Home » Posts tagged 'dehesa'

Tag Archives: dehesa

Un proyecto europeo busca hacer rentable la dehesa

El proyecto de cooperación transfronteriza para la valorización integral de la dehesa-montado “Prodehesa-Montado”, en el que participan 17 entidades de Extremadura, Andalucía y Portugal, pretende hacer rentable este espacio, ya que ahora no lo es.

Así lo ha señalado la directora del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Citycex), Carmen González, en el acto de presentación del proyecto en la Feria Internacional Ganadera de Zafra (Badajoz).

El proyecto propone la colaboraciones entre empresas y organismos de investigación para poner en marcha herramientas, productos y servicios, según González.

El consejero de Economía e Infraestructuras de Extremadura, José Luis Navarro, ha afirmado que este proyecto pretende “diagnosticar, valorizar y poner en marcha los requisitos ambientales necesarios para conservar los valores forestales y ambientales”.

En el transcurso de una mesa de trabajo, el consejero ha recordado que la Junta de Extremadura apuesta por la economía verde y circular.

La dehesa, ha apuntado, está muy vinculada con la industria cárnica y a la Marca Extremadura, de ahí la importancia de estos esfuerzos de promoción para impulsar este ecosistema.

Durante la mesa se ha tratado del proyecto “Prodehesa-Montado”, que está financiado por la Unión Europea dentro del programa Interreg y cuyo objetivo es poner en marcha las actuaciones para poner en valor la dehesa desde el punto de vista ambiental y económico.

La directora general de la Política Agraria Comunitaria, Yolanda García Seco, ha indicado que “hay que entender que -la dehesa- no solo es un pasto con árboles, sino que son esenciales para el aprovechamiento ganadero”.

En Extremadura la dehesa ocupa un millón y medio de hectáreas y cuenta con componentes ganaderos y forestales, lo que pone de manifiesto la “complejidad de un ecosistema único” que debe ser protegido por la Unión Europea, ha agregado.

Por ello, ha apuntado que se van a solicitar ayudas para el mantenimiento de la dehesa y para los profesionales del sector.

En la mesa celebrada esta mañana también se han tratado temas como la futura Ley de la Dehesa o la dehesa como Patrimonio de la Unesco.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.lavanguardia.com/local/sevilla/20170929/431634708696/un-proyecto-europeo-busca-hacer-rentable-la-dehesa.html

PSOE aboga por defender la dehesa extremeña ante la nueva PAC

El Grupo Parlamentario Socialista-SIEX ha registrado en la Asamblea de Extremadura una propuesta de impulso para que la Junta lidere la creación de un foro abierto a la sociedad civil que contribuya a la defensa de la dehesa ante la nueva Política Agraria Comunitaria, así como buscar estrategias y lograr que las autoridades comunitarias ayuden a la región a afrontar los problemas derivados de la aplicación de los coeficientes de pastos las superficies ganaderas

Mediante una propuesta de impulso registrada en la Asamblea de Extremadura, el Grupo Parlamentario Socialista-SIEX quiere que se inste a la Junta de Extremadura a liderar la constitución de un foro abierto a la sociedad civil para la defensa de la dehesa ante los efectos que la nueva PAC tiene en estos sistemas. En concreto, se aspira a establecer una estrategia para lograr apoyos de todas las instituciones y agentes implicados para que se reclame a las autoridades comunitarias que se ayude a Extremadura ante los problemas que genera la aplicación de coeficientes de pastos sobre las superficies ganaderas en la nueva PAC.

Según la propuesta presentada por los socialistas, la explotación racional de la dehesa, desde el punto de vista medioambiental debe recoger prácticas de rotación de cultivos, aprovechamientos de rastrojeras, mejora de pastos, explotación forestal y, desde luego, ganadera. Es, por tanto, un aprovechamiento agrícola, ganadero y forestal sin que ninguna de las actividades pueda desvincularse de la otra, de ahí la necesidad de que la normativa contemple las peculiaridades de los sistemas agrosilvopastoriles.

En ese sentido, el Grupo Socialista-SIEX mantiene que la asignación de derechos por regiones a cada agricultor y la fijación de las superficies a una región determinada que ha supuesto la aplicación de la nueva PAC es contraria al mantenimiento de la dehesa como sistema único y es necesario llevar a cabo una diferenciación de estas superficies y contemplar en la normativa adecuadamente los usos de la misma para que no se generen ni limitaciones a la actividad ni sanciones.

En la propuesta de impulso presentada por los socialistas se defiende que la indefinición normativa a nivel comunitario y nacional ha supuesto el que algunas comunidades autónomas tengan que soportar sanciones por corresponsabilidad financiera que han sido decididas por las autoridades comunitarias. Dichas sanciones no se pueden volver a repetir, toda vez que hay otras arrastradas del periodo 2011-2014 que hay que intentar frenar. Por lo tanto, se entiende que la Junta de Extremadura debe articular una estrategia definida en este sentido apoyada con las aportaciones que la sociedad civil crea conveniente realizar. La presentación en la Asamblea de esta inicitiva busca el apoyo de todos los grupos parlamentarios a la situación que se plantea.

Puede encontrar la noticia en:

http://www.extremadura7dias.com/noticia/psoe-aboga-por-defender-la-dehesa-extremena-ante-la-nueva-pac

Los reyes de la dehesa

A lo mejor no lo son durante todo el año, pero no hay duda durante la época de montanera. Entre octubre y marzo el resto de animales que forman la cabaña ganadera extremeña quedan recluidos en los corrales o en espacios a cielo abierto, pero sin poder campar a sus anchas por la dehesa. Este derecho es exclusivo de los cerdos. «Son los auténticos reyes de la dehesa durante la montanera», asegura Justo Martínez, propietario de la ganadería El Rincón de la Bazana, mientras señala unas vacas situadas detrás de una alambrada en su finca de Higuera de Vargas.

El periodo de montanera empieza el 15 de octubre y se prolonga hasta el 15 de marzo, según la norma, pero formalmente da comienzo cuando llegan las primeras lluvias. Durante este espacio de tiempo el cerdo come hierba y bellotas. Muchas bellotas. «La normativa obliga a que haya una reposición mínima de cuatro arrobas de peso (algo más de 40 kilogramos) en esta última fase de engorde para que los productos puedan ser considerados de bellota», apunta Martínez.

Las encinas y las bellotas son, por tanto, fundamentales para el cerdo ibérico. El ecosistema de la dehesa, tan extendido por Extremadura, es el verdadero responsable de que los productos de los animales que se crían en la región sean de tan alta calidad. Porque hasta que llega el momento de reinar en la dehesa, los cerdos extremeños se alimentan a base de piensos naturales elaborados con maíz, cebada, trigo y soja.

Pero también adquiere una relevancia destacada el ejercicio que hacen los cerdos al estar en libertad, así como los beneficios de la hierba. «Si estuvieran estabulados, aunque se alimentaran de bellotas no tendrían el aporte de vitaminas ni de componentes minerales que les proporciona la hierba. Además, el movimiento por el campo favorece la infiltración de grasas intramusculares, lo que le aporta más sabor al producto», señala el ganadero.

Pero el ejercicio no puede ser excesivo. Por eso tienen tanta importancia las lluvias y el agua. Los animales pierden peso si necesitan moverse demasiado para beber, lo que influye negativamente en el propósito de la montanera.

Como la climatología es caprichosa y las precipitaciones no son las mismas todos los años, las encinas producen una cantidad diferente de bellotas y las características de las dehesas varían. Esta circunstancia está prevista por la norma que regula los productos ibéricos.

Entre las obligaciones de las entidades certificadoras de la calidad del proceso de producción de los ibéricos se encuentra la valoración de las explotaciones ganaderas, para afirmar que son óptimas y se ajustan a lo que exige la norma. En este sentido, cada finca tiene un ratio de cerdos por hectárea que puede acoger durante la montanera. «Esto depende de la cantidad de encinas y de bellota que haya ese año», asegura Martínez, cuya finca abastece 0,9 cerdos por cada 10.000 metros de dehesa.

El objetivo de este ratio es que la calidad de los productos que salen al mercado sea siempre la más alta. «Hay años mejores y años peores de montanera. Si hay menos bellotas, hay menos cerdos para la montanera. Eso ya se tiene en cuenta y se pasan a cebo los que no podrán entrar en la montanera», puntualiza el propietario de El Rincón de la Bazana.

El trabajo de los ganaderos, su experiencia y su compromiso con las explotaciones, es otro de los factores que influye decisivamente en que los jamones, los lomos, las paletas y el resto de los embutidos de los cerdos ibéricos extremeños estén tan bien considerados en el mercado y tengan una alta calidad. «La labor diaria en una ganadería porcina consiste en echarle de comer a los marranos, limpiar las cochiqueras, cuidarlos y vacunarlos en caso de que haya alguno malo», indica Martínez. Las enfermedades más comunes son las respiratorias y el mal rojo. «Hoy en día, una granja bien llevada y con su plan vacunal no debe tener ningún problema», insiste el ganadero.

Las explotaciones suelen tener dos espacios diferenciados: la dehesa y la granja. En éstas últimas también hay que dar de comer a los animales y, dependiendo de la fase del año, se deben desarrollar distintas tareas. «La limpieza es diaria, hay que inseminar, pasar el ecógrafo a las madres.», apunta Martínez, que añade que el mantenimiento de la finca también es esencial. «Tenemos que podar, que se hace en enero, arreglar los caminos y limpiar las charcas».

Mejora genética

En los últimos años también se ha trabajado en la mejora genética de la raza ibérica, lo que repercute positivamente en los productos finales. La mejora se hace a base de pruebas con otras ganaderías, buscando los parámetros que inciden en la calidad. «Aeceriber (Asociación Espanola de Criadores de Ganado Porcino Selecto Ibérico Puro y Tronco Ibérico) ha estado haciendo pruebas con los ganaderos que formamos parte del esquema de selección», explica Martínez.

En esta selección, los machos que morfológicamente estén bien calificados, con una buena conformación de paletas, de jamones y de lomos y que tengan gran tamaño se dejan como sementales. Las hembras seleccionadas son aquellas que tienen un alto porcentaje de crías nacidas vivas y con buenas dotes a la hora de amamantar y críar. «La mejora genética cuesta dinero. Hay que hacer muchas pruebas. Unas salen bien y otras no. Se pierde mucho tiempo. El proceso es largo, porque con cada camada hay que esperar dos años para ver los resultados», apostilla este ganadero.

Los cerdos atraviesan por varias etapas hasta llegar al sacrificio. Se están amamantando entre 35 y 40 días. Después pasan a una fase de destete, en la que están hasta los 23 kilos, aproximadamente, comiendo piensos compuestos. A partir de este peso ya son considerados marranos y se alimentan de piensos naturales. Al terminar la montanera, se suelta a los animales para que coman hierba y los restos de bellotas. Cuando pasa la primavera vuelven a alimentarse de piensos naturales hasta que en el mes de octubre comienza la nueva montanera, de la que serán los protagonistas. Al llegar a un peso que ronda entre los 180 y los 200 kilos, pasan a la industria.

Controles de calidad

Durante toda la vida del cerdo ibérico, las ganaderías tienen que pasar numerosos exámenes para garantizar la calidad de los productos finales. Una parte de estas evaluaciones las lleva a cabo Aeceriber, que es la encargada de certificar al cerdo desde que nace.

La labor de las certificadoras es identificar al padre y a la madre del animal. En este aspecto hay tres categorías. Los cerdos pueden ser: cien por cien ibéricos, en caso de que ambos progenitores sean también ibéricos puros; ibéricos al 75 por ciento, cuando el padre es solo ibérico al 50 por ciento y la madre es de raza ibérica pura; e ibéricos al 50 por ciento, lo que significa que la madre es de raza ibérica y el padre de raza duroc.

Por otra parte, la Junta de Extremadura realiza, cada cuatro meses, controles sanitarios a las ganaderías, que analizan la enfermedad de Aujesky, problemas vesiculares, brucelosis y peste porcina africana. «Una vez que el cerdo pasa a la industria deja de ser nuestro, pero la trazabilidad sigue», especifica Martínez. Así, se pueden conocer datos como: de qué finca procede, quién era su propietario o la cantidad de cerdos que se engordaron en la finca este año.

Por último, solo falta esperar entre 24 y 30 meses de curación para poder degustar los jamones, unos 18 meses para las paletas y tres y cuatro meses en el caso de los lomos.

EJERCICIO

Los cochinos estabulados, aunque se alimenten de bellotas, no reciben el aporte de vitaminas ni de componentes minerales que proporciona la hierba. Además, el ejercicio favorece la infiltración de grasas intramusculares, lo que aporta un mejor sabor a los productos finales del ibérico.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.hoy.es/extremadura/para-comersela/201509/08/reyes-dehesa-20150908001926-v.html

SOS para salvar la dehesa. Carta abierta a la ministra de Agricultura.

LA OPINIÓN INVITADA

SOS para salvar la dehesa

Carta abierta a la ministra de Agricultura.

FRANCISCO CASERO, PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN SAVIA

NOS dirigimos a usted como máxima autoridad de la agricultura y la ganadería española, en solicitud de ayuda para salvar la dehesa, auténtico tesoro de la cultura agroganadera española y ejemplo, casi irrepetible, de sostenibilidad, para lograr los objetivos que, desde el primer momento, persigue el importantísimo componente verde o greening de la nueva política agraria europea.

Hace ya casi dos años, le enviamos un escrito al entonces ministro de Agricultura Miguel Arias Cañete en el que le hacíamos un casi dramático llamamiento: “SOS para la ganadería extensiva” de nuestro país. Le rogamos que lo recupere, por la importancia que desde nuestro punto de vista tiene hoy, y sobre todo porque usted era la persona que muy amablemente nos contestó a éste y a otros escritos que dirigimos al ministro en aquellos momentos de negociación, a nivel nacional, entre el Ministerio, las Comunidades Autónomas y las organizaciones profesionales.

Desgraciadamente lo que preveíamos ya se está cumpliendo: la ganadería extensiva está herida de muerte, y por si pudiese existir alguna duda, ahora incorporamos a sus múltiples desdichas lo que en la actualidad le pasa también a su hermana gemela, la dehesa, con la que forma un binomio inseparable.

Decimos esto porque también la dehesa, sistema de producción ganadero único, genuino, de valor natural, económico, social y regional incalculable, corre serios riesgos de desaparición debido, a una concentración de causas. Por un lado, la falta de rentabilidad de la misma, el decaimiento de la arboleda, la ausencia de regeneración, la presencia de zoonosis, la falta de relevo generacional y una gran asfixia burocrática; y por otro lado, de forma muy especial en estos momentos y debido al gran problema que se le presenta por su desafortunada ubicación administrativa (se encuentra dentro de la Ley de Montes), se le vaya a aplicar injusta y erróneamente el Coeficiente de Admisibilidad de Pastos, el CAP español, que en realidad es el llamado Coeficiente de Reducción de superficie elegible, que fue pensado y diseñado por la Unión Europea para que los países miembros lo puedan aplicar en zonas cerradas y boscosas con dificultad para ser pastoreadas por el ganado, como ocurre en Europa en muchos bosques madereros, montes cerrados y terrenos abandonados… Pero se diseñó con el objetivo de aplicarlo sólo en aquellas partes en las que no existen pastos en el suelo y en aquellas otras en las que los animales no pueden físicamente entrar o penetrar para buscar alimento.

Sin embargo, aquí en España estamos perplejos de escuchar y leer declaraciones de todo tipo, culpando a Bruselas de la imposición de este desdichado y malinterpretado CAP español, que está destrozando a la dehesa y a la ganadería extensiva con justificaciones tardías y nada convincentes, en lugar de haberlo aplicado desde hace años en aquellos lugares que realmente se lo merecían y lo merecen porque no son, ni han sido pastoreados por animales domésticos desde hace décadas. Y, sin embargo, parece ser que muchos han estado recibiendo durante años las ayudas de pastos inmerecidamente (¿por eso nos han puesto la sanción?). En estos lugares, sin actividad ganadera, es donde de verdad y en justicia se debe aplicar el CAP, y no aplicarlo de forma arbitraria y generalizada a todas las superficies de pastos, perjudicando gravemente a todos aquellos ganaderos que han hecho y hacen un pastoreo integrado y racional.

Creemos firmemente que nunca la Unión Europea obligaría a nuestro país a cometer semejante injusticia y desafuero (aplicación del CAP de forma indiscriminada a la dehesa y pastos mediterráneos bien manejados), más bien al contrario, estamos plenamente convencidos que si los responsables españoles de la aplicación del CAP hubiesen hecho el uso debido de la normativa legal vigente europea, y hubiesen entregado a la Comisión un documento dentro de tiempo y forma -en el que estuviese bien definida, clasificada y delimitada la dehesa y los distintos tipos de pastos mediterráneos- las autoridades europeas harían todo lo que estuviera en sus manos para ayudarnos a proteger y potenciar este sistema productivo ganadero, ejemplo centenario de sostenibilidad.

Señora ministra, sabemos que estos temas son competencias transferidas a las Comunidades Autónomas, y que éstas son las últimas responsables de la aplicación incorrecta del CAP, pero creemos sinceramente que si usted interviene con su labor de coordinación de la política agraria nacional, orientando a las regiones para su aplicación justa y correcta, se puede evitar este mayúsculo error. Es usted la última esperanza que tenemos.

No es posible que un modelo centenario de producción ganadera sostenible que cumple con estos requisitos pueda ser castigado por España, en lugar de ser premiado, que es lo que quiere y desea la Unión Europea y su Política Agraria Común (PAC).

Es una pena que tengamos que decirle a los responsables de la aplicación del CAP que así actúan que apliquen la reglamentación europea, en la que se dice que los criterios que los productores tienen que cumplir para mantener sus pastos y cultivos en un estado adecuado serán fijados por los Estados miembros, debiendo ellos definir las superficies de pastoreo con determinadas peculiaridades, como que se vengan realizando prácticas locales de forma tradicional.

Señora ministra, haga todo lo que esté en sus manos, y por favor, no permita que se aplique el CAP actual de la forma prevista; sería un golpe mortal a la supervivencia de la dehesa y la ganadería extensiva.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.diariodesevilla.es/article/agrandalucia/2048338/sos/para/salvar/la/dehesa.html

Impulsarán la dehesa como destino turístico

La dehesa de Arroyo de la Luz, que tiene 928 hectáreas, se convertirá en la primera Dehesa Cultural de Europa en los próximos años tras un proyecto que tratará de poner en valor este espacio natural como destino turístico. Así lo anunció ayer el alcalde, Santos Jorna, que destacó que esta nueva situación hará que el lugar “sea un generador de riqueza y empleo”. Precisamente, Jorna explicó que esto es fruto de los estudios realizados en la dehesa en lo que concierne a sus paisajes arqueológicos, funcionalidad histórica, medio físico y biodiversidad.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/provinciacaceres/impulsaran-dehesa-destino-turistico_872812.html

Infrarrojos para mejorar la dehesa

Si hay un animal en Extremadura al que se ‘mima’ más que a ninguno, ese es el cerdo. No es para menos teniendo en cuenta que de él se obtiene uno de los manjares más exquisitos de la región, el jamón ibérico. Durante su vida pasta entre bosques de alcornoque y encinas, duerme en la dehesa y se alimenta de bellotas. En el proceso denominado montanera, última fase de la cría antes de su sacrificio, el ejemplar diferencia lo grande de lo pequeño, pero no lo bueno de lo malo. Es decir, opta por el fruto de mayor tamaño pero no tiene capacidad para elegir el de mejor calidad.

Precisamente a ese problema se enfrentan la mayoría de los ganaderos. Ellos quieren ofrecer a su piara, en la última etapa de engorde tradicional, lo mejor del campo. Y es que eso se notará más tarde en el producto final.

Hasta ahora, determinar dónde se ubicaba el alimento de mejor calidad pasaba por un largo proceso en laboratorios que en la mayoría de los casos llegaba tarde. Hoy eso puede cambiar gracias a la tecnología NIRS, comúnmente conocida como uso de infrarrojos.

Es una alternativa a los métodos tradicionales de análisis basada en la información que se genera en la zona del infrarrojo cercano. Gracias a ello, se obtiene un espectro de determinada muestra que contiene toda la información, algo que permite establecer modelos predictivos para determinar la calidad de un producto.

En Extremadura ya hay una iniciativa cuyo objetivo es ligar un ecosistema tradicional como la dehesa con las nuevas tecnologías, según detalla David Tejerina Barrado, doctor en Tecnología de los Alimentos e investigador del centro La Orden. Él, junto a otros expertos en la materia, está al frente de una de las acciones incluidas en el proyecto MITTIC (Modernización e Innovación Tecnológica con base TIC en sectores estratégicos y tradicionales), cofinanciado por el Programa Operativo de Cooperación Transfronterizo España Portugal (POPTEC), en el que participa Cicytex con otros 11 socios españoles y portugueses.

La tarea aborda la aplicación de la tecnología NIRS para el control de calidad de la bellota, los pastos y el corcho.

Estudio por zonas

Para llevar a cabo el proyecto han tenido en cuenta las zonas más representativas de la dehesa extremeña y del país luso. Han establecido diferentes puntos de muestreo entre los que destacan los espacios adehesados de Coria, Plasencia, la finca experimental de Valdesequera, Jerez de los Caballeros, Valle de Santa Ana y Olivenza, entre otros lugares. En cuanto a Portugal, han optado por los alrededores del término de Montemor o Novo, un municipio que pertenece al Alentejo Central y que está ubicado en el distrito de Évora.

Tras seleccionar los lugares, los investigadores procedieron a la recogida de los productos que iban a analizar. «Cogimos bellotas directamente del suelo en los diferentes meses que dura la montanera, octubre, noviembre, diciembre y enero, y en distintas zonas geográficas», detalla Tejerina, quien apunta que de este modo la muestra es más representativa porque abarca la variabilidad geográfica y temporal. En total, cogieron 200 muestras de bellotas y otros 200 de pastos.

El siguiente paso, ya en el laboratorio, fue el procesado de la muestra. Primero calibraron el tamaño y la morfología de la bellota con una herramienta digital para más tarde valorar, a través de tecnología NIRS, diferentes aspectos.

El primero de ellos, el estado sanitario. En este caso, se determina, por ejemplo, si el fruto está afectado por fitófagos que provocan picaduras. Además, se valora la presencia de hongos, que aparecen principalmente por la humedad; o el rendimiento que tiene la bellota con respecto a la cáscara y la pulpa.

También se hace hincapié en el poder energético. Es decir, se analizan los nutrientes que dan energía al animal para realizar su actividad diaria. Entre ellos, destacan las proteínas y la grasa. «La composición antioxidante también se analiza. Ahora se está teniendo más en cuenta que nunca y se ha determinado que cuando es de origen natural tienen más poder a nivel celular que uno de origen sintético. Eso ayuda a mejorar el bienestar del animal. Además, esos compuestos se depositan en la carne que llega al consumidor», explica David.

Por su parte, en los pastos no tienen en cuenta ni el estado sanitario, ni la morfología. Sin embargo, sí inciden en su poder energético, su composición nutritiva, así como su composición antioxidante y los ácidos grasos.

Dentro de este proyecto han analizado todos esos parámetros. Y lo han hecho a través de un aparato de tecnología NIRS que incluso se puede transportar al campo. Los más usuales suelen constar de un emisor de luz, un transmisor a través de fibra óptica y una sonda que hace incidir la luz en la muestra.

Para que el equipo sea útil es necesario calibrarlo. Solamente hay que hacer una calibración inicial. A partir de ahí ya se puede obtener un modelo de predicción fiable. «Eso es lo más costoso y requiere una formación especializada. Entre otros aspectos, es necesario tener conocimientos de algoritmos matemáticos y quimiométricos», apuntan los técnicos de Cicytex.

Una vez obtenido ese modelo fiable, ya se puede introducir en el software del equipo y se consiguen los diferentes aspectos a analizar. «Es como hacer una analítica a la bellota a tiempo real. Por ejemplo, si al ganadero de Jerez de los Caballeros le interesa que el animal acabe la montanera con la bellota de mejor calidad, gracias a la tecnología NIRS podrán conseguir resultados en el momento. Si lo hace en un laboratorio, cuando le den los análisis quizás ya se ha acabado la montanera», inciden los responsables del proyecto.

La investigación sobre la utilidad de la tecnología NIRS en la dehesa en la que están colaborando trabajadores de Cicytex no está terminada. Sin embargo, sí afirman que está avanzada en lo que a bellotas y pastos se refiere. En esos productos, el porcentaje de ejecución ronda el 80 por ciento. No sucede lo mismo con el estudio llevado a cabo con el corcho, una investigación en la que colabora Iprocor, el Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal.

Aunque aún queda mucho por hacer, el análisis puede ser muy relevante para medir parámetros relacionados con la composición y la calidad de este elemento cuya producción mundial se estima en 340.000 toneladas. Y si bien de Portugal sale sobre el 60 por ciento, España aporta otro 30%. Del resto se ocupa principalmente Italia, en torno al 6%, aunque hay países africanos de la cuenca mediterránea que ya han visto el valor que tiene la capa natural del alcornoque.

Pese a los buenos datos, tanto en Portugal como en Extremadura, los trabajadores del sector corchero ‘luchan’ cada año ante un enemigo. Se trata del compuesto químico denominado tricloroanisol (TCA). No produce ningún daño a simple vista pero es un elemento tremendamente volátil a temperatura ambiente, es decir, que se percibe con facilidad por los sentidos. Principalmente por el olfato y el gusto.

El corcho se usa normalmente para la elaboración de tapones para botellas de vino, y si las láminas de ese material están infectadas por TCA, el líquido, una vez embotellado, también estará contaminado. En definitiva, éste puede conferir a la bebida un aroma fúngico desagradable y penetrante. Y eso se notará en el olor y el sabor.

Ante este problema, España y el país luso han buscado formas de combatirlo y, posiblemente, la tecnología NIRS tiene la clave. De hecho, ya hay estudios que determinan que es posible detectar TCA a través de infrarrojos. «Es cierto que cada vez está más controlado este tema. Es más, ha sido tremendamente complejo encontrar muestras contaminadas por TCA para poder hacer el estudio y así detectar cuáles son las que tienen ese compuesto y cuáles no», comenta David Tejerina, quien destaca que, «aunque todavía es pronto, es muy probable que no dentro de mucho la tecnología NIRS sea una realidad en nuestros campo a nivel de ganaderos y productores».

Lo dice porque confía plenamente en sus ventajas. «Es de fácil manejo, el análisis de cada muestra es rápido, con un mismo elemento se pueden analizar diferentes productos, es respetuosa con el medio ambiente, permite llevar a cabo análisis sin destruir la producción y el coste por muestra es mucho menor que en el caso de la analítica clásica», destaca.

De esas características ya se han dado cuenta en algunas fábricas de la región extremeña. Por eso, disponen de esta tecnología. En ellas, durante el proceso de elaboración, una maquina de infrarrojos es capaz de determinar qué productos cumplen los estándares de calidad exigidos.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.hoy.es/extremadura/201505/26/infrarrojos-para-mejorar-dehesa-20150526212125.html

La dehesa somos nosotros

Asegura Alberto Paredes, poeta y ensayista mexicano, que Gustave Flaubert nunca dijo ‘Madame Bovary c’est moi’. O, al menos, no está demostrado documentalmente que lo escribiese o lo dijera, a pesar de que Emma Rouault, más tarde Enma Bobary, el famoso personaje protagonista de la gran novela ‘Madame Bovary, mœurs de province’, ‘La Señora Bovary, costumbres de provincia’, fue gestada y alumbrada por el celebérrimo novelista francés.

 

Flaubert (Normandía, 1821-1880) bien podría haber declarado por escrito ‘La Señora Bovary soy yo’, pues él la creo. Con todas sus virtudes y todos sus defectos, tanto humanos como literarios. Pero parece ser que nunca lo dijo.

 

Con mucho menos motivo se dice que, aunque Dios creó el mundo en siete días, a Holanda la hicieron los holandeses, que con los molinos de viento desecaron los polders, cuadriculados entre diques, para poder cultivar el fondo del mar y pintarlo de tulipanes.

 

¿Y qué podríamos decir los extremeños de la dehesa? ¿Quién creó la dehesa? ¿Quién le dio forma? ¿Quién la convirtió en un ecosistema capaz de alimentar tanto a las personas como al ganado y a la fauna? ¿Quién ha conseguido que una explotación agraria sea a la vez rentable y un paraíso de biodiversidad?

 

La gente de la dehesa, sin la menor duda. Los extremeños de la dehesa en Extremadura, los andaluces en Andalucía, los Portugueses en el sur de Portugal… Generaciones y generaciones y generaciones de personas empeñadas en la explotación respetuosa, lógica y sostenible de la naturaleza, del bosque mediterráneo.

 

Extremadura no podría existir sin la dehesa y la dehesa no existiría sin Extremadura. La dehesa, de encinas, de alcornoques, de robles y de arbustos de todo tipo es un signo extremeño de identidad, un hecho diferencial que distingue, pero no excluye. Todo lo contrario, aúna el interés de países y de regiones de la vieja Iberia en una misma meta: la dehesa del futuro, el futuro de la dehesa.

 

Si a los extremeños se les pregunta qué es una dehesa, seguramente pondrán cara de asombro, pues casi todo el mundo sabe lo que es un encinar, un alcornocal o un robledal. Y, sin embargo, no hay una definición exacta, precisa, redonda, ni legal ni lingüística, de lo que es la dehesa, a la que los portugueses llaman el montado.

 

Es una de las paradojas que se ha puesto de manifiesto en el II Congreso Ibérico de la Dehesa y el Montado que acaba de tener lugar en Badajoz.

Con un esfuerzo sostenido a lo largo de los siglos hemos creado y estamos manteniendo un paraíso y ni siquiera sabemos definirlo. ¿Cómo podremos defenderlo entonces? ¿Cómo vamos a convencer a los burócratas comunitarios de que la dehesa es mucho más que un bosque que da leña y carbón y cisco y picón, pues alimenta al cerdo ibérico, a la vaca, a las cabras verata, retinta extremeña, serpentina lusa y negra andaluza, entre otras muchas, a la oveja merina, al ciervo, al gamo, al jabalí, al gato montés y a especies tan de la Europa fría y burocratizada como son la paloma torcaz, la grulla y la oropéndola? ¿Cómo convencerles de que la dehesa extremeña produce tanta o más hierba que los terrenos desarbolados? ¿Qué hay que hacer para demostrarles que el ramón de las encinas alimenta tanto al vacuno como a los cérvidos cuando en el campo no hay cosa más apetecible para comer?

 

Tenemos una ardua tarea por delante. Estamos obligados a regenerar, a mejorar, a conservar y a seguir explotando la dehesa y a impedir que las ayudas -acopladas, desacopladas, los pagos directos, las primas a la vaca nodriza, los coeficientes admisibles de pastoreo…- y todo lo que, para bien y para mal, genera la burocracia comunitaria terminen desnaturalizando la dehesa hasta convertirla en un simple bosque maderero o en un pastizal centroeuropeos.

 

La señora dehesa somos nosotros porque la hemos hecho, porque nos da la vida y porque es nuestra seña de identidad. Debemos decirlo alto y claro. Puede que los holandeses le enmendasen la plana al mismísimo Dios creando Holanda, pero los extremeños completamos la obra del Creador haciendo la dehesa y no estamos dispuestos a que nadie la deshaga. Ni sin pagas ni con plagas.

Puede encontrar la noticia en:

http://www.elcorreoextremadura.com/noticias_region/2015-04-24/2/7917/ni-con-pagas-ni-con-plagas.html#.VTq296067yw.facebook

La dehesa se muere

Es un ecosistema único en el mundo, capaz de ofrecer productos de calidad y valorados en el mundo entero, como el cerdo ibérico o el corcho, residencia de especies tan emblemáticas como el águila imperial o el lince ibérico. Pero se está muriendo. La dehesa, que ocupa 3,5 millones de hectáreas en España, lo que supone el 27 por ciento del bosque nacional, está herida de muerte. Lo saben muy bien en WWF-España, que ha incluido este ecosistema entre sus Sistemas de Alto Valor Natural (SAVN), un proyecto financiado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader).

 

La grave crisis que afecta a la ganadería extensiva a causa de la bajísima rentabilidad de sus productos es la que está llevando paulatinamente a la dehesa a su fin, provocado por un cambio en la gestión de las fincas que cada vez más se ven obligadas a intensificar la producción. Los mercados, donde no se distinguen las producciones más ecológicas y extensivas de las intensificadas, son los grandes responsables del declive de la dehesa. Mientras que un cerdo que vive y se alimenta en un metro cuadrado compita en el mercado con los cerdos de dehesa, que campan a sus anchas con una media de 10.000 metros cuadrados -que es la extensión que tiene un cerdo a su disposición en una dehesa de tamaño medio-, alimentándose de bellota, hay poco que hacer. “Las producciones que salen de aquí: cordero, cerdo ibérico, la ternera de dehesa… luego el consumidor no las paga como tal: aparece en el lineal en el mismo estante que una ternera brasileña, neozelandesa y no se paga un diferencial, que sí que existe, por el modo de producción de esa carne”, explica Rafael Muñoz, ganadero de la dehesa del Paraje de la Morra en el Valle de los Pedroches (Córdoba). Así, habiendo perdido la batalla en las estanterías de venta, los ganaderos, que ven peligrar su medio de vida, van pasando de la ganadería extensiva a la intensiva y la víctima de ese tránsito es el ecosistema único en el mundo que es la dehesa.

 

El aumento desproporcionado -desde el punto de vista natural- de la carga ganadera trae consigo la ausencia de una regeneración natural del arbolado, que va envejeciendo. El acortamiento de la rotación de cultivos también ha complicado la aparición de árboles más jóvenes y, para rematar, la mal llamada “seca” de las encinas y alcornoques -ya que bajo esa denominación se incluyen muchas afecciones diferentes que acaban con la vida del árbol- ha terminado por dar la puntilla a las dehesas. Así, las dehesas españolas van perdiendo árboles progresivamente: desde principios de los años 90, la mortandad de encinas y alcornoques se ha disparado, cifrándose en 2010 en 500.000 el número de árboles perdidos por el decaimiento de Quercus. Así, la densidad media actual de estos árboles mediterráneos es ya de 10-40 pies de encina por hectárea, cuando la recomendación económica y ecológica para este ecosistema es de al menos 60 pies por hectárea. “Todas las encinas y alcornoques que pueblan las dehesas son aproximadamente de la misma edad; no hay pequeños ejemplares que vengan como generaciones futuras; y además, los árboles que hay están muy envejecidos lo que pone en riesgo la supervivivencia de Quercus en la dehesa”, explica Lourdes Hernández, portavoz de WWF-España.

 

Un panorama muy complicado en el que ha irrumpido con fuerza WWF-España para reclamar cambios que salven la dehesa. Y el primero es hacer bien lo números: cuando se habla de rentabilidad de la dehesa se hacen solo cuantificaciones de producción agraria y ganadera. Pero la ecuación no tiene sólo esos parámetros. Se hurtan del debate los números que hacen referencia a los beneficios sociales de la dehesa y del pastoreo: reducción de incendios forestales (al encargarse el ganado extensivo de eliminar la maleza), la fijación al territorio de la población rural, o la regulación del clima en la tierra; y tampoco se habla de valores culturales, gastronómicos o de tradición rural.

 

¿Cuánto vale todo eso? “¿Cuánto vale una encina?” me preguntaba en mi visita a Los Pedroches el ganadero de la dehesa del Paraje de la Morra. No hay respuesta y él lo sabe. Nadie se ha molestado en hacer los números completando la ecuación con todo lo que nos aporta, no sólo las bellotas. Tampoco es cuantificable el dolor que causa a un ganadero ver cómo se le muere una encina o un alcornoque: “Sentimos mucha pena porque se nos va algo nuestro… algo que has estado viendo durante muchos años”, cuenta Rafael Muñoz. Una imagen, la de encinas y alcornoques secos y en pie, como esqueletos que anuncian la muerte de la dehesa, que los ganaderos no soportan ver y suelen cortar, de manera que el visitante que acude a la dehesa no detecta esa pérdida paulatina de la arboleda más mediterránea que existe.

Para cambiar esa situación WWF-España lleva trabajando desde 2011 en el proyecto SAVN que ofrece soluciones para sacar de la UCI a la dehesa. Entre ellas, desde luego, está la de dar un marco normativo e institucional adecuado para mantener la ganadería extensiva en la dehesa, “reconociendo los servicios ambientales y las externalidades positivas que aporta a la sociedad”, explica la organización ecologista en sus Recomendaciones para una gestión integral: Dehesas para el futuro. En este documento ofrece recomendaciones concretas para la gestión integral de las explotaciones, para ordenar los usos y aprovechamientos y hacerlos compatibles con la renovación del arbolado y la conservación de la biodiversidad. Porque WWF-España no sólo cree que la dehesa tiene futuro, sino que sin la dehesa es el medio rural el que no lo tiene.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.huffingtonpost.es/ricardo-gamaza/la-dehesa-se-muere_b_5982996.html?utm_hp_ref=tw

Unas 50.000 hectáreas de dehesa serán regeneradas entre 2014 y 2015 con una subvención de 22,5 millones de euros

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía del Gobierno de Extremadura ha resuelto ayudas por un total de 22,5 millones de euros para regenerar más de 50.000 hectáreas de dehesa entre 2014 y 2015, en base al Decreto 22/2013, de 5 de marzo. Asimismo, de los más de 2.300 titulares de dehesas que las solicitaron, se han concedido las ayudas, a través de la Dirección General de Medio Ambiente, a 532 expedientes de propietarios particulares y 18 de ayuntamientos. Las subvenciones concedidas se utilizarán básicamente para el apoyo a la regeneración de las dehesas extremeñas mediante densificaciones con plantones protegidos con jaulas o con protecciones al regenerado ya existente, según ha informado el Gobierno de Extremadura en nota de prensa. También se conceden ayudas para tratamientos de mejora de la vegetación, podas y apostados, mejoras de pastos, cerramientos para el aislamiento de zonas con la enfermedad de la seca o ampliación de charcas para la lucha contra incendios. En este sentido, con los expedientes aprobados se acometerá la regeneración de más de 51.000 hectáreas, con la plantación de 490.000 plantas de encinas, alcornoques o robles, y la protección de otras 115.000 matas. Además, se actuará en la poda de formación de 2.500 hectáreas de forestaciones de tierras agrarias y se podarán o apostarán entorno a 150.000 encinas o alcornoques. Complementariamente se ampliarán algunas charcas, se realizarán mejoras de pastizales en 600 hectáreas, y cerramientos para el control de la seca. Estas actuaciones podrán realizarse desde ahora hasta el final de 2015 y supondrán, además de “una mejora para las dehesas extremeñas”, una “importante fuente de trabajo en el medio rural”.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2213885/0/50-000-hectareas-dehesa-seran-regeneradas-entre-2014-2015-con-subvencion-22-5-millones-euros/#xtor=AD-15&xts=467263

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía del Gobierno de Extremadura ha resuelto ayudas por un total de 22,5 millones de euros para regenerar más de 50.000 hectáreas de dehesa entre 2014 y 2015, en base al Decreto 22/2013, de 5 de marzo. Asimismo, de los más de 2.300 titulares de dehesas que las solicitaron, se han concedido las ayudas, a través de la Dirección General de Medio Ambiente, a 532 expedientes de propietarios particulares y 18 de ayuntamientos. Las subvenciones concedidas se utilizarán básicamente para el apoyo a la regeneración de las dehesas extremeñas mediante densificaciones con plantones protegidos con jaulas o con protecciones al regenerado ya existente, según ha informado el Gobierno de Extremadura en nota de prensa. También se conceden ayudas para tratamientos de mejora de la vegetación, podas y apostados, mejoras de pastos, cerramientos para el aislamiento de zonas con la enfermedad de la seca o ampliación de charcas para la lucha contra incendios. En este sentido, con los expedientes aprobados se acometerá la regeneración de más de 51.000 hectáreas, con la plantación de 490.000 plantas de encinas, alcornoques o robles, y la protección de otras 115.000 matas. Además, se actuará en la poda de formación de 2.500 hectáreas de forestaciones de tierras agrarias y se podarán o apostarán entorno a 150.000 encinas o alcornoques. Complementariamente se ampliarán algunas charcas, se realizarán mejoras de pastizales en 600 hectáreas, y cerramientos para el control de la seca. Estas actuaciones podrán realizarse desde ahora hasta el final de 2015 y supondrán, además de “una mejora para las dehesas extremeñas”, una “importante fuente de trabajo en el medio rural”.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2213885/0/50-000-hectareas-dehesa-seran-regeneradas-entre-2014-2015-con-subvencion-22-5-millones-euros/#xtor=AD-15&xts=467263

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía del Gobierno de Extremadura ha resuelto ayudas por un total de 22,5 millones de euros para regenerar más de 50.000 hectáreas de dehesa entre 2014 y 2015, en base al Decreto 22/2013, de 5 de marzo. Asimismo, de los más de 2.300 titulares de dehesas que las solicitaron, se han concedido las ayudas, a través de la Dirección General de Medio Ambiente, a 532 expedientes de propietarios particulares y 18 de ayuntamientos. Las subvenciones concedidas se utilizarán básicamente para el apoyo a la regeneración de las dehesas extremeñas mediante densificaciones con plantones protegidos con jaulas o con protecciones al regenerado ya existente, según ha informado el Gobierno de Extremadura en nota de prensa. También se conceden ayudas para tratamientos de mejora de la vegetación, podas y apostados, mejoras de pastos, cerramientos para el aislamiento de zonas con la enfermedad de la seca o ampliación de charcas para la lucha contra incendios. En este sentido, con los expedientes aprobados se acometerá la regeneración de más de 51.000 hectáreas, con la plantación de 490.000 plantas de encinas, alcornoques o robles, y la protección de otras 115.000 matas. Además, se actuará en la poda de formación de 2.500 hectáreas de forestaciones de tierras agrarias y se podarán o apostarán entorno a 150.000 encinas o alcornoques. Complementariamente se ampliarán algunas charcas, se realizarán mejoras de pastizales en 600 hectáreas, y cerramientos para el control de la seca. Estas actuaciones podrán realizarse desde ahora hasta el final de 2015 y supondrán, además de “una mejora para las dehesas extremeñas”, una “importante fuente de trabajo en el medio rural”.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2213885/0/50-000-hectareas-dehesa-seran-regeneradas-entre-2014-2015-con-subvencion-22-5-millones-euros/#xtor=AD-15&xts=467263

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía del Gobierno de Extremadura ha resuelto ayudas por un total de 22,5 millones de euros para regenerar más de 50.000 hectáreas de dehesa entre 2014 y 2015, en base al Decreto 22/2013, de 5 de marzo. Asimismo, de los más de 2.300 titulares de dehesas que las solicitaron, se han concedido las ayudas, a través de la Dirección General de Medio Ambiente, a 532 expedientes de propietarios particulares y 18 de ayuntamientos. Las subvenciones concedidas se utilizarán básicamente para el apoyo a la regeneración de las dehesas extremeñas mediante densificaciones con plantones protegidos con jaulas o con protecciones al regenerado ya existente, según ha informado el Gobierno de Extremadura en nota de prensa. También se conceden ayudas para tratamientos de mejora de la vegetación, podas y apostados, mejoras de pastos, cerramientos para el aislamiento de zonas con la enfermedad de la seca o ampliación de charcas para la lucha contra incendios. En este sentido, con los expedientes aprobados se acometerá la regeneración de más de 51.000 hectáreas, con la plantación de 490.000 plantas de encinas, alcornoques o robles, y la protección de otras 115.000 matas. Además, se actuará en la poda de formación de 2.500 hectáreas de forestaciones de tierras agrarias y se podarán o apostarán entorno a 150.000 encinas o alcornoques. Complementariamente se ampliarán algunas charcas, se realizarán mejoras de pastizales en 600 hectáreas, y cerramientos para el control de la seca. Estas actuaciones podrán realizarse desde ahora hasta el final de 2015 y supondrán, además de “una mejora para las dehesas extremeñas”, una “importante fuente de trabajo en el medio rural”.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2213885/0/50-000-hectareas-dehesa-seran-regeneradas-entre-2014-2015-con-subvencion-22-5-millones-euros/#xtor=AD-15&xts=467263

Puede encontrar la noticia en:

http://www.20minutos.es/noticia/2213885/0/50-000-hectareas-dehesa-seran-regeneradas-entre-2014-2015-con-subvencion-22-5-millones-euros/

2,5 millones en ayudas para regenerar más de 50.000 hectáreas de dehesa

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, a través de la Dirección General de Medio Ambiente, ha resuelto ayudas por un total de 22,5 millones de euros para regenerar más de 50.000 hectáreas de dehesa entre 2014 y 2015, en base al Decreto 22/2013, de 5 de marzo. De los más de 2.300 titulares de dehesas que las solicitaron, se ha concedido las ayudas a 532 expedientes de propietarios particulares y 18 de ayuntamientos.

Las subvenciones concedidas se utilizarán básicamente para el apoyo a la regeneración de las dehesas extremeñas mediante densificaciones con plantones protegidos con jaulas o con protecciones al regenerado ya existente, también se conceden ayudas para tratamientos de mejora de la vegetación, podas y apostados, mejoras de pastos, cerramientos para el aislamiento de zonas con la enfermedad de la “seca” o ampliación de charcas para la lucha contra incendios.

Con los expedientes aprobados se acometerá la regeneración de más de 51.000 hectáreas con la plantación de más de 490.000 plantas de encinas, alcornoques o robles y la protección de otras 115.000 matas.

Además, se actuará en la poda de formación de 2.500 hectáreas de forestaciones de tierras agrarias y se podarán o apostarán entorno a 150.000 encinas o alcornoques. Complementariamente se ampliarán algunas charcas y se realizarán mejoras de pastizales en 600 hectáreas, y se realizarán cerramientos para el control de la “seca”.

Estas actuaciones podrán realizarse desde ahora hasta el final de 2015 y supondrán además de una mejora para las dehesas extremeñas una importante fuente de trabajo en el medio rural.

Puede encontrar la noticia en:

http://extremadura7dias.com/lector.php?id_articulo=10605

canal rss de noticias sobre la dehesa

Todas las noticias de actualidad sobre la dehesa reunidas en muestro canal rss.

Subscribete a nuestro canal de noticias rss:

http://www.dehesasibericas.es/feed/

o

http://feeds.feedburner.com/dehesasibericas

Hectáreas de dehesa desaparecen al año en Andalucía

Andalucía pierde cada año unas 1.500 hectáreas de dehesa, ecosistema único en la península compuesto por encinas y alcornoques, como consecuencia de enfermedades como la seca, según datos de Encinal, foro para la defensa y conservación de la dehesa.
Ante esta realidad, el foro, integrado por más de medio centenar de organizaciones de España y Portugal e impulsor de la Ley de la Dehesa aprobada en el 2010 por el Gobierno andaluz, no entiende “el estado de indolencia” en el que se encuentra la Junta de Andalucía frente a este asunto.
En un comunicado, el presidente de Encinal, José Luis García-Palacios, ha indicado que esta pérdida “va aumentando las hectáreas de terreno que van pasando de constituir ricos ecosistemas y fértiles zonas de producción agroganadera a terrenos prácticamente baldíos”.
En su opinión, se trata de “una tragedia muy similar a la de los incendios forestales, aunque la tortura sea más lenta y quizás por eso la respuesta de las administraciones también sea mucho menos interesada, ágil y efectiva”.
“Exigimos a la Junta de Andalucía que salga de su estado de indolencia y actúe de una vez por todas como se espera de una administración que tenga un mínimo de responsabilidad al respecto”, ha indicado.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.ideal.es/agencias/20140224/mas-actualidad/andalucia/hectareas-dehesa-desaparecen-andalucia-segun_201402241645.html

Un nutrido grupo de fotógrafos saca tajada a imágenes de la dehesa

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/provinciabadajoz/nutrido-grupo-fotografos-saca-tajada-imagenes-dehesa_788399.html

La ganadería ecológica extremeña

La ganadería que se practica en las dehesas extremeñas, extensiva y ligada a la tierra, es relativamente sencilla de convertir a ecológica y resulta rentable económicamente.

Puede encontrar la noticia en:

http://www.ecoticias.com/alimentos/87936/noticia-medio-ambiente-ganaderia-ecologica-extremena

La dehesa española, paraíso de los animales de bellota

Las dehesas españolas de Extremadura y Andalucía son las mejores productoras de bellota para los tres tipos de mamíferos que más se benefician de su consumo: los cerdos ibéricos, las ardillas y…, el ser humano.

Leer en:

http://www.efeverde.com/blog/noticias/la-dehesa-espanola-paraiso-de-los-animales-de-bellota/




Archivos

Translate »