Home » Posts tagged 'seca'

Tag Archives: seca

Asaja advierte de la pérdida de casi 40.000 hectáreas de dehesa desde los años 50 por la seca del encinar

El presidente de Asaja en Huelva, José Luis García-Palacios, ha lamentado que desde finales de los años 50 se han perdido en la provincia unas 40.000 hectáreas de dehesa, más de 600 al año, a causa de la seca del encinar, un fenómeno que afecta a la práctica totalidad de la dehesa en Andalucía, ya sea en mayor o menor medida, y que es “el mayor problema medioambiental de la provincia”, que cuenta con unas 240.000 hectáreas, por lo que ha pedido a las administraciones que emprendan líneas de ayuda para paliarlo

En una entrevista concedida a Europa Press, ha señalado que en la actualidad, lo único que existe para combatirla es un plan director que “salió seis años después de la Ley de la Dehesa de Andalucía”, por lo que ha lamentado que las administraciones ni siquiera se hayan acogido a las ayudas forestales para este problema.

Así, desde el Foro de Encinal, impulsado por Asaja, se desarrolló la primera ley que reconoce la dehesa como ecosistema y se ha estado “investigando mucho”, desde 1997 cuando se firmó el primer convenio con las universidades de Córdoba y Huelva. El presidente de Asaja en Huelva también ha remarcado que desde 2007 y tras esas investigaciones se han puesto sobre la mesa “alternativas” que sobre todo están poniendo en marcha los propietarios de fincas con dehesa, y que “deberían llevar un respaldo económico de la administración”; sin embargo, “lamentablemente todas las reivindicaciones de Asaja en este sentido han caído en saco roto”.

Por ello, desde Asaja reclaman una mayor implicación de los gobiernos de España y Andalucía ante el que considera el problema medioambiental “más grave” de Andalucía y por ende de la provincia, donde desde 2005 se han cortado legalmente entre encinas y alcornoques más de 457.000 ejemplares.

Desde la entidad agrícola señalan que luchar contra la seca requiere un cambio de concepto y una gestión “más acorde y razonable” que promueva la recuperación de la biodiversidad. Además, se debe implantar el uso de “abonos más adecuados para reducir el PH y acidificación del suelo”, que es uno de los principales factores para la aparición del hongo que provoca la muerte súbita de la encina.

Del mismo modo, entre las medidas a implantar que se han señalado en las investigaciones, también destaca la reducción de la población de meloncillos y el control de poblaciones de algunos córvidos como el rabilargo y la urraca, que ayudan en “la fractura de la biodiversidad”.

García-Palacios ha señalado sin embargo que estos proyectos tienen resultados siempre a largo plazo y a las administraciones “no les termina de gustar este tipo de proyectos” porque tienen una visión más cortoplacista, por lo que finalmente no se implican en los mismos.

LAS AYUDAS

Sobre la cuantía de las ayudas que deberían dar las administraciones en este sentido, García-Palacios ha precisado que, lo que realmente le puede salir caro a las administraciones es que “desaparezcan miles de hectáreas de dehesa”, ya que no afectará solo al propietario sino que tendrá impactos sobre la industria cárnica, la ganadería, la caza, el turismo rural, e incluso sobre el entorno medioambiental de las ciudades. Por ello, García-Palacios ha estimado que cualquier ayuda en este sentido será “muy rentable”, y que “todo lo que sea recuperar la naturaleza beneficia de forma generalizada a la sociedad”. En este sentido, el presidente de Asaja ha señalado que “ni siquiera ha habido un planteamiento para aprovechar ayudas europeas en este sentido”. Desde Asaja señalan que ya se han reunido en numerosas ocasiones con las administraciones y que éstas “conocen el problema perfectamente”, por lo que hace falta es un “compromiso firme y sacar líneas de ayuda concretas”.

ACTIVIDADES REALIZADAS

Entre las actividades que ya se han desarrollado destacan algunas como las 5.000 cajas nido que se han puesto en todo el suroeste de la península, incluido Portugal y que se ha demostrado que tiene un efecto “vigorizante” sobre el árbol lo que les permite defenderse de loa patógenos que le atacan. García-Palacios ha concluido que “existen herramientas para luchar contra la seca”, por lo que “hay que extender esa información y llevar a cabo un reconocimiento de líneas específicas para que los titulares de las fincas las puedan llevar a cabo”.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2928110/0/asaja-advierte-perdida-casi-40-000-hectareas-dehesa-desde-anos-50-por-seca-encinar/#xtor=AD-15&xts=467263

SALVAR LA DEHESA

José Sánchez Sánchez es el nuevo director del Instituto de Investigación Hispanoluso de Investigaciones Agrarias (CIALE) de la Universidad de Salamanca. Aunque acaba de tomar el mando, tiene muy claro que el gran objetivo de este centro debe ser aunar los esfuerzos de los grupos de investigación que lo integran y que el principal proyecto en el que pueden trabajar juntos es la salvación de la dehesa, un ecosistema característico del Oeste de la península ibérica que corre peligro de desaparecer y con él, buena parte de la actividad económica del campo.

La patología conocida como “la seca”, que afecta a las encinas, la sobreexplotación ganadera, el cambio climático, la falta regeneración, la pérdida de biodiversidad, así como los cambios en los usos del suelo y su degradación son factores interrelacionados que explican el declive de un ecosistema imprescindible, por ejemplo, para la cría del cerdo ibérico y otras actividades ganaderas. “Tenemos que intentar conservar nuestras dehesas, pero no es nada fácil”, afirma el director del CIALE en una entrevista concedida a DiCYT, “se nos están muriendo”.

Quien mejor puede estudiar la situación para intentar cambiarla son los científicos del CIALE, un centro que acaba de ser reconocido como instituto de investigación y que cuenta con expertos punteros en especialidades como la genética de plantas y hongos, la fitopatología o los recursos hídricos, entre otras. Por ejemplo, estudiar los microorganismos es esencial para el medio agrícola, explica José Sánchez, “no sólo porque algunos son fitopatógenos” y por lo tanto representan una amenaza, sino también por las micorrizas, simbiosis entre hongos y raíces de las plantas, o las bacterias del género Rhizobium, que también benefician a los cultivos.

Asimismo, un grupo del CIALE estudia la fisiología vegetal trabajando con la planta modelo Arabidopsis thaliana y “sus resultados son comparables con los de cualquier otro laboratorio del mundo, porque estudian los mismos genes y las mismas características”. Otra investigación llamativa es la de José Martínez en el área de hidrología, que entre otros asuntos, investiga las condiciones de humedad del suelo para ayudar a calibrar satélites que tratan de medir este tipo de parámetros a distancia.

El grupo liderado por el propio José Sánchez se centra en “la botánica de la conservación”, con proyectos relacionados con el polen en diversas vertientes. En este sentido, destaca el banco de germoplasma que se ubica en las instalaciones del centro con el objetivo de preservar la biodiversidad, especialmente, pensando en especies amenazadas.

 

Aportaciones de los grupos del CIALE

Por todo ello, la colaboración de todos los grupos de investigación del CIALE puede ser importante para abordar el problema de la dehesa a través del estudio de diversas cuestiones: “la variabilidad genética de los árboles, los fitopatógenos o las micorrizas que ayudan a la encina a vivir más tiempo”, apunta el experto. Muchas de estas cuestiones se han tratado en las jornadas ‘La dehesa y los montados: perspectivas transfronterizas’, celebradas en Salamanca a comienzos de esta semana con una perspectiva internacional que ha incluido tanto a las dehesas españolas como a su equivalente en Portugal, los montados. Los grupos de investigación del CIALE han tenido un protagonismo especial y han expuesto sus principales aportaciones.

“Casi todos nuestros grupos de investigación tienen proyectos europeos”, recuerda, y “están publicando en las mejores revistas científicas, pero tienen poca relación entre ellos”. De hecho, “en la evaluación como instituto nos dijeron que podíamos mejorar en la colaboración entre los grupos”, señala el director, así que este interés como centro de investigación se podría plasmar en un proyecto importante para la sociedad como sería trabajar juntos por la dehesa, idea que ya tuvo un precedente aunque finalmente no salió adelante.

“Se necesitaría muchísimo dinero para poner en marcha algunos proyectos que sobre todo tienen que servir para fijar población en el medio rural”, señala José Sánchez. La razón es que un ecosistema como la dehesa, en el que conviven la agricultura, la silvicultura y la ganadería, sólo se puede mantener con la mano de obra del ser humano sin que esto signifique una sobreexplotación de los recursos, que también acaba con el modelo. Por eso, y ante la ausencia de fondos regionales o nacionales, los investigadores piensan en el próximo programa Horizonte 2020 de la Unión Europea.

 

Cartografiar la seca, primer paso

En cualquier caso, los investigadores del CIALE ya están trabajando en este problema. Lo más urgente es conocer la dimensión del principal problema, la seca de la encina, y para ello el instituto y la Diputación de Salamanca han puesto en marcha un convenio para elaborar un mapa que muestre las zonas afectadas. “El primer paso es cartografiar, saber qué tenemos y de dónde partimos”, comenta el director. Los científicos están estableciendo los criterios que les permitirán distinguir entre cinco niveles, desde las zonas no afectadas a las que ya no se pueden recuperar.

 

Puede encontrar la noticia en:

http://www.anvepi.com/index.php?volver=1&menu=5&categoria=14&codigo=464

Piden más implicación de sector tras últimos avances sobre “seca” alcornoques

El Cluster del Corcho de Extremadura-Asecor, ha pedido “una mayor implicación” de todos los actores implicados en el sector para luchar contra “la seca” de los alcornoques después de conocerse nuevos estudios sobre esta enfermedad.

El presidente del Cluster del Corcho de Extremadura-Asecor, Vicente Rodríguez, ha pedido así un mayor esfuerzo, tanto de las organizaciones agrarias y forestales como de los propios propietarios, sin olvidar a la Administración autonómica.

Como ha explicado a Efe, entre los últimos informes el más destacado es el realizado por expertos valencianos, que ha avanzado que la “seca” estaría provocada por fitoesporas.

Además, este estudio avanza que la enfermedad es proclive a extenderse durante la labranza, pues estas fitoesporas se instalan en raíces de especies vegetales y, por tanto, hay que tener un mayor control durante ese proceso.

Vicente Rodríguez cree que la labor de las organizaciones agrarias es fundamental para hacer ver a los propietarios, a través de acciones, que deben estar implicados en el control de los alcornoques y, en general, de la dehesa.

En su opinión, “la pelota está ahora en el tejado de las organizaciones agrarias y forestales, que, entre otras acciones, también deben pedir más medios para el apoyo de la dehesa, todo reconociendo la gran labor que están realizando”.

Por otro lado, ahora que las administraciones estatal y autonómica tienen “conocimiento de informes importantes” sobre “la seca”, estas ideas deben trasladarse a los profesionales, que “también debe estar implicados”.

Vicente Rodríguez ha comentado que estos trabajos se han puesto ya en conocimiento del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex), y, por esto, ha pedido que estas ideas se lleven, a través de aplicaciones, al campo extremeño.

También ha solicitado la implicación de los propietarios y responsables del sector, que deben buscar el asesoramiento en estas cuestiones y acercarse a los estamentos autonómicos para conocer “la seca” y otras plagas.

“Se debe salvaguardar la dehesa y está claro que hay posibilidades de mejora forestal en el momento que haya una mayor implicación por su cuidado”, ha indicado el máximo responsable de Asecor.

En su opinión, “la unión hace la fuerza”, como se demuestra en Portugal, donde el Gobierno ha dedicado siete millones de euros para promover el corcho luso, una iniciativa que “a buen seguro, ha partido de los empresarios del sector”.

Puede encontrar la noticia en:

http://www.finanzas.com/noticias/empresas/20140321/piden-implicacion-sector-tras-2633174.html

 

‘Encinal’ reclama la aplicación urgente de la Ley de la Dehesa para frenar el mal de la seca

La Seca de la Encina, como se conoce popularmente a la afección que padecen las dehesas de la península ibérica, sigue avanzando a un ritmo vertiginoso que se incrementa de forma significativa tras los meses de verano. ‘Encinal’, organización integrada por más de medio centenar de entidades españolas y portuguesas que desde el año 2007 trabaja por el reconocimiento y la salvaguarda de los ecosistemas de Dehesa peninsulares, ha podido “constatar un año más cómo a pesar de los permanentes esfuerzos de sus miembros y de los titulares de las zonas de Dehesa, cada día se pierden miles de encinas y alcornoques, aumentando las hectáreas de terreno que van pasando de constituir ricos ecosistemas y fértiles zonas de producción agroganadera a terrenos prácticamente baldíos que, con suerte, tardarán generaciones en recuperarse”.

encina afectada por la seca
encina afectada por la seca

Puede encontrar la noticia en:

http://www.diariodehuelva.es/index.php/provincia/sierra/item/1530-%E2%80%98encinal%E2%80%99-reclama-la-aplicaci%C3%B3n-urgente-de-la-ley-de-la-dehesa-para-frenar-el-mal-de-la-seca#.UwpIDY5QCb4

Encinal alerta del avance de la seca y el lamentable estado de las dehesas

La Seca de la Encina, como se conoce popularmente a la afección que padecen las dehesas de la Península Ibérica, sigue avanzando a un ritmo vertiginoso que se incrementa de forma significativa tras los meses de verano.

encina seca

Encinal, Foro para la Defensa y Conservación de la Dehesa, organización integrada por más de medio centenar de entidades españolas y portuguesas que desde el año 2007 trabaja por el reconocimiento y la salvaguarda de los ecosistemas de Dehesa peninsulares, ha podido constatar un año más cómo a pesar de los permanentes esfuerzos de sus miembros y de los titulares de las zonas de Dehesa, cada día se pierden miles de encinas y alcornoques, aumentando las hectáreas de terreno que van pasando de constituir ricos ecosistemas y fértiles zonas de producción agroganadera a terrenos prácticamente baldíos que, con suerte, tardarán generaciones en recuperarse. Para José Luis García-Palacios, presidente de Encinal, se trata de “una tragedia muy similar a la de los incendios forestales, aunque la tortura sea más lenta y quizás por eso, la respuesta de las administraciones también sea mucho menos interesada, ágil y efectiva”.

Puede encontrar la noticia en:

http://huelvaya.es/2014/02/22/encinal-alerta-del-avance-de-la-seca-y-el-lamentable-estado-de-las-dehesas/




Archivos

Translate »