Home » Futuro de la dehesa

Category Archives: Futuro de la dehesa

Garantizar y apostar por la rentabilidad de la dehesa será clave para poder potenciar su conservación

El Teatro Municipal de la localidad castellanomanchega de Almodóvar del Campo ha acogido la Jornada Técnica La Dehesa: entorno, conservación y patrimonio. Expertos y representantes de distintas instituciones han destacado la necesidad de mejorar la rentabilidad de la dehesa para potenciar su conservación y hacer viable su sostenibilidad en el futuro.

El presidente de COVAP, Ricardo Delgado Vizcaíno, ha destacado que la dehesa es clave para la Cooperativa porque “la dehesa y la ganadería extensiva se dan la mano y se sostienen recíprocamente: sin la acción del hombre no existiría la dehesa y por eso queremos concienciar a la sociedad de la necesidad de protegerla, cuidarla, hacerla viable y luchar contra los problemas que padece como el de la falta de regeneración del arbolado”. Delgado Vizcaíno ha comparado la situación de la dehesa con el envejecimiento de la población y con la falta de relevo generacional en el campo y ha destacado que “es necesario hacer rentables las explotaciones ganaderas para que haya recursos que puedan revertir en acciones de conservación”.

LA DEHESA CONTRIBUYE DE FORMA MUY IMPORTANTE AL DESARROLLO SOSTENIBLE Y PARA FIJAR POBLACIÓN

Ricardo Delgado Vizcaíno ha añadido que son los ganaderos los que dan sentido a un agrosistema de incalculable, como es la dehesa, valor para la sociedad gracias a que es un ejemplo de simbiosis del hombre con el medio ambiente, de biodiversidad; un freno a los incendios forestales y un espacio que ya es un destacado reclamo turístico. El presidente de COVAP ha destacado la importancia del Valle de Alcudia en el ámbito de la dehesa y de la Cooperativa.

El alcalde de Almodóvar del Campo, José Lozano, ha señalado que “la dehesa contribuye de forma muy importante al desarrollo sostenible no sólo de Almodóvar del Campo sino de toda la comarca del Valle de Alcudia”. El alcalde ha agradecido a COVAP la organización de este encuentro en esta localidad y ha destacado que esta jornada “servirá para difundir los valores de la dehesa, que se han desarrollado durante siglos y que es fundamental para el desarrollo sostenible”. Lozano ha remarcado que “la ganadería es muy importante para fijar población a estos territorios y por ello es importante contribuir a la conservación y potenciación de este tipo de actividades”.

LA DEHESA. RETOS DE FUTURO

Los ponentes de la jornada celebrada en Almodóvar del Campo han reclamado un tratamiento exclusivo y diferenciado para la dehesa dentro de las distintas normativas que regulan la gestión del territorio.  En la primera de las mesas redondas, titulada La dehesa el catedrático de Producción Animal de la Universidad de Córdoba, Clemente Mata, ha comenzado su intervención haciendo referencia a la necesidad de hacer rentable la dehesa ante las dificultades que amenazan su “equilibrio”. Tanto Mata como el resto de ponentes: el profesor titular del Departamento de Producción Animal de la UCO, Vicente Rodríguez-Estévez; la presidenta de Fedehesa, María Pía Sánchez Fernández, y la profesora titular del Departamento de Ingeniería Forestal de la Universidad de Córdoba, Pilar Fernández Rebollo, han destacado que la clave reside en garantizar la regeneración con distintas estrategias.

Rodríguez Estévez ha abogado por superar el “desconocimiento” que existe sobre la dehesa a la hora de legislar y de actuar sobre este agrosistema y ha reclamado que se recuerde cómo lo gestionaban nuestros antepasados. Fernández Rebollo ha expresado que los propietarios de dehesa deben asumir el cuidado y la regeneración de sus fincas, venciendo la tendencia media de pérdida de árboles, que se cifra en unos tres pies por hectárea cada diez años. “Recuperando entre 10 y 15 árboles por hectárea cada 30 ó 40 años se contribuiría a frenar la pérdida de encinas”, ha explicado.

Por su parte, Pía Sánchez ha destacado que la sobrecarga ganadera es producto de la falta de rentabilidad y ha señalado que la dehesa “lucha” contra muchos factores adversos que “van desde la asfixia burocrática que sufrimos hasta la seca y que podrían paliarse si fuera rentable”. Por este motivo, la presidenta de Fedehesa ha reclamo una ayuda para las fincas de dehesa similar a la que tiene el olivar, “ya que esas rentas revertirían en conservación del arbolado”.

LA IMPORTANCIA DE LA GANADERÍA EXTENSIVA

La ganadería extensiva es fundamental para el sostenimiento de la dehesa. Para ello es fundamental lograr un tratamiento diferenciado como sector productivo por parte de las administraciones públicas y que se valoren adecuadamente los servicios ambientales que presta.

Ésta ha sido una de las conclusiones de la mesa redonda integrada por Antonio Gamonal Adánez, presidente de Ugavan (Unión de ganaderos de vaca nodriza);  Manuel Sánchez Rodríguez, profesor del Departamento Producción Animal de la Universidad de Córdoba; Antonio Peco Sobrino, profesor titular de Cultivos Herbáceos y Pastos de la Escuela de Agrónomos de la Universidad de Castilla La Mancha, y Raúl Sanz Pereda, director del grupo cárnico de COVAP, que ha actuado como moderador. En sus intervenciones han coincidido en la necesidad de conseguir políticas en materia Agroganadera, de Desarrollo Rural y en Medio Ambiente que contemplen las características particulares de la ganadería extensiva en la dehesa. “Eso debe asumirlo la PAC, que debe adoptar ese tratamiento diferenciado que apoye y ponga en valor todos los servicios que este agrosistema presta a la sociedad”.

Los ponentes también han destacado la necesidad de elevar la productividad de las explotaciones y de mejorar la profesionalidad y el conocimiento técnico de gestores y operarios, sobre todo en cabañas ganaderas como la de ovino. Las ponencias las ha cerrado Christian Gortázar, reconocido experto en sanidad animal en el ámbito extensivo.

La directora general de Agricultura y Ganadería de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla La Mancha, Cruz Ponce Isla, ha clausurado la jornada técnica apelando a la colaboración y al diseño de estrategias conjuntas entre los distintos actores que participan en la gestión de la dehesa y de la ganadería extensiva para potenciar la conservación y la preservación futura de este agrosistema.

Ponce Isla ha agradecido la labor de COVAP y ha definido a la cooperativa como un modelo de desarrollo rural que permite la fijación de población al territorio, la generación de valor añadido y la excelencia de las producciones agroalimentarias. La directora general ha destacado la importancia de la ganadería en el Valle de Alcudia y ha destacado el compromiso de la administración a la que representa para conseguir que siga siendo un recurso económico y social de primer orden.

 

Puede encontrar la noticia en:

Garantizar y apostar por la rentabilidad de la dehesa será clave para poder potenciar su conservación

Agricultura aprueba con siete años de retraso el plan de apoyo a las dehesas

Cinco consejeros distintos de Agricultura y siete años han hecho falta para que el Gobierno andaluz apruebe el Plan Director de las Dehesas de Andalucía cuyo objetivo es poner en valor no sólo un magnífico recurso natural sino también asegurar la viabilidad económica y ambiental de un sistema único en Europa de gestión sostenible de recursos ganaderos y forestales, una importante fuente de recursos económicos que, además, aporta valor añadido a la comunidad autónoma, empezando por el cerdo ibérico y continuando por el toro de lidia.

La principal preocupación del sector es garantizar su futuro y su repercusión económica no es menor. Todo lo contrario. Las dehesas ocupan 1,2 millones de hectáreas en Andalucía, con 14.000 explotaciones agrarias, la mayoría de ganadería extensiva, lo que supone nada menos que el 27% del territorio andaluz. Y se enfrenta a problemas que requieren inversiones porque hay actividades que han dejado de ser rentables —como ocurre con la leña y la venta del cisco picón que servían para limpiar las dehesas— y ahora requieren una inversión económica porque son imprescindibles.

El Gobierno andaluz aprobó el martes un plan con 86 millones de euros de inversiones hasta el año 2021

Por eso el Gobierno andaluz aprobó el martes un plan con 86 millones de euros de inversiones hasta el año 2021. Unos fondos, provenientes la mayoría del Programa de Desarrollo Rural, que se reparten en medidas y ayudas de diversas líneas estratégicas. Las principales irán destinadas a la renovación del arbolado, con más de 27 millones de euros; y del suelo (19 millones), así como la mejora de las producciones ligadas a la dehesa (7,5 millones de euros) y de las industriales de transformación de sus productos, con 5,8 millones de euros.

También se va a subvencionar la diversificación de las actividades económicas de las dehesas, la planificación integral, la conservación de la biodiversidad y la mejora de los servicios básicos y equipamientos, ya que muchas de las dehesas compaginan las actividades agrícolas y ganaderas con las de turismo rural.

Gestión integral

Uno de los principales contenidos de este plan director es que incluye las directrices para elaborar los planes de gestión integral, una de las principales demandas del sector según ha explicado Asaja a ABC. Estos planes integrales facilitarán la concesión de ayudas y subvenciones, ahora dispersas por las consejerías de Agricultura y Medio Ambiente y dependientes de un amplio desarrollo burocrático.

La organización agraria se mostraba satisfecha aunque con prudencia por la aprobación de este plan director. Vicente Pérez, director general de Asaja explicaba que demandaban más información al respecto, además de un mayor presupuesto ya que con las cuentas presentadas, «sólo corresponderían 70 euros por hectárea, lo que es claramente corto. Queremos que se siga avanzando porque las dehesas tienen que ser rentables o están condenadas a morir». El consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez Haro, sumaba a estas cuentas los 119 millones de euros de la PAC para pastos y ganadería.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://sevilla.abc.es/andalucia/sevi-dehesa-andalucia-tiene-plan-201710242259_noticia.html

La UE respalda que la PAC considere la dehesa como pastos permanentes

a Comisión especial de Agricultura del Parlamento Europeo ha confirmado el acuerdo para una modificación de la normativa de la Política Agraria Común (PAC) que reconoce como pastos permanentesaquellas superficies en las que predominan árboles y arbustos, lo que beneficia a la dehesa extremeña.

Este acuerdo, realizado a través del denominado Reglamento Ómnibus, supone una revisión intermedia de la actual PAC a la espera de una reforma más profunda más allá del 2020, han informado hoy fuentes de la Junta de Extremadura.

Uno de los aspectos acordados en el citado reglamento aborda el tratamiento de los pastos permanentes.

Los ganaderos extremeños que tienen explotaciones en dehesas se han visto perjudicados por unas normas que «dejaban fuera de las ayudas determinadas superficies con árboles y arbustos que son utilizadas por el ganado».

De hecho, España, y por ende Extremadura, ha sido sancionada precisamente por esta inadecuada definición de la dehesa en la PAC.

Con esta nueva normativa, «la UE reconoce el derecho de los Estados Miembros a considerar como pastos permanentes aquellas superficies en las que predominan árboles y arbustos», han remarcado desde la Administración regional.

A la espera de la publicación de los textos definitivos, la Junta de Extremadura espera que se pueda aplicar a nivel nacional a partir de 2018, «considerando como elegibles todas las superficies de pastos que se han quedado fuera en los últimos años».

La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, viene trabajando en elaborar y elevar propuestas que permitan un mejor encaje de la dehesa en la PAC que permita abordar desde un punto de vista integral su protección y mantenimiento.

En marzo de este año, la consejera de Agricultura, Begoña García, y la directora general de la PAC, Yolanda García, intervinieron en un acto organizado en el Parlamento Europeo para dar a conocer esta problemática y solicitar que se abordara una solución en el reglamento Ómnibus.

Desde entonces, se han mantenido reuniones con instituciones y otros organismos públicos y privados en busca de un consenso que permita una mayor sensibilización de la necesidad de proteger y potenciar este ecosistema único y de altísimo valor ecológico.

Extremadura cuenta con un total de 1.625.000 hectáreas de dehesa en las que pastan 2.774.000 animales anualmente, en extensivo y generando producciones diversas, medioambientalmente sostenibles y de alta calidad.

La dehesa es un ecosistema agroforestal de gran valor ecológico que debe ser protegido por la Política Agraria Comunitaria al objeto de preservar sus características medioambientales, que integran de forma inseparable, el mantenimiento de la actividad ganadera, con un aprovechamiento forestal y agrario, la conservación de la biodiversidad y la provisión de servicios ambientales públicos.

La aplicación de las sucesivas reformas de la PAC está poniendo en peligro la continuidad de este ecosistema que se encuentra en una situación de vulnerabilidad económica así como amenazada por otros problemas de índole sanitario y ambiental.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.hoy.es/extremadura/respalda-peculiaridades-dehesas-20171018125057-nt.html

El Parlamento Europeo reconoce una mayor superficie de pastos en la dehesa extremeña

La Comisión especial de Agricultura del Parlamento Europeo ha confirmado el acuerdo para una modificación de la normativa de la Política Agraria Común (PAC) que reconoce como pastos permanentes aquellas superficies en las que predominan árboles y arbustos, lo que beneficia a la dehesa extremeña.

Este acuerdo, realizado a través del denominado Reglamento Ómnibus, supone una revisión intermedia de la actual PAC a la espera de una reforma más profunda más allá del 2020, han informado hoy fuentes de la Junta de Extremadura.

Pastos permanentes

Uno de los aspectos acordados aborda el tratamiento de los pastos permanentes. Los ganaderos españoles, en especial los que tienen explotaciones en dehesas, se han visto perjudicados por unas normas que “dejaban fuera de las ayudas determinadas superficies con árboles y arbustos que son utilizadas por el ganado”.

De hecho, España, y por ende Extremadura, ha sido sancionada precisamente por esta inadecuada definición de la dehesa en la PAC. Con esta nueva normativa, “la UE reconoce el derecho de los Estados Miembros a considerar como pastos permanentes aquellas superficies en las que predominan árboles y arbustos”, han remarcado desde la Administración regional.

A la espera de la publicación de los textos definitivos, la Junta de Extremadura espera que se pueda aplicar a nivel nacional a partir de 2018, “considerando como elegibles todas las superficies de pastos que se han quedado fuera en los últimos años”.

Encaje en la dehesa

La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, viene trabajando en elaborar y elevar propuestas que permitan un mejor encaje de la dehesa en la PAC que permita abordar desde un punto de vista integral su protección y mantenimiento.

En marzo de este año, la consejera de Agricultura, Begoña García, y la directora general de la PAC, Yolanda García, intervinieron en un acto organizado en el Parlamento Europeo para dar a conocer esta problemática y solicitar que se abordara una solución en el reglamento Ómnibus.

Desde entonces, se han mantenido reuniones con instituciones y otros organismos públicos y privados en busca de un consenso que permita una mayor sensibilización de la necesidad de proteger y potenciar este ecosistema único y de altísimo valor ecológico, informa Efe.

1,6 millones de dehesas extremeñas

Extremadura cuenta con un total de 1.625.000 hectáreas de dehesa en las que pastan 2.774.000 animales anualmente, en extensivo y generando producciones diversas, medioambientalmente sostenibles y de alta calidad.

La dehesa es un ecosistema agroforestal de gran valor ecológico que debe ser protegido por la Política Agraria Comunitaria al objeto de preservar sus características medioambientales, que integran de forma inseparable, el mantenimiento de la actividad ganadera, con un aprovechamiento forestal y agrario, la conservación de la biodiversidad y la provisión de servicios ambientales públicos.

La aplicación de las sucesivas reformas de la PAC está poniendo en peligro la continuidad de este ecosistema que se encuentra en una situación de vulnerabilidad económica así como amenazada por otros problemas de índole sanitario y ambiental.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.eldiario.es/eldiarioex/agroeste/Parlamento-Europeo-reconoce-superficie-extremena_6_698590146.html

Publicada convocatoria ayudas a regeneración dehesa (Extremadura)

La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio convoca estas ayudas con la finalidad de contribuir al desarrollo rural de Extremadura mediante actuaciones que permitan incrementar la capacidad de adaptación y el valor medioambiental del sistema dehesa de alto valor natural.

Podrán ser beneficiarias de estas subvenciones las entidades públicas titulares de explotaciones con terrenos inscritos a su favor en el Registro de Explotaciones Agrarias de Extremadura (REXA) y entidades públicas titulares de montes comunales aun cuando no estuvieran inscritos estos terrenos a su favor en el REXA, si estos constaran en su declaración anual de pastos comunales.

Las actuaciones que podrán ser objeto de subvención son las de apoyo a la regeneración natural de terrenos adehesados mediante la protección del regenerado natural y trabajos para la mejora de su viabilidad, de densificación de terrenos adehesados destinado al incremento del número de árboles con las especies existentes y su protección contra el ataque del ganado, de poda de forestación destinada a la adaptación del arbolado existente al uso silvopastoral y de infraestructuras para asegurar la viabilidad de los sistemas agroforestales.

Por su parte, también podrán optar a estas ayudas los recintos incluidos en la capa dehesa del Sistema de Información Geográfica de Parcelas Agrícolas (SIGPAC) y que se encuentren identificados como uso forestal, pasto arbolado, pasto arbustivo, pastizal o tierras arables o aquellos recintos que tengan solicitada la inclusión o actualización de dichos usos con antelación a la finalización del plazo.

Por tanto, quedan excluidas de estas subvenciones las superficies sujetas a consorcios, convenios y COREFEX suscritos con la Consejería con competencias en materia forestal.

La cuantía total máxima de las subvenciones convocadas asciende a dos millones de euros y están cofinanciadas en un 75 por ciento por el Fondo Europeo Agrícola conforme al Programa de Desarrollo Rural de Extremadura 2014-2020 y el resto por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y la Junta de Extremadura.

El importe máximo subvencionable por cada expediente se fija en 40.000 euros y deberá alcanzar un mínimo de 5.000 euros.

La solicitud se cumplimentará preferentemente a través de Internet, en el portal oficial de la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura https://arado.juntaex.es/aradoi/inicio.aspx (aplicación informática “ARADO”) finalizando el plazo de presentación de solicitudes el 3 de noviembre.

 

Puede encontrar la noticia en:

https://www.regiondigital.com/noticias/economia/282546-publicada-convocatoria-ayudas-a-regeneracion-dehesa.html

Dehesa extremeña: camino hacia una nueva declaración de la Unesco

Se trata de un ecosistema único, donde el hombre y la naturaleza parecen haber encontrado el equilibrio. La dehesa es un espacio protagonista en Extremadura, que tiene más de un millón de hectáreas de dehesa, casi un tercio de la superficie.

Extremadura trabaja junto con 17 entidades de Portugal en una candidatura nueva internacional para la comunidad. Se trata de una candidatura única que apuesta por declarar el ecosistema de la dehesa española y el montado portugués como Patrimonio de la Humanidad.

La dehesa es una fuente de riqueza y joyas de la biodiversidad de la región. De ella se obtiene buena parte de de la economía del territorio regional, y es al mismo tiempo una fuente de biodiversidad.

El objetivo de la candidatura es poner en valor la dehesa en toda su dimensión, “sin perder el mantenimiento de los valores ambientales, ya que una cosa sin la otra no se entiende”, destaca el consejero de Economía, José Luis Navarro.

La candidatura

En el proyecto participan 17 entidades de Extremadura, Andalucía, Alentejo, Zonas Centro y Norte de Portugal y norte del Algarve. Los socios trabajarán en cuatro grandes acciones, como son la adaptación del marco normativo que afecta a dehesas y montados, a sus necesidades y características propias; valorización ambiental; identificación y transferencia de innovación para la producción y gestión de productos; y por último, valorización y marketing.

En este marco, y con la intención de impulsar este ecosistema, se espera que Extremadura acoja el 3º Congreso Internacional de la Dehesa y una Feria Internacional de la Dehesa.

El consejero Navarro destacó en la feria ganadera de Zafra que el proyecto coincide con la nueva apuesta por la economía verde y circular, al entender que la dehesa “es mucho más que un paisaje, van indisolublemente unidos, por lo que se trata de valorizar ambiental y económicamente la dehesa y su equivalente portugués, el montado, desde un punto de vista sostenible”.

Subvenciones para la dehesa

El  Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura aprobó el pasado mes de marzo un decreto que establece las bases reguladoras del régimen de subvenciones destinadas a apoyar la regeneración de terrenos adehesados, con una previsión presupuestaria de 8 millones de euros, cofinanciados por el Fondo Feader conforme al Plan de Desarrollo Rural 2014-20. S e beneficiarán entre 250 y 300 titulares de explotaciones, según las estimaciones del Ejecutivo regional.

Estas subvenciones llevarán pareja la generación estimada de unos 50.000 jornales necesarios. El importe máximo subvencionable por cada expediente se fija en 40.000 euros, sin superar el 90 por ciento sobre la inversión prevista, que en cualquier caso será como mínimo de 5.000 euros.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.eldiario.es/eldiarioex/sociedad/Dehesa-extremena-camino-declaracion-UNESCO_0_692931483.html

Un proyecto europeo busca hacer rentable la dehesa

El proyecto de cooperación transfronteriza para la valorización integral de la dehesa-montado “Prodehesa-Montado”, en el que participan 17 entidades de Extremadura, Andalucía y Portugal, pretende hacer rentable este espacio, ya que ahora no lo es.

Así lo ha señalado la directora del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Citycex), Carmen González, en el acto de presentación del proyecto en la Feria Internacional Ganadera de Zafra (Badajoz).

El proyecto propone la colaboraciones entre empresas y organismos de investigación para poner en marcha herramientas, productos y servicios, según González.

El consejero de Economía e Infraestructuras de Extremadura, José Luis Navarro, ha afirmado que este proyecto pretende “diagnosticar, valorizar y poner en marcha los requisitos ambientales necesarios para conservar los valores forestales y ambientales”.

En el transcurso de una mesa de trabajo, el consejero ha recordado que la Junta de Extremadura apuesta por la economía verde y circular.

La dehesa, ha apuntado, está muy vinculada con la industria cárnica y a la Marca Extremadura, de ahí la importancia de estos esfuerzos de promoción para impulsar este ecosistema.

Durante la mesa se ha tratado del proyecto “Prodehesa-Montado”, que está financiado por la Unión Europea dentro del programa Interreg y cuyo objetivo es poner en marcha las actuaciones para poner en valor la dehesa desde el punto de vista ambiental y económico.

La directora general de la Política Agraria Comunitaria, Yolanda García Seco, ha indicado que “hay que entender que -la dehesa- no solo es un pasto con árboles, sino que son esenciales para el aprovechamiento ganadero”.

En Extremadura la dehesa ocupa un millón y medio de hectáreas y cuenta con componentes ganaderos y forestales, lo que pone de manifiesto la “complejidad de un ecosistema único” que debe ser protegido por la Unión Europea, ha agregado.

Por ello, ha apuntado que se van a solicitar ayudas para el mantenimiento de la dehesa y para los profesionales del sector.

En la mesa celebrada esta mañana también se han tratado temas como la futura Ley de la Dehesa o la dehesa como Patrimonio de la Unesco.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.lavanguardia.com/local/sevilla/20170929/431634708696/un-proyecto-europeo-busca-hacer-rentable-la-dehesa.html

El Ministerio creará en Extremadura los primeros cultivos intensivos de bellota

Juan García (nombre simulado a modo de ejemplo) dispone de una explotación porcina con cerca de 5.000 ejemplares que campan a sus anchas por la dehesa extremeña. Este año dispone de 400 nuevas crías, y su deseo es alimentarlas en montanera para así vender más tarde los codiciados jamones ibéricos de bellota. Sin embargo tan solo podrá hacerlo con algo más de la mitad, unas 250, debido a que las encinas de la dehesa que tiene arrendada no producen todo el fruto que necesita para alimentarlos. Debe alimentar por tanto a los 150 ejemplares restantes con pienso, por lo que los jamones (ya de cebo, o de recebo) los venderá a un precio sensiblemente menor.

Esta pérdida de valor añadido puede tener los días contados si finalmente la década de trabajos y ensayos llevados a cabo en el Centro Nacional de Recursos Genéticos Forestales El Serranillo (ubicado en Guadalajara y gestionado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente) y las parcelas experimentales que se van a poner en marcha en la comarca de Campo Arañuelo da los frutos esperados.

A tenor de los resultados que arrojan los trabajos llevados a cabo en este sentido, la producción media de la dehesa podría pasar de 250 kilos anuales de bellota a 10.000, o lo que es lo mismo, multiplicar por 40 la producción.

 

Se trata del inicio de una experiencia pionera a nivel mundial, el cultivo intensivo de bellota, al frente de cuya investigación y desarrollo se encuentra Juan Luis Peñuelas, quien junto a su equipo ha puesto el punto de mira en el norte de la provincia cacereña.

El porqué lo explicó el propio Peñuelas durante la firma del convenio en virtud al cual la Mancomunidad Integral Campo Arañuelo cede varios terrenos al Ministerio para la instalación y seguimiento de parcelas experimentales. «Tenemos la necesidad de experimentar en parcelas públicas de características climáticas adecuadas, y qué mejor lugar que Extremadura para ver cómo se desarrollan y testar variables agronómicas de cultivo intensivo: riego, fertilización, marcos, etcétera». Argumenta que el paso de la actual producción anual de 250 kilos por hectárea «podría alcanzar hasta los 10.000 kilos en estas plantaciones, con una cierta garantía de producción, sin el riesgo de la vecería (alternancia de años con mucha cosecha y otros con escasa) que presenta la encina y el alcornoque». Eso sí, se muestran prudentes y recuerdan que por el momento se trata de hipótesis. Fundadas, pero hipótesis al fin y al cabo.

El cómo se fijaron en Campo Arañuelo lo explica el presidente de la mancomunidad, David González, que recuerda que mejorar la producción de la dehesa siempre ha sido un proyecto, una idea que no se le iba de la cabeza, si bien reconoce que las administraciones no le hacían mucho caso. «Hasta que un día me topé con este hombre (refiriéndose a Peñuelas), que tiene esta gran trayectoria. Contacté con él, visitamos las instalaciones de El Serranillo,… Y aquí estamos», explica satisfecho. Recuerda que entre los factores determinantes para que se materializase la presencia de El Serranillo en Extremadura se encuentra la existencia de polen de encina, algo de lo que carecen en Guadalajara.

Hasta ahora los árboles productores de bellotas (encinas, alcornoques…) están considerados como árboles formadores de naturaleza, de paisaje, a los que tradicionalmente el hombre apenas ha manipulado. Ahora la idea es que estas mismas especies sean además árboles productores, como ya lo son el olivo, el almendro o el castaño.

Un concepto diferente

Este cambio de concepto supondría la puesta en marcha de explotaciones milimétricamente reguladas, con una plantación planificada para en pocos años obtener ejemplares adultos capaces de dar frutos (como ya se hace con el olivar), con sus sistemas de riego, fertilizantes… De ahí que aboguen porque el cultivo intensivo de bellotas pueda ser incluso una alternativa al de tabaco, cuyo paulatino abandono está dejando miles de hectáreas de tierras fértiles en barbecho, pero perfectamente aptas para su cultivo en la zona de Campo Arañuelo y la Vera.

«Si tenemos la posibilidad… ¿Por qué no vamos a producir la bellota fuera de la dehesa, con individuos seleccionados, en plantaciones intensivas, y luego echar este fruto en la dehesa cuando se necesite para alimentar a los animales?», se preguntan.

Aquí González señala que mientras para Peñuelas y Agricultura serán unas parcelas experimentales, para la comarca se tratará de unas parcelas demostrativas, en las que la mancomunidad podrá constatar ante profesionales del sector cómo se desarrolla la experiencia «para que así vean que es una realidad y que puede ser una salida». Siempre, claro está, en función de lo que diga el mercado, que marcará la demanda de este producto.

No obstante en lo que a bellotas se refiere, además de la alimentación de animales también cuenta con aplicaciones en cosmética (aceite de bellota para el cuidado de la piel), uso medicinal (por sus propiedades astringentes se puede usar para cortar la diarrea o para la incontinencia urinaria, entre otros); y alimentación humana, en modo de confitura, mantequilla, licores, etcétera.

Congreso Forestal Español

Peñuelas, que asistió como ponente al VII Congreso Forestal Español, celebrado a finales de junio en Plasencia, recordó que ya en 2010 empezaron a pensar en este proyecto de forma seria, si bien se encontraron todo el trabajo por hacer, al ser pioneros en la misma. Dificultad añadida que ha supuesto un trabajo extra, pero que a la vista está que nos les ha hecho cejar en su empeño.

Él mismo explicaba la iniciativa durante el citado congreso. «El proyecto que planteamos tiene como objetivo la producción de bellotas en cantidad y calidad suficiente para complementar la que naturalmente se produce en las dehesas, y ello mediante el establecimiento de plantaciones agrarias ad hoc de quercíneas mediterráneas. La singularidad del proyecto radica en producir bellotas fuera de las dehesas aplicando las capacidades tecnológicas hoy existentes en cada lugar y circunstancia, de modo y forma que el fruto, recolectado de forma mecánica, se almacene para ser posteriormente esparcido a su tiempo en las dehesas como alimento del cerdo ibérico, incrementando de este la productividad y regularidad del sistema de montanera», afirma.

«Estas nuevas plantaciones se asemejarían en cuanto a concepción agronómica y logística a las nuevas plantaciones superintensivas de frutos que en los últimos años han aparecido en el mundo agrario y que han revolucionado antiguos y milenarios cultivos tradicionales como son la vid, el olivo, los frutos secos (almendro, pistacho, nogal, etcétera) y que hoy día testa su viabilidad en cítricos, melocotón y frutos rojos, como arándanos, grosellas, endrinos, frambuesas…», manifiesta.

Personal del Ministerio muestra un ejemplar que será injertado. / E. S.

Aquí destaca que tal actividad, concebida de esta forma, integrará «a los subsectores agrario, forestal, ganadero, industrial y comercial, configurándose como un potente motor de desarrollo rural local, regional y nacional en un mercado de alta rentabilidad y con enormes posibilidades de crecimiento por consumo interno y de exportación».

En este punto insiste en la importancia del cambio de concepto que tradicionalmente se tiene de la encina. «Lo que se está proponiendo es toda una revolución conceptual en un modelo productivo centenario. El agricultor tiene que entender a la encina, no ya como una especie milenaria y típicamente forestal, sino como un frutal que puede ser sometido a manejo intensivo. Los propietarios de las dehesas y los ganaderos de cerdos ibéricos deben tomar en consideración que no tiene lógica económica ni financiera el que su sistema productivo esté a merced de las veleidades de nuestra extrema y variable climatología», advierte.

Para concluir se mostraba optimista en la viabilidad del proyecto. «Si las proyecciones de consumo y demanda de derivados del cerdo ibérico de bellota se mantienen, las producciones de estos cultivos intensivos tienen asegurada la demanda», eso sí, siempre y cuando «seamos capaces de producir y poner en el mercado un material vegetal productivo adecuado al manejo intensivo y a un costo accesible». De ahí la importancia de que una vez concluidos los experimentos, profesionales del sector y administraciones den el paso definitivo hacia este cambio de modelo productivo de la dehesa.

 

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.hoy.es/agro/ministerio-creara-extremadura-20170707004806-ntvo.html

Extremadura, Andalucía y Portugal impulsan la declaración de la dehesa como Patrimonio de la Humanidad

Instituciones y entidades públicas de Extremadura, Andalucía y Portugal impulsarán una candidatura única hispano-lusa para que la dehesa -montado, en el caso luso- sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Esta iniciativa se enmarca en el proyecto transfronterizo Prodehesa-Montado, en el que, además, se plantea una propuesta de ley de la dehesa única para todos los territorios.

El Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex) coordina este proyecto en el que intervienen socios de Andalucía, Alentejo, Zonas Centro y Norte de Portugal y norte de Algarve, han informado hoy fuentes del Gobierno regional.

El objetivo de Prodehesa-Montado es poner en marcha las actuaciones necesarias para valorar ambiental y económicamente la dehesa y su equivalente portugués, el montado, desde un punto de vista sostenible.

En una primera toma de contacto han acordado los plazos y los responsables de cada una de las tareas que se van a llevar a cabo.

El proyecto contempla cuatro grandes actividades técnicas: la adaptación del marco normativo que en la actualidad afecta a este ecosistema, a sus necesidades y características propias, contribuir a la valorización ambiental de la dehesa-montado, la identificación y transferencia de innovación para la producción y gestión de productos, y dar visibilidad a estos parajes.

También está previsto organizar el III Congreso Ibérico de la Dehesa, como punto de encuentro y debate sobre su situación.

Este proyecto cuenta con 17 socios, de los que 13 son entidades españolas y cuatro de Portugal, y entre las que figuran el Cicytex, la Federación Española de la Dehesa, la Agencia de Gestión Agraria de Andalucía, las Universidades de Sevilla, Extremadura, Córdoba y Évora y la Asociación de Conservación de la Naturaleza de Portugal, entre otras.

El proyecto Prodehesa-Montado está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España-Portugal (POCTEP) 2014-2020, y cuenta con un presupuesto de 3,4 millones de euros y un periodo de ejecución de tres años.

Los resultados que se obtengan se trasladarán a propietarios, gestores, empresarios relacionados con la transformación y comercialización, cooperativas y grupos de desarrollo rural, asociaciones de productores, organizaciones de defensa de la dehesa e instituciones de investigación.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/extremadura/extremadura-andalucia-portugal-impulsan-declaracion-dehesa-patrimonio-humanidad_1024070.html

¿Por qué no dejan en paz al ibérico?

En las últimas semanas han aparecido muchas noticias con respecto a fraudes que en torno al cerdo ibérico parece haber destapado el periódico alemán Süeddeutsche Zeitung. Es como si aquí no se hubiera enterado nadie hasta ahora; pero más que de fraude habría que hablar de confusión y desinformación, aunque fraude también hay alguno.

Lo primero que hay que decir es que el consumidor que compre un jamón “ibérico de cebo” (con etiqueta blanca) puede estar tranquilo de que nadie le engaña, siempre que ya sepa que está comprando un cerdo cruzado (hijo de una cerda ibérica y un verraco duroc) alimentado sólo con pienso en condiciones de intensividad. Pero esto no es ninguna novedad, así lo decidió el gobierno español con el Real Decreto 1083/2001, por el que se aprobaba la norma de calidad para el jamón, paleta y caña de lomo ibéricos.

EL JAMÓN IBÉRICO DE CEBO SUPONE ALREDEDOR DEL 60% DE LO PRODUCIDO COMO IBÉRICO

Esta norma tenía el objetivo de “evitar que se genere confusión en los consumidores y de impedir la competencia desleal”, además de proteger la raza y la dehesa.

Pues ya van tres normas de calidad, la vigente es el Real Decreto 4/2014, y los objetivos se mantienen; pero resulta que es ahora, al tiempo que se han enterado en Alemania, cuando algunos empiezan a saber que un cerdo ibérico es “oficialmente” un cerdo cruzado, aunque el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española seguía sin recogerlo así en su 23 edición de octubre de 2014.

Aunque el Ministerio no ha publicado aún las cifras de 2016, este jamón “ibérico de cebo” supone alrededor del 60% de lo producido como ibérico.

Que muchas cerdas ibéricas no tienen genealogía conocida y que su valoración es visual es cierto, pero poco fraude cabe esperar de esos cerdos “ibéricos de cebo” (cruzados de pienso, para que se entienda); porque ni al productor ni a la industria les interesa perder la calidad que aporta ese 50% de raza ibérica.

La única salvedad, de incumplimiento generalizado de la norma, está en la edad, porque todos esos cerdos tienen algún mes menos de los 10 exigidos para el sacrificio. Pero debo reconocer que si yo fuera productor tampoco aguantaría un cerdo durante 10 meses a base de pienso, porque sería ruinoso y porque no aporta absolutamente nada a la calidad del producto. Con este asunto de la raza han salido beneficiadas otras razas que el consumidor está asociando al ibérico, que yo no voy a mencionar para no darles más fama. Otra categoría de calidad nada acertada y muy engañosa que, salvo muy escasas y honrosas excepciones, raya el delito medioambiental es el “cebo de campo”. Se trata de cerdos que alimentados con pienso están al aire libre.

La segunda norma de calidad (Real Decreto 1469/2007) permitía hasta 15 cerdos/hectárea, carga ganadera que no hay finca que resista porque acaba arrasada; es triste la coincidencia pero 10.000 metros cuadrados entre 15 coincide con el número de la bestia (666). Pues bien, no conforme con eso, el Ministerio, en la tercera norma, permite etiquetar como “cebo de campo” hasta densidades de 100 cerdos/hectárea (mejor que no calculen el número del apocalipsis medioambiental); será por eso, que buscando la claridad a esta categoría se le reserva la “etiqueta verde”.

Para hacerse una idea de los cerdos que admite una finca basta con decir que, cuando hay bellota, las mejores dehesas no dan de comer a más de 2 cerdos/hectárea. Por tanto, esta categoría supone una competencia desleal para los productores que hacen un cerdo extensivo (“de campo” pero con denominación de origen, que los hay) o un cerdo ecológico (que también los hay), y para los ganaderos intensivos que asumen los costes de la gestión de los purines de sus cerdos sin contaminar. Lo mejor de estos cerdos es que no llegan a estar los 12 meses que se les exige de edad mínima al sacrificio; por lo que incumpliendo dañan menos.

Aunque tampoco se tienen las cifras de 2016, este jamón supuso alrededor del 20% de lo producido como ibérico.

Queda la categoría “de bellota”, que es la verdadera perjudicada con las sucesivas normas. Hablamos de la que da imagen a todo el sector, aunque el uso de esta estampa no pueda hacerse al publicitar “ibéricos de cebo”.

Se suponía que el objetivo de la norma, que ya tiene casi 16 años, era proteger lo más auténtico, la raza y la dehesa, destapando el fraude que debía de haber en los 439.984 jamones ibéricos de bellota que según Confecarne se comercializaron en 2003, año de su entrada en vigor.

Creo que algo ha venido fallando en estas inspecciones cuando las primeras cifras oficiales de 2008 dieron 1.806.492 jamones de bellota, más del cuádruple de antes de la norma; o porque en la penúltima campaña (2015/16) comenzaron su curación unos 1.332.000 jamones de bellota, algo menos que los más de 1.400.000 jamones de bellota que, según datos de Araporc, se obtendrán de esta pasada campaña (2016/17), a pesar de haya habido muy poca bellota.

Que nos moleste que esto se sepa en Alemania es lógico. Pero por real decreto se decidió producir masivamente utilizando el nombre de la raza ibérica, al amparo de su buena imagen y fama. ¿Por qué será que no hacen lo mismo los franceses con su champán o los iraníes con su caviar?

Para terminar quiero reconocer algo, cuando quiero comprar un buen jamón y no quiero que me engañen lo compro “ibérico de cebo”, eligiendo bien la marca, porque sé lo que voy a comprar y porque no hay posibilidad de fraude. Excepcionalmente, compro “100% ibérico de bellota” (etiqueta negra) de denominación de origen, habitualmente de la de mi tierra.

Eso es lo que ha conseguido el Ministerio con sus tres normas y es triste que haya que conformarse con eso. ¿Por qué no derogan la norma y dejan en paz al cerdo ibérico?

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.diariodesevilla.es/agr_andalucia/dejan-paz-iberico_0_1148885318.html

Projeto Transfronteiriço PRODEHESA-MONTADO lançado em Mérida

As 17 entidades que fazem parte do Projeto de Cooperação Transfronteiriça para a Valorização Integral do Montado (PRODEHESA-MONTADO) reuniram-se em Mérida, no dia 19 de junho, para o lançamento deste projeto coordenado pelo Centro de Pesquisa Científica e Tecnológica da Extremadura (CICYTEX). O objetivo do projeto é implementar as ações necessárias para melhorar ambiental e economicamente o montado, de um ponto de vista sustentável. Neste primeiro contacto, os parceiros acordaram prazos e definiram os responsáveis por cada uma das tarefas a serem executadas. As regiões envolvidas neste projeto são a Extremadura, a Andaluzia, o Alentejo, o Centro e o Norte de Portugal e o Norte do Algarve.

O projeto PRODEHESA-MONTADO inclui quatro atividades técnicas principais. Por um lado, trabalhará a adaptação do quadro regulamentar que atualmente afeta este ecossistema, as suas necessidades e características. Entre as tarefas programadas para esta atividade está o desenvolvimento de um projeto de lei sobre o montado para todos os territórios, que reflita as suas peculiaridades.

Por outro lado, o projeto pretende contribuir para a recuperação ambiental do montado, estudando o ciclo de vida dos seus produtos, quantificando a sua pegada carbónica e ampliando a base de dados cartográfica e os censos existentes. Além disso, o projeto tem em vista trabalhar numa candidatura única luso-espanhola para que o montado seja declarado Património Mundial pela UNESCO, entre outros aspetos.

Outra ação deste projeto está relacionada com a identificação e transferência de inovação para a produção e gestão de produtos. Isso envolve a modernização e adaptação dos processos de produção, a produção e promoção de produtos e serviços emergentes e, finalmente, a promoção da cooperação e profissionalização dos setores associados. Entre outras iniciativas, será organizado o III Congresso Ibérico do Montado, como ponto de encontro e discussão da sua situação.

Finalmente, também se levará a cabo um importante trabalho de valorização e marketing através da formação dos produtores e consumidores, e da quantificação do valor económico dos produtos e serviços; de marketing e comercialização dos mesmos através de publicações, campanhas de sensibilização, etc. Além disso, está prevista a realização da Primeira Feira Internacional do Montado, cujo objetivo é mostrar os diferentes ofícios, produtos e serviços oferecidos por este ecossistema.

Este projeto conta com 17 parceiros, dos quais 13 são entidades espanholas e 4 portuguesas: Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX); Gabinete de Gestión Integral de Recursos; CTAEX; Universidad de Extremadura; Federación Española de la Dehesa (FEDEHESA); Universidad de Sevilla; Extremadura Avante; INIAV-Instituto Nacional de Investigação Agrária e Veterinária; Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía; Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (AGAPA); Observatorio para la Comercialización y la Industrialización del Corcho Extremeño (OCICEX); Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura; INTROMAC; Universidad de Córdoba; QUERCUS – Associação Nacional de Conservação da Natureza; Instituto da Conservação da Natureza e das Florestas; e Universidade de Évora. Embora não seja um parceiro do projeto, a UNAC-União das Organizações dos Agricultores para o Desenvolvimento da Charneca vai participar ativamente nele como um importante representante do montado português.

 

Puede encontrar la noticia en:

Projeto Transfronteiriço PRODEHESA-MONTADO lançado em Mérida

El alcornocal (Quercus suber) en España

Uno de los hábitats más predilectos para las setas es el alcornocal, bosques de Quercus suber de los que podemos disfrutar en casi todas las provincias de la geografía española.

Boletus aereus. Foto: Iñigo Marqués

El alcornoque es un árbol perenne, que crece en suelos ácidos o muy lavados. Por tanto junto con su predilección por zonas cálidas hace que de una amplia gama de setas comestibles como Boletus aereus o Cantharellus cibarius.

Existen tres zonas donde son muy frecuentes: toda Extremadura, Cádiz y el litoral de Girona. Además, existen reductos en el Bierzo (León) y Toledo donde su masa forestal va reduciéndose con el paso de los años. Y por último quedan pequeños núcleos y microreservas como en el Moncayo (Zaragoza) o Pinet (Valencia) donde son autenticas joyas botánicas.

Foto: Manuel Becerra

La aparición de las setas vendrá determinada por la época (mes del año) y la pluviometría, generalmente son grandes productores de boletus necesitando apenas 15 días para su aparición, además otras de ciclo más largo como las Amanita cesarea aparecerán tras unos 22 días. En Andalucía y Cádiz, su relación conjunta con las jaras hará que sea un hábitat idóneo para el Gurumelo. Y después, es uno de los árboles más productores de rebozuelos que hay necesitando una humedad constante por el largo ciclo de esta seta.

Amanita caesarea (fase huevo)

Como anécdota, se han llegado a encontrar marzuelos (Hygroporus marzuolus) en otoño en el PN Los Alcornocales de Cádiz y en Extremadura.

 

 

 

Puede encontrar la noticia en:

El alcornocal (Quercus suber) en España

Es urgente mantener la dehesa

La dehesa no es un “sistema forestal” como dice y se repite desde la Administración; los científicos la definen como un “sistema agrario” (agroganadero). El lugar por tanto que en justicia le corresponde en la PAC no es en los pastos permanentes, sino en el grupo de cultivos permanentes. ¿Por qué no la defiende la Administración ahí, que es la mejor situación y resulta imprescindible para su salvación?

El pasado lunes día 24 de abril se celebró la Conferencia Sectorial de Agricultura (Ministerio, CCAA) para establecer una estrategia española sobre el futuro de la Política Agraria Comunitaria (PAC) más allá del año 2020. Algunos de los acuerdos alcanzados por los miembros de esta conferencia sectorial deben de preocupar, y mucho, al sector de la dehesa; pues una vez más puede quedar fuera del lugar que en justicia le corresponde, que es el de ser considerada como sistema agrario (agroganadero), dentro de la PAC.

SE ENCUENTRA EN RIESGO DE DESAPARICIÓN POR LA FALTA DE RENTABILIDAD

En lugar de ello, todo apunta a que seguirá siendo considerada por España, en Bruselas, como pasto leñoso o sistema forestal, perjudicándola de forma grave económicamente, ya que continuará en el estado de vulnerabilidad y riesgo de desaparición en el que se encuentra ahora por falta de rentabilidad. El acuerdo alcanzado recoge, según se dice en la referencia oficial, la defensa de los pagos directos actuales (pilar fundamental de las rentas agrarias) para dar “estabilidad” a los agricultores y ganaderos dentro de un “lenguaje” que luego permita defenderlos en Bruselas.

Este “lenguaje” administrativo, que hasta ahora se ha caracterizado por su ambigüedad y equívocos, ha servido a España para mostrar a la dehesa en Bruselas como “estandarte representativo” de unos pastos arbustivos (leñosos) que fueron “multados” por la Comisión Europea, al haber cobrado indebidamente pagos directos en España fincas que no contemplaban la PAC, durante el periodo 2009-2013. Estos errores, en los que incomprensiblemente se ha visto involucrada la dehesa, y de lo que ahora se acusan mutuamente la Administración central y la autonómica, se tendrán que dilucidar en los Tribunales de Justicia, para ver quién paga los 262 millones de euros de multa impuesta por Bruselas (esperemos que no le toque a la dehesa).

Seis comunidades autónomas (Cataluña, Aragón, Navarra, Baleares, País Vasco y Canarias) no tendrán que pagar nada de esta multa, porque sí aplicaron el CAP (Coeficiente de Admisibilidad de Pastos), a su debido tiempo (desde el año 2007), cumpliendo con la normativa legal europea. ¿Por qué no lo hicieron las demás?

A esta pregunta deben de responder con transparencia, por respeto a los ganaderos, las cuatro CCAA (Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Castilla y León), que tienen en su territorio a las dehesas y que ahora culpan a Bruselas de que no comprenden lo que es la dehesa. Son ellas y la Administración central las que nunca han aclarado a la Comisión Europea, por los cauces reglamentarios previstos, lo que es una dehesa, a la que indistintamente se le llama en España superficie forestal, superficie adehesada, monte mediterráneo o pastos leñosos (arbóreos y arbustivos).

La dehesa está incluida en la Ley 43/2003 de Montes junto con los roquedos, arenales, yermos, terrenos no cultivables y demás tierras abandonadas a las que se les denomina “terrenos forestales”.

La dehesa es y será en el futuro lo que España quiera, como país miembro de la UE, dentro de la amplia flexibilidad que dispone para aplicar la PAC de acuerdo con los Reglamentos (UE) 1307/2013 del Consejo y 640/2014 (delegado de la Comisión) que son los que regulan los pagos directos y las normas de concesión, control y sanciones; y en los que queda perfectamente claro que los árboles dispersos productores de frutos (Quercus), con cosechas repetidas anualmente (bellotas), son cultivos agrarios y no se les debe nunca aplicar el CAP.

Los principales científicos e investigadores sobre pastos de España, reunidos en la Sociedad Española para el Estudio de los Pastos (SEEP) tienen perfectamente definida a la dehesa en su Nomenclátor Básico (2001) como: “Superficie con árboles más o menos dispersos y un estrato herbáceo bien desarrollado, en la que ha sido eliminado, en gran parte, el arbustivo. Es de origen agrícola (tierras labradas en rotaciones largas) y ganadero. Su producción principal es la ganadería extensiva o semiextensiva, que suele aprovechar no sólo los pastos herbáceos, sino también el ramón y los frutos del arbolado”. Si de acuerdo con la ciencia, la dehesa es un sistema agroganadero, ¿por qué no lo acepta la Administración, siendo además la definición que le gustaría que se aplicase a la Comisión Europea? Sin embargo, España parece haberse empeñado en decir en Bruselas que la dehesa es un “sistema forestal”, sabiendo que lo forestal queda fuera de la PAC, al no existir en la UE una política forestal común.

A la dehesa, por estar dentro de los pastos permanentes, no se le tiene en cuenta el lucro cesante que le corresponde por realizar las labores necesarias para su mantenimiento y conservación.

Este déficit económico estructural sólo puede ser compensado dentro del grupo de los cultivos permanentes; y si no la recibe terminará desapareciendo después de haber realizado durante siglos y siglos una labor social, cultural y medioambiental inigualable (de lo cual, nosotros seremos responsables ante la historia).

Por otro lado, el pasado día 3 de mayo, en un debate del Parlamento Europeo, los parlamentarios españoles reafirmaron que la dehesa es un pasto leñoso, precisamente dentro de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, idea apoyada y defendida por los eurodiputados socialistas y populares españoles (reglamento ómnibus). Nos quieren hacer ver que es un triunfo suyo, porque ya por fin los pastos leñosos mediterráneos y la dehesa van a estar definitivamente dentro de los pastos permanentes (¡como si ahora no lo estuvieran!), generando con ello unos grandilocuentes titulares mediáticos como: “La Eurocámara aprueba incluir la dehesa dentro de la definición de pastos permanentes de la PAC” o “Los eurodiputados agrícolas incluyen las dehesas en los pastos permanentes” o lo que puede ser aún más llamativo, las CCAA con dehesa y las organizaciones agrarias muestran “satisfacción por este reconocimiento”, porque ya no serán afectadas por el CAP.

Si España quiere de verdad proteger, mantener y conservar la dehesa, como se viene haciendo por generaciones y generaciones de ganaderos durante centenares de años, tiene una solución que consiste en sacarla de la Ley 43/2003 de Montes, en la que está compartiendo espacio y problemas con los terrenos forestales más pobres y desfavorecidos de España, y situarla en el grupo de los cultivos permanentes, en el que tendrá asegurada su sostenibilidad y existencia.

¿Por qué no se hace? ¿A quién perjudica? ¿Tiene algo que ver con los 23 millones de hectáreas admisibles con derechos de pago básico que existían en el año 2013 en España y sólo los 20 millones derechos disponibles para su adjudicación en el año 2015? ¿Se van a devolver las hectáreas admisibles y los derechos de pago básico correspondientes que se les han quitado injustamente con la aplicación del confuso CAP?

La dehesa no es un “sistema forestal”, como dice y se repite desde la Administración; los científicos la definen como un “sistema agrario” (agroganadero). El lugar por tanto que en justicia le corresponde en la PAC no es en los pastos permanentes, sino en el grupo de cultivos permanentes. ¿Por qué no la defiende la Administración ahí, que es la mejor situación y resulta imprescindible para su salvación?

Puede encontrar la noticia en:

http://www.diariodesevilla.es/agr_andalucia/urgente-mantener-dehesa_0_1138386381.html

Primer paso europeo para que la PAC reconozca como pastos permanentes a la dehesa y el monte mediterráneo

La Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo (PE) aprobó este miércoles 3 la inclusión de los pastos mediterráneos dentro de la definición de pastos permanentes, lo que puede ayudar a ecosistemas como la dehesa española en la percepción de ayudas comunitarias, entre ellas las de la Política Agrícola Común (PAC).

Se trata de dos enmiendas presentadas por el PP y el PSOE para modificar esta definición, lo que supone “el pleno reconocimiento de la dehesa española como beneficiaria de las ayudas de la PAC”, afirmó la eurodiputada popular española Esther Herranz a través de un comunicado.

“La legislación europea actual sólo reconoce como pastos permanentes aquellos en donde predominan los herbáceos, sin tener en cuenta las especies leñosas presentes en los pastos mediterráneos, lo que se ha traducido en un agravio comparativo entre el Sur y el Norte de Europa”, indicó la eurodiputada al término del voto.

Esa disposición se ha traducido “en penalizaciones injustificadas sobre los pastos leñosos, que además tienen un gran valor ecológico, lo que se contradice con el espíritu de la última reforma de la PAC, en la que se ha querido promover una mayor aportación del campo a los requisitos medioambientales de la sociedad”, según Herranz.
La eurodiputada afirmó que “el informe de la comisión parlamentaria será tenido en cuenta en el voto final del próximo pleno del Parlamento y en las negociaciones con el Consejo de la UE” sobre la propuesta de la Comisión Europea (CE) de revisión de los textos legislativos conocida como Omnibus.

Se trata de una serie de modificaciones legislativas planteadas por la CE, que busca simplificar las políticas europeas, entre ellas la Política Agrícola Común (PAC), que conllevaría cambios en los pagos directos y en los reglamentos de la Organización Común de Mercados Agrícolas (OCM), de desarrollo rural y financieros.

Entre otras mejoras, España espera un mayor reconocimiento del uso y aprovechamiento de los pastos leñosos -presentes en ecosistemas como las dehesas- para mejorar así los coeficientes de admisibilidad, determinantes en la percepción de ayudas.

El reglamento Ómnibus se aplicaría hacia 2018, antes de la futura reforma de la PAC.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.agroinformacion.com/primer-paso-europeo-la-pac-reconozca-pastos-permanentes-la-dehesa-monte-mediterraneo/

Piden al Estado una Ley de Protección Integral de la Dehesa

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos en la Asamblea de Extremadura ha registrado una propuesta de pronunciamiento en la que insta a pedir al Gobierno central la tramitación de un proyecto de Ley de Protección Integral de la Dehesa.

El principal objetivo de esta iniciativa es conseguir que la superficie de dehesa pueda percibir las ayudas de la PAC y sea incluida, “en igualdad de condiciones”, con otros sistemas agrarios y cultivos permanentes, ha indicado la portavoz de C’s, María Victoria Domínguez, en un comunicado.

La dehesa, a su juicio, es uno de los sistemas agropecuarios sostenibles más valiosos de España, pero atraviesa una compleja crisis y está administrativamente en una situación “injusta y vulnerable”, dentro de los pastos permanentes.

Por esta razón, Ciudadanos aboga por que se incorpore al grupo de cultivos permanentes.

La propuesta, además, pide al Gobierno central que establezca un “marco estratégico” sobre la dehesa y la ganadería extensiva, con la participación del sector, con el fin de diseñar futuros objetivos viables dentro de la PAC.

“Para llevarlo a cabo es imprescindible que se tengan en cuenta los aspectos económicos, sociales, culturales y ambientales de la dehesa y de la ganadería extensiva”, ha señalado.

A su juicio, tienen una gran influencia en la fijación de la población al medio natural, además de contribuir al desarrollo de las zonas más desfavorecidas, a evitar la desertización o su efecto amortiguador sobre el cambio climático y el importante papel que juega como productora de bienes públicos para toda la sociedad”.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://agencias.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=2485728

Translate »