etapas sí podría provocar niveles de producción más bajos de lo habitual el próximo año.

La media anual de producción de corcho en Extremadura se sitúa en el en torno de las 23.000 toneladas.

Por otro lado, Rodríguez ha explicado que las ventas del corcho extremeño mantendrán su buen comportamiento en los mercados internacionales, pues la demanda continúa y el precio está a niveles aceptables.

Sin cambios significativos en las cotizaciones del dólar y el euro, el corcho ibérico seguirá manteniendo sus ventas, ha indicado el presidente del Cluster del Corcho extremeño.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.finanzas.com/noticias/empresas/20151004/produccion-corcho-menor-previsto-3254987.html

Translate »