Home » Posts tagged 'cemento antisísmico'

Tag Archives: cemento antisísmico

El cemento antisísmico de la dehesa de Extremadura

Corcho. Las virutas del abrigo del alcornoque son la clave del nuevo cemento desarrollado por investigadores de la Universidad de Extremadura. Sus principales cualidades radican en que es un cemento menos denso que el tradicional, lo que le hace más duradero ante un terremoto, y en que es más respetuoso con los materiales de los edificios históricos, a los que se adhiere mejor que el cemento tradicional y no les ocasiona los daños que provocaban los componentes químicos del cemento. Todo eso le convierte en la mejor solución en rehabilitaciones; de hecho, se ha utilizado por primera vez en una actuación en el templo romano de Diana. Y todo eso se ha gestado en los laboratorios de la Escuela Politécnica de Cáceres y en el Intromac.

El hormigón que se emplea habitualmente y que se usaba en todo tipo de intervenciones se desarrolló hace cien años, teniendo en cuenta las características de los materiales modernos, pero no los de construcciones históricas, con las que ha resultado ser químicamente incompatible –genera una serie de agresiones químicas (sales) que acaban por desgastar las fábricas y las debilitan–, y eso los convierte en más vulnerables ante seísmos. El que ha salido a partir de la investigación de cinco profesores de la Escuela Politécnica de Cáceres utiliza como componentes básicos materiales naturales: virutas de corcho, cal hidráulica (en lugar de cemento Portland), arena y agua. Lo que le convierte en un producto ecológico.

“No pretendíamos hacerlo con corcho, no era el objetivo principal”, recuerda José Carlos Salcedo, que integra el equipo investigador junto a Juan Saumell, Manuel Fortea, Isabel Peco, Luis González y Luis Durán. Querían un material que fuera compatible física, química y mecánicamente con los de los edificios históricos. Y en el transcurso de la investigación comenzaron a probar con los morteros de cal que ya se usan y distintas variantes que pudieran hacer que el resultado final fuera más ligero que el cemento tradicional. Hicieron pruebas con todos los materiales que se puedan imaginar, incluido el caucho, con el que ya ha diseñado algo similar la Politécnica de Cataluña. Y de forma casual, llegaron al corcho. “Antes de probar pensamos, ¿cómo lo vamos a hacer un corcho y va a quedar bien?”, recuerda Salcedo. Pero como había que probar todos los materiales, se testó. “Y vimos que el comportamiento era extraordinariamente bueno”, explica.

Un terremoto fue el punto de partida de la investigación de este equipo de profesores de la Politécnica cacereña. Fue en 2011, en el seísmo de Lorca (Murcia), en el que se corroboró que los edificios que más habían fallado, que antes habían caído y que en los que más daños se habían originado eran los edificios históricos que habían sido intervenidos con estructuras de hormigón.

“El cemento Portland convencional que se usa en la construcción de cualquier edificio en la actualidad, está desarrollado para ser compatible con los materiales modernos, pero no con los que se utilizan en edificios históricos”, dice Salcedo. Aun así se había utilizado en algunas rehabilitaciones, con malos resultados.

En un año de trabajo lograron los primeros resultados (e iniciaron la primera patente) y cuatro años después, el nuevo mortero ecológico y antisísmico se ha usado por primera vez en un edificio en Extremadura: la rehabilitación de las bóvedas del templo romano de Diana en Mérida, y además se ha proyectado la aplicación de ese mismo mortero para otro uso en una ermita en Talaván. “La envergadura de lo que hemos desarrollado está en que es válido para la estructura, que es una parte esencial de la arquitectura”, destaca Salcedo.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/extremadura/cemento-antisismico-dehesa-extremadura_907253.html




Archivos

Translate »